La tradición mexicana se fortalece con el 'Jaripeo Sin Fronteras' de la Dinastía Aguilar

Con la tradición a cuestas de la Dinastía Aguilar, Pepe logró la noche del sábado un espectáculo espectacular y lleno de charreadas, canciones, forcados y sobre todo, un gran ambiente que resultó ser la delicia de los presentes en la famosa arena del Staples Center de Los Ángeles.

El público pudo disfrutar además de las presentaciones los hijos de Pepe, los talentosos Leonardo y Ángela Aguilar, además de Christian Nodal, la belleza de 15 caballos educados a la alta escuela, vaqueros americanos, payasos recortadores de toros, la comedia animal con el mono cowboy "Whiplash" y un espectáculo de tecnología y pirotecnia que el mismo Pepe ha bautizado como "Jaripeo 2.0".

El espectáculo musical lo abrió Leonardo a caballo y luego hizo lo propio sobre la arena al ritmo de su guitarra.

Por su parte, Ángela, la joven de 14 años, a quién la vimos compartir el escenario de los Latin American Music Awards el año pasado con su padre, llegó al centro del recinto sobre una carroza jalada por un caballo, cantó en el centro de la arena y luego deleitó a los presentes con su pegajosa voz sobre el escenario.

Con mucha presencia, realizó su discurso de presentación en español e inglés mostrando la unión de ambas culturas y además exclamó "estoy orgullosa de ser mexico-americana", arrancando con ese grito los aplausos y ovaciones de la fanaticada.

Pepe comenzó su presentación entonando 100% Mexicano, tema con el que generó grandes ovaciones de los presentes desde el inicio del espectáculo. Para Pepe, la carrera de su padre ha sido una gran fuente de inspiración. Antonio Aguilar lo arriesgó todo para dignificar la música mexicana en otros países que no eran el suyo.

Pepe, quien es campeón nacional de charrería, además de haber sido cinco veces campeón estatal, deslumbró al público con su dominio del caballo. Cantó éxitos como "Recuérdame Bonito" y "Directo Al Corazón" y un medley de "La Chancla", "El Chivo" y "Puño de Tierra" con sus hijos Ángela y Leonardo, este último nominado en dos ocasiones al Grammy y reconocido montador de caballos. 

Por su parte, Christian Nodal, quien hoy está muy pegado en la radio y se consolida como un ídolo de esta generación de músicos que une mariachi y norteño, arrancó ovaciones con su éxito "Adiós Amor" que se llevó el premio a "Canción Favorita" en los Latin American Music Awards y alcanzó el número uno en la lista Regional Mexican Songs de Billboard. 

La fiesta que se extendió por cuatro horas, contó con el apoyo de los miles de asistentes que abarrotaron el famoso escenario de los grandes conciertos y los más importantes eventos de la industria del espectáculo y los deportes. 

Gerardo Alatriste
Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°