Larraín dice que apostar a industria de EE.UU. es clave para cine latino

EFE

El productor chileno Juan de Dios Larraín afirmó este martes en México que apostar por la industria estadounidense ha sido clave para que el cine de su país y de Latinoamérica se esté abriendo camino en todo el mundo.

"Con la película de 'No', nos metimos en la selva de Los Ángeles y nos dimos cuenta que éramos pocos latinoamericanos, que nos íbamos más a Europa, y yo dejé de ir a Europa por la sencilla razón de que las posibilidades de financiamiento eran más grandes pero trabajar en inglés nos abre un montón de oportunidades", dijo el productor de cine y televisión.

Larraín ofreció una Master class en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (oeste de México) que se desarrolla en esta ciudad y en donde mañana le entregarán el Premio Mayahuel Iberoamericano.

Abogado de profesión, relató que se convirtió en productor por azar y también por ayudar a su hermano Pablo quien había sido rechazado por varias casas productoras cuando escribió su primera película "Fuga".

"Veía cine pero no tenía una conexión especial, me parecía, que toda la gente cree, que los productores de cine estamos en una fiesta permanente, aunque no es así, y (Pablo) me preguntó si me interesaba participar y le dije que sí he hicimos "Fuga" (2006)", afirmó ante estudiantes y profesionales de la cinematografía.

Esa primera experiencia los llevó a fundar Fábula, la empresa productora de cintas como "Jackie" (2016), con Natalie Portman; "Los 33: una historia de esperanza", con Antonio Banderas y Juliette Binoche, y "Una mujer fantástica" (2017), ganadora del premio Óscar a mejor película extranjera en 2018.

El chileno aseguró que en el inicio tuvieron que luchar con la falta de fondos por parte del Gobierno de su país para sacar adelante buenos proyectos como "Tony Manero" (2008), la cinta que los llevó a ganar varios premios y estar en la sección oficial de Festivales como el de Cannes.

Su productora ha recibido financiamiento para los proyectos con "una vocación más artística" y que iban a ser exhibidas en Europa o en Estados Unidos como "Postmortem" (2010) y "No" (2012), que fue nominada a un premio de la Academia estadounidense como mejor película extranjera.

"En Chile es muy difícil que a una ópera prima le den un fondo, es una montaña enorme (que hay que cruzar) creo que esa es la gran deuda de la industria chilena y con la distribución, hay otra", aseguró.

Adelantó que este año su productora desarrollará tres proyectos de películas que le permitirán juntar historias y lograr un cruce de la cultura norteamericana con la latina, aunque no quiso abundar en detalles respecto a ellas.

El Festival Internacional de Cine de Guadalajara se desarrolla hasta el 15 de marzo con la exhibición de 295 películas de todo el mundo, entre ellas 113 filmes en la sección oficial que competirán por el premio Mezcal a las mejores producciones mexicanas y al premio Mayahuel a los largometrajes y cortometrajes iberoamericanos de ficción y documental.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°