Anuncio
Share

Leo con G: la relación indestructible entre el astro de Hollywood y el cineasta mexicano

Alejandro González Inárritu (izq) y Leonardo DiCaprio en la sala de prensa de los BAFTA (Premios de la Academia Británica de Cine), durante uno de los muchos encuentros que han tenido en los últimos meses debido a los reconocimientos obtenidos por su película “The Revenant”.

Alejandro González Inárritu (izq) y Leonardo DiCaprio en la sala de prensa de los BAFTA (Premios de la Academia Británica de Cine), durante uno de los muchos encuentros que han tenido en los últimos meses debido a los reconocimientos obtenidos por su película “The Revenant”.

(ANDY RAIN / EFE)

Es cierto que el director que puso a Leonardo DiCaprio en el plano del auténtico respeto fue Martin Scorsese, una leyenda del cine que ha trabajo con él en cinco películas, desde “Gangs of New York” (2002) hasta “The Wolf of Wall Street” (2013). Sin embargo, en los últimos meses, el realizador que ha sido visto constantemente al lado del ídolo rubio de Hollywood no ha sido el citado icono neoyorquino, sino un mexicano de pelo alborotado.

Nos referimos a Alejandro G. Iñárritu, quien lo ha dirigido en una sola cinta, “The Revenant”, pero que, según todos los indicios, tendría que ser el primer cineasta de todos con los que ha trabajado (una lista que incluye a James Cameron, Steven Spielberg, Quentin Tarantino, Danny Boyle, Woody Allen, Ridley Scott y Christopher Noland) que le brinde finalmente a DiCaprio un Oscar como Mejor Actor que le ha sido esquivo por mucho tiempo, pese a haber sido nominado en seis ocasiones por la Academia (una de ellas como productor, eso sí).

Dudamos de que Leo esté ignorando a Scorsese, pero lo cierto es que, además de lo recién escrito, Iñárritu es ahora mismo “el hombre del momento”, ya que “The Revenant” no es únicamente la favorita en el rubro principal de interpretación masculina, sino que tiene en su haber 12 nominaciones, incluyendo la de Mejor Película, Mejor Dirección de Fotografía (para otro profesional mexicano, Emmanuel Lubezki) y, claro está, Mejor Dirección, rubro que fue ya ganado por el mismo Iñárritu el año pasado debido a “Birdman” y que podría ser nuevamente suyo el 28 de febrero, porque se encuentra una vez más entre los favoritos (aunque, a diferencia de Leo, no es “el” favorito).

Tampoco es que la vida se haya empeñado en separarlos y que ellos hayan insistido en mantenerse unidos, porque el actor y el director se han visto muchas veces las caras gracias a su presencia en eventos de premiación. El más reciente de ellos, al menos en lo que respecta a las ligas mayores, fue el de los BAFTA, equivalente británicos de los Oscar, que se llevó a cabo el 14 de febrero en Londres. Allí, “The Revenant” arrasó con todo al llevarse cinco estatuillas, incluyendo la de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor.

Antes de eso, nosotros mismos los vimos uno al lado del otro en la ceremonia de los Globos de Oro del 10 de enero -donde “The Revenant” triunfó en tres rubros-, así como en la del Gremio de Actores (SAG) del 30 de enero -donde compartieron incluso una mesa con Kate Winslet y el ‘vaporizador’ de Leo- ; y sabemos también que estuvieron juntos en el festejo de los Premios del Gremio de Directores (DGA) del 4 de febrero que, al igual que el del 2015, le dio su triunfo mayor a Iñárruti.

Leonardo DiCaprio en el papel de Hugh Glass, protagonista de “The Revenant”, la película que debería darle la próxima semana su primer Oscar luego de seis nominaciones.

Leonardo DiCaprio en el papel de Hugh Glass, protagonista de “The Revenant”, la película que debería darle la próxima semana su primer Oscar luego de seis nominaciones.

(AP)

Esto último fue probablemente una “vuelta de favor” de parte de Leo, porque la presencia de cada uno de ellos no era obligatoria en los eventos que no los incluían de modo alguno dentro de sus nominaciones.Además, el actor y el director han participado en innumerables conversatorios con analistas especializados en cine en ambas costas y en distintos ambientes (pongan sus nombres juntos en YouTube para que lo comprueben), lo que corresponde sin duda a la campaña promocional del filme, pero no era tampoco obligatorio.

Más allá de lo señalado, lo interesante es lo que se ha dicho en esos encuentros, sobre todo en el caso de DiCaprio, porque si bien Iñárritu, quien estaba al borde de las lágrimas en la ceremonia del DGA, terminó su discurso gritando: “Leo, I love you, carnal!”, han quedado más marcadas en nuestra mente las palabras de alabanza del intérprete por el realizador.

Durante los Globos de Oro, DiCapro fue particularmente generoso al emplear una buena parte de sus declaraciones en la sala de prensa para alabar a Iñárritu, calificándolo como “un gran amante del cine que, apenas tenía cinco minutos disponibles, corría con Emmanuel [Lubezki] a hacer tomas adicionales con detalles de la Naturaleza, porque los dos están realmente apasionados por lo que hacen, a diferencia de lo que ocurre con otra gente con la que uno trabaja”; y hasta llegó a compararlo con Stanley Kubrick, el legendario director de “The Shining” y “2001: A Space Oddyssey”.

Luego, en la ceremonia del SAG, el actor concluyó su discurso diciendo: “Esta película no hubiera sido posible sin el oficio [de Iñárritu], quien es dueño de una fiera autenticidad y es un auténtico genio creativo”, mientras el realizador sonreía con evidente satisfacción desde su butaca.

En este caso, no hubo mención alguna a G. en la sala de prensa, porque Leo tuvo un pauso raudo por ella, y lo aprovechó curiosamente para centrarse en el tema que se ha convertido en su obsesión durante los últimos tiempos: el calentamiento global, que tratará en un documental producido por él mismo (lo que quiere decir que, de paso, estaba haciendo campaña por una parte de su obra que resultará mucho más difícil de vender que sus trabajos de ficción).

Iñárritu, por su lado, también ha estado manejando su propia agenda, y esta no tiene nada que ver con la temática de sus recientes y premiadas obras cinematográficas, que se han desarrollado en un entorno estrictamente anglosajón y contemporáneo (“Birdman”) y en el Viejo Oeste también anglosajón, con la intervención de personajes nativos de los Estados Unidos (“The Revenant”): se trata de su apoyo a la causa de los inmigrantes latinos que se encuentran en este país y de su desacuerdo con quienes pretenden atacarlos, empezando por el pre candidato republicano Donald Trump, a quien mencionó con nombre y apellido durante la entrega de premios del DGA.


Anuncio