Anuncio
Share

The Posada es un evento que celebra las fiestas y colabora con el prójimo

La empresaria mexicoamericana María López es hija del fundador del Leonardo's, y ha tomado la posta para darle un nuevo aire al negocio familiar.

La empresaria mexicoamericana María López es hija del fundador del Leonardo’s, y ha tomado la posta para darle un nuevo aire al negocio familiar.

(Cortesía)

Pese a que nació y se crió en Los Ángeles, María López es hija de una pareja de Durango, y eso hizo que pasara muchas veces la Navidad en México, lo que le permitió observar de primera mano las procesiones en las iglesias que involucraban tanto la presencia de actores como la de burros reales.

“Visualmente, siempre me llamó muchísimo la atención el modo en que combinaban la gastronomía, la música, los colores y la fe”, nos dijo la joven dueña del popular local Candela Taco Bar & Lounge. “Eso me dio la idea de hacer algo semejante y de ayudar de paso a los demás, creando ‘The Posada’, un evento que se llevará a cabo por primera vez este sábado”.

De ese modo, desde las 8 hasta las 12 de la noche, quienes asistan al local ubicado en 831 S. La Brea Ave., Los Ángeles, CA 90036 y paguen la entrada respectiva (de $60) podrán consumir antojitos de temporada como buñuelos, tamales, pan dulce y bebidas como ponche y chocolate caliente, así como probar diferentes marcas de licor. Además, habrá un mariachi y un conjunto.

“Se tratará de una fiesta para celebrar nuestra cultura, unir a nuestra comunidad y a la vez ayudar a Amanecer Community Counseling Services, una fundación que me tiene como vicepresidenta de la Mesa Directiva desde hace tres años y que me ha sorprendido con la labor que hace a favor de la gente que sufre de trastornos mortales y que ha estado en relaciones abusivas”, retomó María. “El 25 por ciento de cada boleto va a servir para que las familias respaldadas por la institución reciban tarjetas que les permitan comprar algo que les sirva para las fiestas navideñas”.

Candela es una prolongación de Leonardo’s, el club nocturno dedicado a la música regional mexicana que fue fundado hace cerca de cuatro décadas por el papá de María, Armando, y su tío Leonardo, con el fin de satisfacer la demanda de una enorme audiencia de inmigrantes recientes que no encontraban en el Sur de California la música de su gusto en vivo.

Sin embargo, hace ocho años, nuestra entrevistada y su hermano Omar tomaron las riendas del negocio y rebautizaron el local como Candela, y aunque los fines de semana sigue manteniendo en las noches el estilo regional, los demás días se inclinan a otras vertientes, como ocurre con las celebradas veladas de tango de todos los martes.

A diferencia de sus tíos, que provinieron de un rancho y llegaron apenas a terminar el sexto grado, María se graduó de Cal State University Northridge en la carrera de Negocios Internacionales, y parecía destinada a viajar por el mundo mientras trabajaba para distintas empresas; pero, finalmente, la cercanía a su familia la llevó a mantener su rumbo en casa.

Y ese es un rumbo con el que esperar demostrarle a muchos que los prejuicios sobre los mexicanos radicados en este país son innecesarios. “Lo cierto es que aportamos muchas cosas a la cultura de los Estados Unidos”, dijo ella. “No me interesa quejarme, sino actuar. Escuché en algún lado que si quieres ver cambios, tienes que hacerlos tú mismo; por eso, hay que enfocarnos en lo positivo y representar nuestras tradiciones del mejor modo posible”.


Anuncio