Anuncio
Share

Tom Cruise no decepciona en ‘Mission: Impossible- Rogue Nation’

Tom Cruise interpreta nuevamente a Ethan Hunt en la quinta entrega de la espectacular saga de acción.

Tom Cruise interpreta nuevamente a Ethan Hunt en la quinta entrega de la espectacular saga de acción.

(Cortesía Paramount)

Desde el inicio mismo de la película, el astro deja en claro que no se encuentra listo para el retiro, porque aparece trepado en un avión en movimiento, gracias a una espectacular y arriesgada escena que, como sabemos ahora, se hizo prácticamente sin la ayuda de dobles.

Estamos hablando, por supuesto, de lo que pasa en “Mission: Impossible- Rogue Nation” con Tom Cruise, una superestrella de Hollywood que, a sus 53 años de edad, parece empeñado en demostrar no sólo que luce todavía lo suficientemente bien como para mantenerse en el papel de Ethan Hunt -líder de un equipo de espías secretos-, sino que es también capaz de interpretarlo por cuenta propia.

Este es uno de los atractivos principales de la quinta entrega de una saga cinematográfica que, a estas alturas, se encuentra completamente ligada a la presencia del actor, a diferencia de lo que ha venido ocurriendo con la del agente 007, que ha sido mucho más prolongada, sí, pero también mucho más inclinada a cambiar de intérprete.

Y si mencionamos a James Bond es porque no cabe duda de que las aventuras de Hunt han alcanzado el suficiente vuelo como para ser comparadas con las del agente británico, pese a que, en su caso, no tenían como antecedente un origen literario, sino una vieja serie de televisión mucho más centrada en la intriga que en la acción.

Lo que sí ha cambiado permanentemente en la serie es el puesto de director, ya que cada una de las cintas ha tenido a un realizador distinto, algo que ha afectado sin duda su consistencia visual pero no su nivel de espectacularidad, ya que todas ellas son ejemplos perfectos de lo que puede lograr Hollywood cuando los elevados presupuestos son colocados en manos competentes.

En todo caso, el encargado principal de “Rogue Nation”, Christopher McQuarrie, es el menos conocido de todos lo que se han ocupado de la saga, aunque venía de hacer “Jack Reacher”, un filme con el mismo Cruise que no tuvo demasiada repercusión; y si bien su puesta en escena no resulta impresionante ni demasiado distintiva (sentimos que la faltaron planos más largos), se muestra completamente eficiente para el desarrollo de unas escenas de percusión tan trepidantes como convincentes.

El peor pecado de McQuarrie es la excesiva duración de una película que se extiende por 2 horas y 10 minutos y que pudo haber sido mucho más corta, sobre todo porque su guión (escrito por el mismo McQuarrie, quien ganó el Oscar por el texto de la excelente “The Usual Suspects”) pierde en cierto momento la brújula y extiende los trámites de manera innecesaria.

Claro que esto no le quita méritos a un trabajo que entretiene casi todo el tiempo, que fue aplaudido por la audiencia durante la función especial a la que asistimos y que encuentra a Hunt en una búsqueda desesperada por demostrar la existencia de la asociación criminal El Sindicato mientras que su equipo ha sido proscrito por el gobierno estadounidense.

En esa ruta, que incluye la citada proeza sobre un avión en pleno vuelo, un combate cuerpo a cuerpo en los andamiajes de la Ópera de Viena y una cacería de motocicletas por las calles de Marruecos, Hunt es acompañado por su fiel amigo Benji (Simon Pegg, nuevamente como recurso cómico) y por un grato añadido: el de la letal pero seductora Isla Faust (interpretada por la guapísima sueca Rebecca Ferguson).

MISSION: IMPOSSIBLE- ROGUE NATION

Estreno: Hoy

Director: Christopher McQuarrie

Reparto: Tom Cruise, Rebecca Ferguson, Simon Pegg


Anuncio