Anuncio

Justina Machado desafía estereotipos y defiende a la comunidad latina actuando al lado de Rita Moreno

La actriz de ascendencia boricua Justina Machado es la protagonista de "One Day at a Time", cuya segunda temporada se puede encontrar ya en Netflix.

La actriz de ascendencia boricua Justina Machado es la protagonista de “One Day at a Time”, cuya segunda temporada se puede encontrar ya en Netflix.

(Cortesía Benjo Arwas)

En “One Day at a Time”, la serie cómica que se sigue transmitiendo por Netflix en su segunda temporada, Justina Machado interpreta a Penélope Álvarez, una descendiente de cubanos que vive en Los Ángeles al lado de sus dos hijos adolescentes, Elena y Alex (encarnados por Isabella Gómez y Marcel Ruiz), así como de su madre Lydia (Rita Moreno).

Casi todos los diálogos del show se encuentran en inglés, pero la temática es profundamente latina, como lo reconoció Machado durante una entrevista con HOY Los Ángeles que la encontró hablando mayormente en nuestra lengua, que no domina del todo por una razón muy simple: pese a que sus dos padres eran puertorriqueños, ella nació y se crio en Chicago.

“Mi mamá llegó a esa ciudad cuando tenía 3 años y yo viví con ella y con mi abuela, por lo que siempre digo que mi primer idioma fue el ‘spanglish’”, nos dijo la actriz. “No me crie con mi padre, que falleció hace como veinte años; y mi mamá se volvió a casar cuando yo tenía 13”.

Al igual que lo que pasó con la autora de sus días durante mucho tiempo, el personaje de Machado en “One Day at a Time” es una madre soltera y exenfermera del Ejército que en la primera temporada de la serie tenía que lidiar con el Trastorno de Estrés Postraumático y con la ‘salida del closet’ de su combativa hija, y que en los nuevos capítulos se enfrenta a situaciones mayormente vinculadas a temas como la inmigración y las costumbres latinas, lo que llama la atención en vista de que estamos ante el ‘remake’ de una serie de los ’70 cuyo reparto era completamente anglosajón.

“La protagonista del show original tenía dos hijas y no vivía con su mamá, pero creo que hemos mantenido una gran parte de su esencia, porque esta sigue siendo una historia de familia, de amor y de las cosas que están pasando alrededor”, retomó Machado. “Se mantiene en la línea de Norman Lear [el productor de la original], que le dio siempre toques políticos a sus trabajos”.

Al inicio de la nueva temporada, Alex muestra vergüenza por la conducta ruidosa de sus familiares durante los juegos deportivos de la escuela y termina por confesar que algunos compañeros lo insultan al confundirlo con mexicano, mientras que Elena critica abiertamente al presidente del país, en evidente alusión a Donald Trump.

¿Cómo se lleva Machado con el residente principal de la Casa Blanca? “No muy bien, y eso no es un secreto para nadie, aunque no estoy hablando en nombre del show”, precisó la actriz. “Podría decir muchas cosas al respecto, pero no quiero ser grosera”.

La serie muestra también que no todos los latinos tenemos la piel del mismo color, incluso cuando pertenecemos a una misma familia. “Yo vivo en Los Ángeles desde hace veinte años, y recuerdo que en ese momento la boricua más popular era Rosie Pérez, a quien quiero mucho”, recordó la intérprete. “Aunque teníamos el mismo origen, la gente me decía que yo no podía ser puertorriqueña, porque no me parecía a ella. Lo interesante es que mi mamá es muy blanca y mi papá era completamente negro”.

Los encantos de “One Day at a Time” se ven considerablemente incrementados por la presencia de la legendaria estrella boricua Rita Moreno, que a sus 86 años de edad, se muestra en excelente estado físico y anímico al interpretar a una abuela inmigrante que intenta ser un modelo para sus nietos, aunque pertenece a una generación con formas de pensar muy distintas a las actuales.

Justina Machado (abajo-i), en el personaje de Penólope Álvarez; Marcel Ruiz, como Alex Alvarez (2d); Isabella Gómez, como Elena Álvarez (i); y Rita Moreno, como Lydia Riera (d), mientras actúan en un capítulo de "One Day at a Time".

Justina Machado (abajo-i), en el personaje de Penólope Álvarez; Marcel Ruiz, como Alex Alvarez (2d); Isabella Gómez, como Elena Álvarez (i); y Rita Moreno, como Lydia Riera (d), mientras actúan en un capítulo de “One Day at a Time”.

(Adam Rose / EFE)

“Ella es sumamente divertida; es un orgullo para mí trabajar a su lado, y nos hemos hecho muy amigas”, dijo Machado. “Me encanta la relación que tiene su personaje con el mío. Rita es increíble; siempre está cantando y tiene mucha vitalidad”.

Nuestra entrevistada considera que, a pesar de la relativa apertura que se viene dando en la pantalla chica para la participación latina en comparación a lo que ocurre en el mundo del cine, todavía falta mucho camino por recorrer. “Hay que cambiar, y esos cambios dependen de los estudios, de los productores y hasta de los directores de casting”, detalló. “Muchos piensan que la diversidad se limita a lo blanco y lo negro, pero existen muchos matices en el medio”.

Cuando le mencionamos que los tres mexicanos que han ganado el codiciado Oscar al Mejor Director en los últimos cuatro años (incluyendo a Guillermo del Toro) lo han logrado a través de películas en las que no aparece ningún latino, Machado comentó que ellos tienen también algún tipo de responsabilidad en lo que respecta a la inclusión, aunque no conoce las discusiones que se produjeron detrás de cámaras con el fin de llevar a cabo sus respectivos proyectos.


Anuncio