Anuncio
Share
Cine

Huye Van-Damme de Hollywood

Van Damme no tiene precisamente recuerdos gratos de su paso por la escena angelina.
(Agencia Reforma)
Agencia Reforma

Más allá del nivel de calidad de sus proyectos o su desempeño en taquilla, existe una razón por la cual Jean-Claude Van Damme se ha alejado de Hollywood en los últimos años: sus habitantes.

“Cuando tienes una familia e hijos, sobrevivir en este medio es peligroso. He vivido en Hong Kong desde hace ocho años y de vez en cuando viajo a Los Ángeles, y las diferencias entre ambos lugares son abismales.

"¡Hollywood está lleno de payasos! Paso dos meses ahí y ya quiero regresarme a Europa. No me gusta cómo habla la gente y no me refiero a los americanos, sólo a los de Hollywood”, reconoció en entrevista.

El astro belga, de 57 años, recuerda que se mudó desde muy joven a Estados Unidos, pero que conforme pasaron los años, las personas con las que convivía en la Meca del Cine lo hicieron alejarse del país.

"¡Su tonito de voz no lo soporto! Son tan falsos que me siento incómodo. No entiendo cómo, cuando una niña cumple 12 años en EU, primero le dan maquillaje y una Barbie. ¡Deberían mejorar su educación!

“Nadie lee en Los Ángeles. En Londres, París y Bruselas, la dinámica es distinta. En Estados Unidos, si me siento solo o deprimido, quisiera refugiarme en la cultura, pero es muy difícil llenar ese vacío en Hollywood”.

Es por eso que el experto en artes marciales, famoso por cintas como Contacto Sangriento y Soldado Universal, lleva varios años trabajando en producciones realizadas en China, Tailandia, Canadá y Europa.

“En Hollywood no puedo ser quien realmente soy, sólo puedo ser ‘el héroe de acción’ o ‘el peleador de Contacto Sangriento’. Mientras que en Europa, el trato que nos dan a los actores es completamente distinto.

“Cuando hice JCVD, en Francia, fue la primera vez en toda mi carrera en la que un director habló conmigo, me dijo que me relajara, me inspiró, confió en mí y se interesó realmente en mi actuación”, puntualizó.

Prueba de eso es su próximo proyecto, Lucas, donde tendrá un papel totalmente en francés y ganará el doble del salario habitual que recibe en Estados Unidos.

“Cuando eres famoso, el estudio o tu agente te tratan muy bien, dicen que son tus amigos y que nunca te fallarán, pero si la taquilla de tus películas baja, de pronto te quedas sin amigos y te lastiman mucho.

“Ahí es cuando entran los problemas de drogas. Si te vuelves famoso del día a la mañana, todo eso te puede pegar muy fuerte. Yo hice muchas estupideces y no me arrepiento, pero conozco bien esa dinámica”.

El histrión visitó México esta semana para promover su nueva serie de televisión, Jean-Claude Van Johnson, para Amazon Studios, una comedia donde se burla de sí mismo y de su legado en el cine.

“Me gustaría hacer otras cosas, pero es imposible y es porque senté un precedente y dejé huella en la historia con mi trabajo. Se ha creado un culto alrededor mío: primero fue Bruce Lee y luego Van Damme”.

“Una vez hablé con Stallone y me dijo: ‘traté de hacer Shakespeare, dramas y cintas oscuras, pero la gente quiere verme pateando traseros. Si no lo hago, el estudio no apoyará mi película’. Eso es muy cierto”.

ASÍ LO DIJO

“Mi nombre ya es una marca, gracias a todos los comerciales, las películas y y la cinta que hice, JCVD, donde uso mi nombre artístico. Que te conozcan por tu nombre, más que por tu trabajo, es muy interesante”.

Jean-Claude Van Damme, actor.


Anuncio