Anuncio

Museo de Miami acoge primera gran retrospectiva de la fotógrafa Laura Aguilar

Fotografía sin fechar cedida por el Frost Art Museum FIU hoy, miércoles 28 de marzo de 2018, titulada "Three Eagles Flying", que forma parte de la obra de la artista Laura Aguilar. EFE/FROST ART MUSEUM FIU/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Fotografía sin fechar cedida por el Frost Art Museum FIU hoy, miércoles 28 de marzo de 2018, titulada “Three Eagles Flying”, que forma parte de la obra de la artista Laura Aguilar. EFE/FROST ART MUSEUM FIU/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

La fotógrafa estadounidense de origen mexicano Laura Aguilar, una de las artistas hispanas más reconocidas internacionalmente, es la protagonista absoluta de “Show and Tell”, una retrospectiva que puede verse en Miami hasta el 27 de mayo.

El Museo de Arte Patricia y Phillip Frost, situado en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), acoge más de 130 obras creadas a lo largo de tres décadas por Aguilar, nacida en 1959 en San Gabriel (California) y reconocida sobre todo por sus fotografías de ella misma desnuda y en plena naturaleza.

Jordana Pomeroy, directora del Museo, explicó a Efe que la fotografía y video de la artista, centrada en Los Ángeles (California) y en la cultura e identidad chicana, necesitaba “ser mejor conocida fuera de la costa Oeste”.

La historiadora calificó como muy “convincentes” el trabajo, las composiciones y los temas de la mexicoamericana y se refirió a ella como una “maestra de los retratos”.

“Es muy perspicaz, ella sabe fotografiarse a sí misma y a su comunidad”, manifestó Pomeroy.

Aguilar se inició en la fotografía con retratos de sus amigos y familiares, así como a integrantes de las comunidades mexicano-estadounidense y LGBT, de las que forma parte.

Pomeroy destacó la forma como Aguilar usa el voluminoso tamaño y forma de su cuerpo en sus composiciones, así como retrata a las comunidades latina y gay de Los Ángeles, que de “alguna manera es como la nueva patria para mexicanos o mexicoamericanos”.

La fotógrafa, primera generación nacida en EE.UU. de una familia mexicana emigrada a California, ha utilizado su cuerpo desnudo como bandera artística.

Pomeroy señaló que su trabajo es muy “emotivo” y “conmovedor” al mostrarse por ejemplo en un video desnuda en un desierto hablando de su depresión, de su tamaño corporal.

“Es tan confesional que es difícil de ver”, manifestó, al señalar que lo ha visto por partes de cinco minutos.

La directora del Museo recordó que su interés por Aguilar comenzó con una exhibición de la fotógrafa de los años noventa sobre parejas lesbianas titulada “Plush Pony”.

Le atrajo los retratos, pero también que la artista se las arregla para llevar muy bien el tema “haciendo una declaración, pero no excesivamente politizada”.

Por otro lado, aclaró que Aguilar “no está haciendo una declaración política sobre las formas de los diferentes cuerpos, pero rara vez ves retratos de personas con sobrepeso y mucho menos autorretratos desnudos”, matizó.

“Es muy, es muy crudo. Y eso es lo que me gusta de su trabajo, su trabajo como crudo en su sentimiento, y pulido y su ejecución”, agregó.

“Esta exposición cuenta la historia de una artista que la mayor parte de su vida ha luchado por comunicar con palabras y que irónicamente se ha convertido en una voz poderosa para diversos y numerosos grupos marginalizados”, dice uno de los textos de presentación de la exposición.

De esa manera pudo enfrentarse a su “etnicidad y sexualidad”, a la depresión y la dislexia y aceptar su cuerpo voluminoso.

“Laura Aguilar: Show and Tell” es una iniciativa del Museo de Arte Vincent Price en colaboración con el Centro de Investigación de Estudios Chicanos de UCLA y está curada por Sybil Venegas, historiadora del arte y curadora y profesora emérita de Estudios Chicanos en el East Los Angeles College.

Pomeroy explicó que se trata de su mayor retrospectiva no solo por el gran tamaño sino por las diferentes facetas que se muestra de la artista.

La exposición muestra los temas centrales de la obra de Aguilar y su evolución, así como sus procesos creativos.

Aguilar, a la que su hermano introdujo en la fotografía y le enseñó a revelar las imágenes y, aunque después tomó algunos cursos en una universidad angelina, es mayormente autodidacta, ha exhibido sus obras en más de 50 exposiciones nacionales e internacionales, incluyendo la Bienal de Venecia.

Ganadora de varios premios, sus obras están en colecciones públicas como Los Angeles County Museum of Art , el Museum of Contemporary Art de Los Angeles y el New Museum of Contemporary Art, New York City.


Anuncio