Anuncio
Share

Estrellas latinas que brillaron en el 2016

Diego Luna fue uno de los artistas latinos que vio reconocido su trabajo al ser seleccionado para protagonizar junto a la actriz Felicity Jones la nueva película de la serie de la Guerra de las Galaxias, Rogue One: A Star Wars Story

Diego Luna fue uno de los artistas latinos que vio reconocido su trabajo al ser seleccionado para protagonizar junto a la actriz Felicity Jones la nueva película de la serie de la Guerra de las Galaxias, Rogue One: A Star Wars Story

(Jonathan Olley / LUCAS FILM LFL )

Mientras el director chileno Pablo Larraín está postulado a un Globo de Oro por Neruda y recibe grandes elogios por Jackie, el 2016 vio triunfar nuevos filmes latinoamericanos en Berlín y Venecia. El actor mexicano Diego Luna protagonizó la cinta más anticipada del año, su amigo Gael García Bernal estelariza Neruda y la estrella brasileña Sonia Braga tuvo un regreso magistral con Aquarius.

Pero además de estos éxitos, también ha habido otros astros y otros eventos que han destacado por la presencia del arte latino durante el pasado 2016 en el cine internacional.

Diego Luna

Creció bajo los reflectores y desde hace años Diego Luna es conocido internacionalmente por cintas aclamadas como Y tu mamá también, El libro de la vida y Milk, pero su papel protagónico en Rogue One: A Star Wars Story sin duda lo llevó a nuevas latitudes y generaciones. Luna da vida al espía rebelde Cassian Andor, encargado de robar, junto con la heroína de la historia Jyn Erso, los planes para la Estrella de la Muerte. El filme se estrenó el 16 de diciembre y en su primer fin de semana recaudó 155 millones de dólares tan solo en Estados Unidos y Canadá. “Me da esperanza que este cine de estudio, este cine que tiene este alcance, cuente historias que hablen sobre la diversidad cultural y racial que hoy vivimos”, dijo el actor mexicano sobre lo variado del elenco, que también incluye actores asiáticos y afroamericanos. “El público quiere verse representado”.

Pablo Larrain

El director chileno Pablo Larraín, quien ya había sido nominado a un Oscar por No de 2012 y a un Globo de Oro por El Club (2015), volvió a dar de qué hablar en 2016 con dos obras que redefinen la cinta biográfica convencional: Neruda, sobre la persecución política del poeta chileno Pablo Neruda, laureado con el Nobel de Literatura, y Jackie, que sigue a la primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy en los días que siguieron al asesinato de su esposo, el presidente John F. Kennedy. La primera, protagonizada por Luis Gnecco como Pablo Neruda y Gael García Bernal como el oficial encargado de capturarlo, fue la apuesta chilena a los Premios de la Academia y consiguió una candidatura a los Globos de Oro. La segunda, estelarizada por Natalie Portman, volvió a colocar a la actriz israelí-estadounidense entre las favoritas esta temporada de premios, con una nueva candidatura a los Globos y expectativas por una posible nominación al Oscar.

Gael Garcia Bernal

Además de Neruda, Gael García Bernal protagonizó la ópera prima de Jonás Cuarón, Desierto, que fue seleccionada por México como su representante para los Óscar. El filme, sobre un grupo de inmigrantes que busca cruzar la frontera con Estados Unidos de manera ilegal cuando un justiciero estadounidense comienza a perseguirlos y asesinarlos, se estrenó en este país a escasas semanas de unas elecciones presidenciales en las que el tema de la inmigración fue candente. García Bernal además continuó su buena racha como astro de la serie de Amazon Mozart in the Jungle: al año siguiente de ganar el Globo de Oro al mejor actor en una serie de comedia o musical por su papel del director de orquesta Rodrigo, el mexicano fue postulado en la misma categoría este año.

Aquarius

No resultó ser la apuesta brasileña a los Oscar, pero la película del director Kleber Mendonça Filho sin duda fue la representante de Brasil en el mundo del cine. Protagonizada por Sonia Braga como una viuda y crítica de música retirada que se niega a vender el apartamento con vista al mar en el que guarda los recuerdos más entrañables de su vida, Aquarius fue la única producción latinoamericana que compitió por la Palma de Oro en Cannes en mayo y desde entonces ha recibido reconocimientos en festivales internacionales desde Lima, Perú, hasta Sídney, Australia. Recién a comienzos de diciembre le valió un Premio Fénix a la mejor actuación femenina a Braga. A sus 66 años, la actriz ofreció una de las interpretaciones más emocionantes de su carrera. “Cuando recibí el guion fue uno de los regalos más hermosos que me hayan dado en toda mi vida”, dijo la actriz en Nueva York, donde reside. Aquarius era su primera película filmada en su país y en su lengua materna después de 20 años.

Venecia, región salvaje

Con una película sobre un extraterrestre que da gran placer sexual a los humanos, Amat Escalante consiguió lo que ningún otro realizador mexicano: el León de Plata al mejor director en el prestigiado Festival Internacional de Cine de Venecia (en un empate con el ruso Andre Konchalovsky por Paradise). La región salvaje también fue la primera cinta de fantasía para Escalante, de 37 años, conocido por dramas más realistas como Sangre, Los bastardos y Heli, que en 2013 le mereció el premio al mejor director en Cannes.

La Berlinale

En febrero, en el Festival Internacional de Cine de Berlín, múltiples obras de realizadores chilenos fueron galardonadas: Las plantas de Roberto Doveris se llevó el premio del gran jurado al mejor largometraje en la sección paralela Generation 14Plus y una mención especial del jurado joven de la sección; Rara, un largometraje de Pepa San Martín, ganó el gran premio del jurado internacional de la sección Generation Kplus, mientras que Nunca vas a estar solo de Alex Anwandter se llevó el Teddy Award, un premio especial para películas con temática LGBT. También fue reconocido un argentino, Mariano Biasin, con el Oso de Cristal al mejor cortometraje de la sección Generation Kplus por El inicio de Fabrizio.


Anuncio