Anuncio
Share

Star Wars Celebration: el impresionante panel de ‘The Force Awakens’

De izq. a der., Peter Mayhew, Mark Hamill, Carrie Fisher y Anthony Daniels, los protagonistas iniciales de la saga, durante el panel de este jueves
De izq. a der., Peter Mayhew, Mark Hamill, Carrie Fisher y Anthony Daniels, los protagonistas iniciales de la saga, durante el panel de este jueves
(Sergio Burstein/HOY)

El rugido de entusiasmo escuchado al final del tráiler que hizo su debut esta mañana en la arena del Centro de Convenciones de Anaheim lo decía todo: las miles de gargantas que lo produjeron eran fans incondicionales de la saga de “Star Wars”, y estaban absolutamente felices por lo que se les acababa de ofrecer, como coronación de un evento realmente especial (se transmitió en vivo en 23 países, incluyendo a China) en el que participaron y hablaron casi todos los involucrados principales en la séptima entrega de la serie, “The Force Awakens”, a estrenarse el 18 de diciembre.

El consenso general es que el avance, mucho más detallado que el primero de hace algunas semanas, fue realmente espectacular, porque dio varias pistas de lo que se verá en la trama del filme, sobre todo en lo que respecta a la relación entre el personaje de Poe Dameron (Oscar Isaac), Rey (Daisy Ridley) y Finn (John Boyega), además de presentar al villano Kylo Ren (cuya apariencia se había revelado ya en la Internet de modo no oficial) y, claro está, de terminar con un momento que desató la locura total de los presentes: la imagen de Han Solo (Harrison Ford) al lado de Chewbacca, exclamando: “Chewie, al fin estamos en casa”.

Curiosamente, Ford fue el único gran ausente, pero lo hizo por un motivo comprensivo: los golpes recibidos durante un estrepitoso accidente de avioneta. Su falta fue triste, por supuesto, pero además del director J.J. Abrams y de la productora Kathleen Kennedy, que habían sido anunciados previamente, y de dos de los encargados de traer nuevamente a la vida a R2D2, hubo una fuerte presencia del reparto: la nueva generación estuvo representada por Isaac, Ridley y Boyega, mientras que la “vieja guardia” impuso sus encantos con la participación de Mark Hamill (Luke Skywalker), Carrie Fisher (Princesa Leia), Anthony Daniels (C3P0) y Peter Mayhew (Chewbacca), quienes hicieron reír a la audiencia con algunas ocurrencias en las que no faltaron alusiones a sus estaturas y a sus edades.

Para demostrar que estamos en el 2015 y no en 1977, cuando se estrenó la primera cinta, el moderador del evento usó la pantalla gigante a sus espaldas con el fin de exhibir los nuevos hashtags pertenecientes a la película; y momentos después, cuando invitó a Abrams al estrado, lo primero que éste hizo fue grabar un video del masivo y alborotado público para subirlo de inmediato a sus cuentas en las redes sociales.

Como él mismo lo notó ante la reacción de quienes lo escuchaban, uno de los aspectos que más han llamado la atención de su nueva versión es la preferencia de escenografías reales sobre los efectos digitales. “Cuando vi la primera cinta, lo que más me impactó fue lo auténtica que se veía, el modo en que las posesiones impecables del Imperio contrastaban con el aire viejo y polvoriento de las que pertenecían a la Rebelión, por lo que construimos todo lo que nos fue posible, a pesar de que eso significó un esfuerzo tremendo para quienes se encargaron de ello”, relató.

Aunque no quiso adelantar muchos detalles del argumento, Abrams reconoció la existencia ficticia de un planeta llamado Jakku que se implementó en la ciudad árabe de Abu Dhabi, lugar en el que, según sus palabras, “había 120 grados de temperatura”, y que sirvió para retomar la mezcla de “western y cuento de hadas” presente en el debut de los ‘70. Pero el mismo realizador se preocupó también en dejar en claro que la producción tuvo fines benéficos, ya que los fondos recaudados por quienes pagaron para figurar como extras (supuestamente $6 millones en total) se entregaron a la UNICEF.

La aparición del popular R2D2 en el escenario fue un motivo de celebración, pero lo fue todavía más la de BB8, un nuevo androide de formas más curvas que, como lo señaló Abrams, iba a hacerse inicialmente con efectos digitales, pero terminó siendo creado con una combinación de efectos prácticos y manejos manuales que resultó especialmente conveniente para los actores reales. Y la verdad es que, en vivo, lucía increíble.

Lo que vino luego fue la presentación de los intérpretes, antecedida por una cariñosa mención a Ford; “si antes del accidente lo admiraba, ahora lo hago más, por la manera responsable e impresionante en la que aterrizó ese avión descompuesto”, dijo Abrams, mientras que Kennedy aseguró que el aludido se recupera satisfactoriamente de lo ocurrido y participará sin duda en la campaña promocional cercana al lanzamiento.

Por su parte, Isaac, Ridley y Boyega fueron muy cuidadosos en revelar demasiado de sus personajes, aunque la primera dijo que su representada es una recolectora de desperdicios que anda inicialmente sola, y el segundo -no sabemos si por error o de manera intencional- admitió con la cabeza que el suyo será un ‘stormtrooper’ rescatado de un modo u otro por Rey que se une también en algún tipo de recorrido a Dameron, que es por su parte un piloto rebelde, como ya se sabía.

En ese momento, y a pesar de adelantar que el mismo Dameron “es enviado en una misión especial por cierta princesa” (suponemos que Leia), Isaac fue el más reservado de todos; pero luego, ante la pregunta enviada por un fan, protagonizó una escena hilarante al recordar el instante en que estaba en un hotel y se le confirmó que tenía el papel (“me puse de inmediato a hacer esto”, comentó, mientras se ponía de pie, hacía ruidos que imitaban a las típicas espadas láser de la saga y simulaba pelear con una de ellas).

Pero el auditorio estalló en mayor emoción con la llegada de los veteranos, quienes evidentemente no han sido inmunes al paso del tiempo, sobre todo en el caso de Mayhew, que llevaba un bastón y tuvo que permanecer sentado, pero que, como lo señalamos arriba, causaron sensación, sobre todo en el caso de Hamill, quien concluyó su breve discurso de agradecimiento a los admiradores con una frase que caló hondo: “Más que fans, ustedes son nuestra familia”. La algarabía que desataron les permitió evitar cualquier descripción mayor sobre el estado actual de sus personajes. Star Wars Celebration continuará hasta el domingo, con más paneles, exhibiciones y toda clase de objetos relacionados a las historias imaginadas originalmente por George Lucas.


Anuncio