Anuncio

A Camila Cabello le brota una pasión mexicana en la piel y hasta comparte con Jesse y Joy el escenario

Camila Cabello

Camila Cabello

(Agencia Reforma)

Con el "havana, mmm, na na ná", el estribillo más famoso de Camila Cabello, la cantante tuvo para hacer retumbar el Palacio de los Deportes por el clamor que desató.

La estrella juvenil del pop dio un concierto de alrededor de hora y media en donde "Havana" fue el penúltimo de los 19 temas que eligió para su programa y que convocó a 11 mil 309 personas, según el reporte oficial de los organizadores.

"Nunca he sido tan feliz dando un concierto, me encanta ser mexicana, me ha influido mucho el romance de la música latina, soy apasionada de las letras... los amo", expresó la cubanoamericana en uno de los momentos en los que dirigió palabras a su público y combinó el español y el inglés.

La intérprete de 21 años tuvo como invitados a Noel Schajris, con quien cantó "Consequences" y "Entra en Mi Vida", y a Jesse & Joy en el tema "Corre".

En "Something's Gotta Give" mostró un clip con protestas en contra del uso de las armas, de la separación racial y de la discriminación de género. En "Real Friends" invitó a unas fans, elegidas por su staff, a bailar con ella.

"Tengo sangre mexicana... cuando vivía aquí y salía de la escuela teníamos esas tradiciones de ir por los elotes... uff, estoy feliz de que aquí está mi papá, mis amigos, mi tío, la familia. Gracias", expresó.

Cuatro bailarines y dos bailarinas, cuatro músicos, un camarógrafo y un videoasta formaron parte del staff que acompañó a Cabello en el escenario, en donde soltó un sonoro "A huevooooo" al cantar "Scar Tissue". La frase la repitió un par de ocasiones más, celebrada por al multitud.

Al final, y luego de un "¡Viva México, cabrones!", invitó a un mariachi para cantar "México en la Piel".


Anuncio