Anuncio
Share
Cine

El joven mexicano Arturo Morales destaca en la industria de Hollywood con un ‘software’ de su creación

Arturo Morales

El ingeniero mexicano Arturo Morales adora el modo en que la tecnología en la que trabaja es aplicada al mundo del cine.

(Cortesia)

Nacido hace 30 años en Ciudad de México y educado en ese mismo lugar, Arturo Morales se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los mejores ingenieros jóvenes de ‘software’ que trabajan para la industria estadounidense de los efectos visuales.

“Siempre fui un apasionado de las artes y del diseño gráfico, pero decidí finalmente estudiar Ciencias de la Computación porque me di cuenta del potencial que tenían esas tecnologías en cuanto al futuro”, nos dijo el capitalino, quien se graduó en el Instituto Politécnico Nacional, una de las mejores escuelas de ingeniería en tierras aztecas.

“Fue así que aprendí a hacer programas y sistemas, y después, hace siete años, cuando estudiaba la maestría en el mismo Politécnico, conocí a Charlie Iturriaga, un supervisor de efectos especiales muy famoso que tiene su base principal en Los Ángeles, pero que cuenta también con una compañía en México”, agregó. “Me invitó a trabajar con él, y fue allí que surgió toda esta carrera orientada a hacer ‘software’ para efectos visuales de películas de cine”.

Tras abandonar la empresa mexicana, Morales fue contactado nuevamente por su compatriota Iturriaga, quien le propuso esta vez trasladarse a L.A. luego de enterarse de que el muchacho había desarrollado un programa propio que permitía simplificar muchas de las tareas técnicas que se requieren para la implementación de los citados efectos. 

Anuncio

“El ‘software’ general que se le ofrece a los estudios es muy crudo, por lo que estos tienen que invertir mucho tiempo y dinero para que sus ingenieros desarrollen sus propias herramientas, mientras que el mío tiene una interfaz sencilla que resulta incluso sumamente práctica para quienes no saben de cosas técnicas”, retomó nuestro interlocutor. 

“El ‘software’ general que se le ofrece a los estudios es muy crudo, por lo que estos tienen que invertir mucho tiempo y dinero para que sus ingenieros desarrollen sus propias herramientas, mientras que el mío tiene una interfaz sencilla que resulta incluso sumamente práctica para quienes no saben de cosas técnicas”, retomó nuestro interlocutor. 

Ya en ese momento, él mismo había empleado partes de su ‘software’ en cintas de Hollywood de tanto vuelo como “Deadpool” y “Fast and Furious 7”; pero el sistema completo se aplicó a “Asura”, una superproducción china de fantasía que, si bien no tuvo los resultados económicos esperados, demostró que las herramientas ofrecidas por nuestro entrevistado eran capaces de cumplir con tareas descomunales en el tiempo asignado.

APphoto_Film-Fox-Disney

“Deadpool” es una de las cintas en las que ha trabajado Morales.

(Joe Lederer / AP)

Anuncio

“Trabajamos con cerca de 11 empresas que nos enviaban constantemente material visual, y todo tenía que estar muy bien organizado”, precisó. “Cumplimos con todo lo que se nos pidió, que es lo más importante por el lado técnico”.

Morales, que vivió durante un año en el Sur de California y trabajó también en películas como “Suicide Squad” y “Chappie”, se encuentra radicado desde hace ocho meses en San Francisco, donde trabaja actualmente en un proyecto de Netflix del que no puede todavía hablar y asiste a las grandes compañías de la zona que están migrando toda su información a la nube.

“Me gusta mucho el hecho de estar entre Silicon Valley, que es el lugar donde se producen todos los avances tecnológicos, y Los Ángeles, que adopta esos avances para su industria del entretenimiento”, describió. “El estado de California es un lugar esencial para el desarrollo de ‘software’ con intenciones artísticas”. 

×

“Hay muchos latinos en Silicon Valley, en empresas como Facebook y Google, y eso me da mucho gusto; pero hay muy pocos que se dedican a hacer ‘software’ para el arte, que es lo que a mí me interesa”, prosiguió. “Me encanta la industria del cine porque, como programador, te permite ver en la pantalla las innovaciones que estás haciendo, lo que no sucede en otras áreas de la misma disciplina”.

Morales, que espera difundir del mejor modo posible las virtudes de su ‘software’ para que este sea adoptado por muchas producciones, está seguro de que en nuestros países de origen hay personas que pueden seguir su camino si se lo proponen.

“En Latinoamérica hay mucho talento que puede ser empleado por aquí; lo importante que deben hacer quienes se interesen en algo así es tener pasión por lo que hacen y lograr que eso mismo tenga un impacto en la gente”, enfatizó. “De ese modo, sabrás que estás en el camino correcto y podrás pensar en irte a otro lugar para evolucionar”.


Anuncio