Anuncio
Share

Melissa McCarthy y Kristen Wiig defienden la legitimidad de sus ‘Ghostbusters’

Abby (Melissa McCarthy), Holtzmann (Kate McKinnon), Erin (Kristen Wiig) y Patty (Leslie Jones) son los personajes principales de la nueva "Ghostbusters".

Abby (Melissa McCarthy), Holtzmann (Kate McKinnon), Erin (Kristen Wiig) y Patty (Leslie Jones) son los personajes principales de la nueva “Ghostbusters”.

(Cortesía Columbia Pictures)

Las protagonistas de la nueva versión de “Ghostbusters” respondieron la llamada de HOY en medio de una jornada particularmente calurosa de Miami, ciudad que viene siendo azotada por una intensa ola de calor y que, aparte de Nueva York, fue la única parada promocional de esta película en lo que respecta a entrevistas para los medios estadounidenses.

Pero nada se compara a los ardores que generó la cinta antes de ser hecha, cuando fue cuestionada de manera implacable a través de las redes sociales por un contingente de fans de la original de 1984 que, según la persona a la que se le pregunte, estaba conformado por hombres cuarentones que no soportan la idea de ver una aventura de esta clase protagonizada por mujeres -porque esa es la premisa de la historia-, o simplemente por defensores justos de una franquicia que tuvo dos entregas en su momento y que no debió tocarse más.

De todos modos, cuando se produjo esta conversación, ya se habían dado a conocer varias reseñas especializadas del filme y, a diferencia de lo que muchos esperaban, estas eran generalmente positivas, lo que tiene que ser un alivio para Melissa McCarthy y Kristen Wiig, las comediantes que actuaron juntas en la extremadamente exitosa “Bridesmaids” (dirigida por Paul Feig, quien se ha encargado también de esta “Ghostbusters”) y que ahora se volvieron a ver las caras para interpretar a dos científicas enfrentadas a toda clase de fenómenos paranormales en la ciudad contemporánea de Nueva York.

“Es muy bueno que la gente haya podido ver ya la película y sentir todo ese positivismo”, nos dijo McCarthy. “Me parece bien que los críticos hayan tenido acceso a ella antes del estreno y que se estén diciendo las cosas que se están diciendo, porque había definitivamente mucha expectativa”, comentó por su lado Wiig.

Debido a los comentarios adversos que circularon desde que se anunció la realización del proyecto y, sobre todo, la configuración del reparto principal, es de esperar que las mismas actrices (quienes comparten los roles estelares con Kate McKinnon y Leslie Jones, convertidas también en cazafantasmas) hayan sentido una presión inusual durante el rodaje; pero McCarthy aseguró que lo que recibieron durante el proceso fueron muestras de apoyo.

“Nos llegaron muchas fotos de personas que creaban sus propios equipos de protones y que trataban de reproducir elementos típicos de la saga, lo que nos demostró lo emocionadas que estaban con la idea de esta película”, retomó McCarthy. “Eso es lo que nos rodeaba, en realidad, y eso es lo que nos permitió darnos cuenta de que estábamos apuntando en la dirección correcta, como lo hacen ahora las reacciones que se están dando”.

Más allá de estos desafíos evidentes, uno de los retos de la filmación era tratar de diferenciar la relación de los personajes de McCarthy y de Wiig con la que tenían las mujeres que ellas mismas interpretaron en “Bridesmaids”. “Nos conocimos mucho antes de hacer [la película anterior], y aunque sabíamos ya lo que significaba trabajar juntas en un producto de comedia, sentimos que los personajes que nos tocaba en este caso eran muy diferentes a los otros”, aseguró Wiig.

Slimer, el fantasma más recordado de la cinta de los '80, regresa en la presente entrega para volver a hacer de las suyas.

Slimer, el fantasma más recordado de la cinta de los ’80, regresa en la presente entrega para volver a hacer de las suyas.

(Cortesía de Sony Pictures)

“Una de las cosas que más me gustan de esta versión es que puedes llevar a tus hijos a verla, pero también a la familia entera, porque se encuentra llena de detalles que apuntan a diferentes lados; y eso es algo que la hace muy especial”, dijo McCarthy.

Cuando se les preguntó si había algo en particular de la “Ghostbusters” original que querían mantener y algo que buscaban cambiar, Wiig comentó que el motivo principal que las llevó a participar en esta entrega fueron las bondades del guión, escrito por Feig en colaboración con Katie Dippold, quien escribiera la historia de “The Heat”, otra comedia del mismo director en la que actuó McCarthy.

“Era original y planteaba muchas cosas nuevas, pero honraba a la vez a las dos primeras cintas; esto quiere decir que se relaciona a lo que se hizo en el pasado mientras adopta un gran balance entre lo antiguo y lo actual”, describió Wiig.

En este caso, ambas tuvieron que participar en escenas de acción combinadas con unos efectos especiales procedentes del género de la ciencia-ficción que resultaban altamente inusuales en sus carreras; y aunque en la mayoría de situaciones semejantes los intérpretes tienen que usar casi exclusivamente su imaginación porque las criaturas que aparecen en esas secuencias son simplemente añadidas en postproducción, McCarthy aseguró que este no fue siempre el caso.

“Normalmente te ponen delante unas pelotas de tenis insertadas en unos palos, por lo que yo pregunté al inicio si iba a ser así”, recordó la estrella. “Y me dijeron que no, que la mayoría de los fantasmas iban a ser personas reales que iban atravesar sesiones de maquillaje y de prótesis de hasta seis horas, y que iban a lucir además vestuarios sumamente elaborados”.

“De ese modo, incluso cuando estábamos filmando, lucían de modo espectacular, y nos daban además la oportunidad de verlas a los ojos y de interactuar con ellas, algo que para un actor es siempre tremendamente beneficioso”, agregó.

Luego de darse a conocer a nivel nacional con su prolongada participación en el reconocido espacio televisivo “Saturday Night Live” y de destacar a nivel internacional con “Bridesmaids”, Wiig se involucró en varios films de carácter dramático que le permitieron exhibir su versatilidad histriónica, lo que explica de algún modo la escena seria de “Ghostbusters” en la que su personaje (Erin Gilbert) habla de un trauma del pasado.

“Eso se encontraba ya en el guión y sirvió no solo para darle un carácter más profundo a Erin, sino también para justificar el modo en que ha conducido su vida y las decisiones que toma”, explicó la actriz, refiriéndose con ello al hecho de que, al inicio de la cinta, la científica que encarna se ha alejado de sus estudios iniciales relacionados a espíritus para emprender una carrera profesional en una prestigiosa universidad que no tolera esta clase de creencias.

--

GHOSTBUSTERS

Estreno: 15 de julio

Director: Paul Feig

Reparto: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones


Anuncio