Anuncio
Share
Espectáculos

Kate del Castillo no pudo evitar los temas polémicos durante la conferencia de prensa de su nueva obra

La popular y controvertida actriz mexicana Kate del Castillo no se encontraba hoy en la planta baja del Wiltern Theater de L.A. para brindar detalles sobre sus recientes experiencias personales, sino para referirse a su nuevo montaje teatral, “I’m OKate”.

Sin embargo, en vista de que los hechos de su pasado inmediato han despertado un enorme interés y de que estos mismos se incluyen de un modo u otro en la obra dirigida por Bruno Bichir, con fechas confirmadas en el teatro Warner de Fresno (10 de diciembre) y el Fox de Riverside (16 del mismo mes), era inevitable que los reporteros presentes quisieran indagar en el asunto.

Como se dijo al inicio de la conferencia de prensa que esta producción tiene muchos tintes de empoderamiento femenino, nos pareció natural preguntarle a Del Castillo (quien estuvo acompañada por Shaula Vega, quien compartirá con ella el escenario, y por Bichir) acerca de las revelaciones que ha hecho sobre sus relaciones íntimas con el actor estadounidense Sean Penn luego del arriesgado encuentro que ambos tuvieron con el narcotraficante Enrique “El Chapo” Guzmán.

“La obra habla de mis romances, pero no de Sean, porque [eso] ni siquiera vale la pena; yo ya dije lo que tenía que decir, y hasta ahí”, respondió la protagonista de “La Reina del Sur”. “Hablamos, eso sí, de un empoderamiento de la mujer que tiene que ver con todo lo que está sucediendo en el mundo debido a esta cloaca que se abrió [tras el caso de Harvey Weinstein]. No puedo dejar de hablar de las cosas que nos afectan a todos los seres humanos, y no solo a las mujeres”.

Cuando le recordamos que los abogados de Penn se comunicaron con Netflix porque el actor consideraba que el documental en tres partes “El día que conocí a El Chapo” podía poner en riesgo su vida debido a que insinuaba supuestamente que él había tenido que ver con la captura del narcotraficante, la intérprete nos dijo que en la serie “no se habla de nada que no se supiera antes. Hasta donde yo sé, el señor no ha demandado hasta ahora, porque no hay nada demandable”.

Agregó que no le preocupa la posibilidad de que Penn obstaculice su carrera en Hollywood. “Si no le tuve miedo al gobierno mexicano, ¿crees que le voy a tener miedo a él?”, manifestó. “No tiene tanto poder; el poder se lo damos nosotros. Yo he trabajado toda mi vida, y él no me podría hacer nada”.  

“Una de las razones que me llevaron a visitar a este hombre [‘El Chapo’] fue buscar una buena historia, ya que ser una mujer latina en Hollywood es difícil, debido a que te estereotipan y te sexualizan”, agregó. “De lo único que me he arrepentido en mi vida es de no habérmela pasado mejor. Volvería a hacer lo que hice, quizás con un poquito más de cuidado”.

Cuando recuperamos más adelante el micrófono para preguntarle si se considera una heroína, como lo creen algunos de los que la defienden, afirmó: “De ninguna manera”, luego de asegurar que se ha hecho completamente responsable de sus actos y que hizo el documental para explicar las razones que la motivaron en relación a este caso.  

En lo que respecta a la escena del documental en la que se insinúa también que Televisa manejaba un “catálogo” de actrices que eran puestas a disposición de los publicistas, la actriz afirmó que “se están inventando cosas; yo en mi vida he hablado de un catálogo, porque no es algo que me consta. Hablé solo de mi experiencia, cuando me invitaron a unas comidas para entretener a unos señores, y ahora están diciendo que tengo la culpa de que se divorcien algunos”.

De izq. a der., Shaula Vega, Bruno Bichir y Kate del Castillo en el teatro Wiltern.
(Sergio Burstein/HOY)

Por su lado, Bichir habló del género de cabaret que se emplea en esta obra, asegurando que no se trata de la modalidad antigua de dicho formato, “sino de algo para toda la familia con un toquecito de picardía muy mexicano, como el del albur; yo lo describiría como un divertimento bufonesco inspirado en estos dos años brutales, de experiencias muy fuertes en la vida de Kate”.

Precisó además que, a pesar de su título, las funciones de “I’m OKate” (que podrían extenderse el próximo año a ciudades adicionales de Estados Unidos, dependiendo de la disponibilidad de Del Castillo) serán completamente en español.


Anuncio