Frida Kahlo vuelve a dar su versión de los hechos en obra teatral que se encuentra de aniversario

En 1993, Sinergia, un grupo de teatro latino de Los Ángeles, estrenó “Frida Kahlo”, un montaje basado en la vida de la legendaria pintora mexicana cuya fama en los Estados Unidos empezó a crecer vertiginosamente tras la difusión de la cinta protagonizada por Salma Hayek en el 2002.

“Cuando se produjo nuestro estreno [en la ahora desaparecida sala Nosotros], Frida no era todavía muy conocida por aquí, pero nuestra obra tuvo de todos modos mucho éxito de taquilla y de crítica, hasta el punto de que la hemos presentado ya unas 600 veces y de que posteriormente se hizo una versión con flamenco en Bélgica y otra en Islandia”, nos dijo Rubén Amavizca-Murúa,  quien escribió la pieza y que ha dirigido casi todas sus puestas en escena.

Un cuarto de siglo después del lanzamiento original, el montaje vuelve a presentarse en el Frida Kahlo Theater, un auditorio fundado en 1994 que se encuentra justamente a cargo de Sinergia, y que ha servido ya de escenario para esta compañía en múltiples ocasiones.

Para Amavizca-Murúa, que es también el director artístico del Frida Kahlo Theater, esta versión tiene algo que la distingue de las demás que se han hecho sobre el mismo personaje. “Frida cuenta su perspectiva de los hechos y de la relación que tuvo con [el pintor] Diego Rivera; no estamos tratando de hacer un análisis de ella como artista”, afirmó el aludido, quien actúa todavía esporádicamente en la producción interpretando el papel de ‘El Judas’.

Este Judas es un aporte directo de su creatividad. “Debido a las enfermedades que tenía, Frida pasaba mucho tiempo sola, y haberse limitado a esa realidad hubiera hecho que la obra fuera prácticamente un monólogo”, explicó. “Me inspiré en un cuadro de 1940 que se llama ‘El sueño’, en el que se ve su cama volando entre las nubes y un Judas con raíces que se meten en la misma cama. Mi idea era que ese Judas fuera como su conciencia”.

El montaje empieza con la muerte de Kahlo, y después de eso, la artista se dirige a la audiencia para contarle su historia, que se muestra ahora de principio a fin, a diferencia de lo que ocurría en el pasado. “Inicialmente, saltábamos de un punto a otro, pero como eso resultó confuso para la gente, retomamos la manera cronológica de contar las cosas”, retomó Amavizca-Murúa.

En el plano narrativo, el montaje revalida la importancia de Rivera en la carrera de Kahlo, ya que si bien el mismo muralista ha sido cuestionado debido a su constante infidelidad,  nuestro entrevistado considera que incentivó siempre a su mujer y que nunca le impuso su propio estilo.

“En nuestra versión, vemos cómo va cambiando la visión que tenía Frida de la vida”, detalló. “A pesar de los sufrimientos y de las tragedias personales, ella evolucionó y se convirtió en artista. Fue capaz de salir de su dolor físico y de convertirlo en arte”.

“Frida Kahlo” se presenta de manera alternada en español y en inglés, siguiendo una estrategia bilingüe que fue iniciada por el mismo Amavizca-Murúa en 1990, dos años después de integrarse a Sinergia, que había sido fundada por Aníbal Aprile en 1987.

“La idea vino en realidad de Yvette Cruise, otra de las fundadoras, que estaba casada con un señor de Iowa que no hablaba una palabra de español y que no podía por eso ir a ver ninguna de las obras de su mujer”, recordó el director, que nació en Mexicali, Baja California. “Pero su implementación cumplió un rol importante para nuestra comunidad”.

Además de servir como sede de todas las funciones de Sinergia y de darle cabida a compañías independientes como Taller y Teatristas, Frida Kahlo Theater ofrece clases de teatro en español para adultos, clases de teatro en inglés para jóvenes, clases de animación para niños, clases de guitarra y clases de voz, como parte de un plan que le ha permitido ocupar hasta el momento un espacio que le pertenece a la ciudad de Los Ángeles y que fue construido en los ’40 como centro de baile para los soldados que participaban en la Segunda Guerra Mundial.

En ese sentido, no se encuentra en la complicada situación que atraviesa actualmente CASA 0101, la organización teatral igualmente latina que acaba de anunciar que podría verse forzada a cerrar su auditorio debido a la falta de fondos necesarios para pagar la renta del mismo local, ubicado en Boyle Heights.

“Nosotros no estamos en una posición genial, pero sí tenemos un poco más de estabilidad, porque hemos hecho casi el triple de lo que acordamos con el departamento de Asuntos Culturales”, precisó Amavizca-Murúa. “Normalmente, presentamos ocho producciones al año, y siempre tenemos las puertas abiertas con conciertos, eventos a beneficio y exhibiciones”.

“Desgraciadamente, y a pesar de lo que representamos en esta ciudad, los grupos latinos de teatro están bastante desprotegidos; fuera de lo que pasa con CASA 01011, la Fundación Bilingüe de las Artes perdió recientemente su local y se tiene que presentar ahora en Plaza de la Raza”, prosiguió el director. “Nuestro propio contrato termina en julio del 2019, aunque esperamos poder renovarlo”.

--

FRIDA KAHLO

Cuándo: Hasta el 11 de marzo. En inglés: 23, 24 y 25 de febrero; 9,10 y 11 de marzo. En español: 2, 3, 4, 16, 17 y 18 de marzo. V-S 8 p.m., D  6 p.m.

Dónde: Frida Kahlo Theater. 2332 W. 4th St., Los Ángeles, CA 90057

Admisión: $16 (general)

Inf.: 213.382.8133  

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°