Anuncio
Share
Espectáculos

Un mexicano lector de mentes hace historia con show en español en Las Vegas

Un mexicano lector de mentes hace historia con show en español en Las Vegas

Fotografía sin fecha cedida por el mentalista Santiago Michel quien aparece posando para su espectáculo “Ilusión Mental” que ofrece en español en Las Vegas, Nevada (EE.UU.). EFE/Cortesía Santiago Michel/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

El mentalista mexicano Santiago Michel es a sus 24 años el primer artista en tener un espectáculo totalmente en español en la historia del “Strip” de Las Vegas, gracias a “ilusiones mentales” como la de adivinar el nombre del primer amor de una persona.

Michel tenía seis años cuando sus padres llevaron un mago a su fiesta de cumpleaños y ese día supo que la magia marcaría su vida.

Desde entonces, cuenta a Efe en una entrevista, se ha dedicado a estudiar, a leer y a prepararse para la que hoy es su realidad: tener su propio espectáculo en una gran ciudad, y Las Vegas le acaba de abrir esa puerta.

“Ilusión Mental” es el nombre del espectáculo en el que Michel lee la mente de sus espectadores, los encanta, los sorprende, y hasta los convence de que entre él y sus pensamientos no hay barreras.

Anuncio

“El haber llegado a este lugar es un sueño hecho realidad. Sin embargo, no es el llegar sino el mantenerse. Por supuesto que es y fue difícil, sin embargo, fue más acerca del proceso y la aventura de llegar a este lugar”, le dijo Michel a Efe.

Y ese lugar al que se refiere es nada más y nada menos que el Hotel Planet Hollywood, uno de los estandartes del famoso Strip de Las Vegas, donde comparte cartelera con artistas como Lionel Richie y la mismísima Jennifer López.

Parte de su éxito, dicen quienes han visto su espectáculo, radica en que de forma muy relajada y aparentemente sencilla Michel adivina el nombre del primer amor de uno de los asistentes a quien escoge al azar.

Usando unas pequeñas pelotas y su mirada penetrante enfocada en un manojo de voluntarios del público identifica a quien miente; y prácticamente a ciegas, traza un mapa que otro voluntario tiene solamente en su cabeza y que con antelación le ha revelado al resto de los espectadores sin que Michel se entere.

Anuncio

En pocas palabras, deja claro por qué se promueve como alguien que puede ver todo lo que los demás piensan.

“Es una gran responsabilidad el ser el primer hispano o latino con un show totalmente en español, porque nos negaron tantas veces una oportunidad, que ahora que nos la dieron, hay que aprovecharla aún más y demostrar que podemos, que pertenecemos aquí", dice.

“Es algo más allá de un show, o un espectáculo. Es acerca de inspirar a los demás, a que vean que si yo pude, otros también pueden”, aclara.

Sin embargo, las posibilidades de que a los 24 años se firme un contrato como artista residente de uno de los grandes hoteles y casinos de la capital del entretenimiento, no son altas, como tampoco es común que a tan corta edad tu nombre esté escrito en letras luminosas y enmarcado con luces de neón que se ven a millas de distancia.

“El secreto es que no hay secreto. En otras palabras, simplemente el darse cuenta que el “No” nunca es definitivo, que aun cuando fracases intentando, lo importante era levantarse y continuar intentando. El secreto es la determinación”, asegura.

Esa determinación lo llevó a comenzar a hipnotizar gente cuando tenía 15 años y a dar sus primeros espectáculos profesionales en su natal México cuando tenía 19.

Desde entonces, dice, no ha dejado de trabajar por su sueño.

Michel, quien además es estudiante de la facultad de Hotelería de la Universidad de Nevada en Las Vegas, tuvo la oportunidad de hacer su espectáculo en Inglés.

Anuncio

Sin embargo, cuenta que tras hacer un estudio de mercado descubrió que cada año hay entre 6 y 9 millones de hispanoparlantes que visitan Las Vegas y que hasta este momento no tenían ninguna opción permanente de entretenimiento enteramente en su idioma.

“En parte me recordó a mis abuelos que cuando venía con ellos, me decían que no querían ir a ningún ‘show¡¡ porque no entendían el inglés. Entonces entre más lo pensé, más sentido tenía”.

“Las Vegas tiene entre 60 y 90 ‘shows’ diferentes al día. El hacer algo diferente siempre es bueno, y mi pasión me adentró a tomar este riesgo y a apostar en grande. La misma metáfora de Las Vegas”, dice.

Michel asegura que si bien la magia lo tiene a él en el lugar que hoy ostenta, no se trata de algo especial en él.

Dice que magia hay en todos, pero depende de cada persona cómo la use. “Esa magia en tu interior es la que hace que persigas lo que buscas, sin importar cuantas veces te rechacen”.


Anuncio