Anuncio
Share

Las estrellas de la nueva cinta de Almodóvar cuentan todo sobre ‘Julieta’

De izq. a der., Rossy de Palma y Adriana Ugarte, quienes participan en "Julieta", el nuevo drama dirigido por el reconocido realizador español Pedro Almodovar.

De izq. a der., Rossy de Palma y Adriana Ugarte, quienes participan en “Julieta”, el nuevo drama dirigido por el reconocido realizador español Pedro Almodovar.

(Cortesía Sony Classics)

La nueva película de Pedro Almodóvar, “Julieta”, cuenta la historia de una mujer que, luego de atravesar varias situaciones especialmente complicadas, se separa de su hija y decide rehacer su vida, hasta que un inesperado reencuentro la lleva a replantear las cosas y tratar de recuperar el tiempo perdido.

Para lograr estos fines, el aclamado director español decidió darle el papel protagónico a dos actrices; la primera de ellas es la joven Adriana Ugarte, quien se pone en la piel de esta mujer desde los 24 hasta los 40 años, durante la etapa en la que ella inicia una relación sentimental con un hombre que es atendido por una estricta sirvienta, Marian, cuya interpretación cae en manos de la experimentada Rossy de Palma, quien ha participado en siete películas del mismo maestro del cine.

La promoción local de “Julieta”, que se estrena mañana en nuestra ciudad, incluyó la visita a L.A. de Ugarte y De Palma, quienes se sentaron ante la mesa de un hotel de Beverly Hills para hablar con HOY. “Hace mucho que no estaba en una cinta de Pedro, pero hemos hecho tantas cosas juntos que siento que siempre he estado a su lado”, fue lo primero que nos dijo la segunda. “Nunca ha habido reproches ni distanciamientos entre nosotros, porque él ha tenido que hacer lo que ha tenido que hacer y yo trabajé durante varios años en Francia y en Italia”.

Por supuesto, De Palma no tuvo que hacer una audición, a diferencia de Ugarte, que se sometió a tres. “Me enteré de quién era el director después de pasar por todas, y la verdad es que al leer el guión me resultaba difícil adivinar, porque esta es una película distinta de Pedro, con un tono más sutil”, explicó la muchacha. “Cuando me lo dijeron, me sentí absolutamente sobrepasada pero feliz; y al momento de conocerlo, me la pasé controlando los nervios y tratando de hacerme la dura para que no pensara que soy una niña”.

×

A pesar de su reputación legendaria, Almodóvar no ha dado siempre en el blanco, y hay películas suyas que no han convencido a los críticos, como fue el caso de la anterior, “Los amantes pasajeros” (2013), por lo que era interesante saber lo que pensaban nuestras entrevistadas sobre la posibilidad que se les dio para estar en un proyecto ‘de los buenos’.

“Nadie es dueño de su propia evolución; como artistas, tratamos a veces de hacer algo como lo que hicimos en el pasado y no lo conseguimos, porque la vida te va cambiando y eso interfiere en lo que te sale”, retomó De Palma. “A mí personalmente me gustó mucho ‘Los amantes pasajeros’, porque me parece difícil hacer una película tan ligera y que tenga a la vez su propia crítica social”.

“Lo que pasa con Pedro a diferencia de otros directores que es su propio competidor”, prosiguió la actriz. “Claro, ‘Julieta’ me fascina y prefiero este Almodovar más profundo; todavía estamos descubriendo en la película cosas en las que no habíamos pensado, porque da para toda clase de reflexiones y tiene muchos niveles paralelos”.

Lo que está todavía más claro es que, en este filme, Almodóvar vuelve a centrar la mirada en personajes femeninos, tal y como lo ha hecho en trabajos del nivel de “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Todo sobre mi madre” y “Volver”; y aunque es bien sabido que él mismo es gay, Ugarte asegura que su eficacia para tratar a las figuras de este género procede de otro lado.

Pedro Almodovar durante el rodaje de "Julieta", mientras dirige una escena especialmente emotiva al lado de Adriana Ugarte.

Pedro Almodovar durante el rodaje de “Julieta”, mientras dirige una escena especialmente emotiva al lado de Adriana Ugarte.

(Cortesía Sony Pictures Classics)

“Tiene que ver con la sensibilidad que posee, unida a una inteligencia muy fuerte y a su curiosidad”, dijo ella. “Pedro es un gran observador, y eso es lo que más me sedujo cuando lo conocí, porque noté el modo en que observaba a todos los que lo rodeaban, sin importar si se trataba de un bebé o de una adolescente; no para de beberse la realidad”.

Las notas de producción de la cinta revelan que Almodóvar basó el personaje de Marian en el de la siniestra ama de llaves de “Rebecca”, una novela de misterio que fue llevada a la pantalla grande por Alfred Hitchcock; pero De Palma asegura que Almodovar no le recomendó revisar ningún material específico. “Entre nosotros hay mucha confianza, y él ya sabe lo que puede hacer conmigo, porque me abandono ante sus decisiones y no me ofendo si corrige algo que no le gusta”, precisó.

Por su lado, Ugarte comentó no haber recibido tampoco mayores indicaciones sobre su parte, a diferencia de Emma Suárez, quien hace de una Julieta mayor. “Al principio, Emma y yo pensábamos que íbamos a hacer lo que se suele hacer cuando tienes a dos actores interpretando al mismo personaje, es decir, reunirnos para hablar de este”, recordó; “pero después de hablar con Pedro, nos dimos cuenta de que él nos iba a dirigir por separado y de manera muy distinta, porque a mí me correspondían los momentos en los que Julieta va sufriendo los golpes de la vida y a Emma la etapa en la que lleva ya la resaca [cruda] de todo ese dolor”.

Como ella misma tuvo que encargarse de recibir todos estos embistes emocionales, que incluyen más de una pérdida irreparable, valía la pena preguntarle por el modo en que se enfrentó al reto de encarnar a una figura tan demandante. “Traté de hacerlo buscando la neutralidad en el sentido de estar abierta a las sorpresas y al impacto de la tragedia, sin anticipar nada”, explicó. “No podía exteriorizar esos sentimientos, porque Julieta es una persona que se come el dolor, y eso se va convirtiendo en una especie de cáncer que trasladará después a su hija”.

“Me costó, porque yo soy muy llorona; tiendo a emocionarme con la vida en general”, agregó la simpática intérprete. “De hecho, antes de cada día de filmación, Pedro nos decía: ‘Tenéis que venir lloradas’. Y eso es lo que hice”.


Anuncio