Anuncio
Share

Roselyn Sánchez se enfrenta al tráfico humano en la pantalla tras recibir a su segundo hijo en la vida real

Roselyn Sánchez en una escena de "Traffik", un thriller' en el que interpreta a una mujer involucrada en una relación injusta.

Roselyn Sánchez en una escena de “Traffik”, un thriller’ en el que interpreta a una mujer involucrada en una relación injusta.

(Cortesia Codeblack Films )

Cuando se le propuso formar parte de “Traffik”, un intenso ‘thriller’ de origen independiente que se estrena este fin de semana, Roselyn Sánchez leyó el guión que le enviaron, y al hacerlo, quedó tan impresionada con la propuesta que planteaba el director y guionista Deon Taylor como con el mensaje que mostraba la historia.

Y es el que tema de fondo de la cinta es el tráfico de mujeres, representado en este caso por lo que le sucede a la protagonista Brea (Paula Patton), a su amiga Malia (Sánchez) y a los novios de ambas (interpretados por Omar Epps y Laz Alonso). La misma Sánchez ha abogado ya en diversas ocasiones por distintas causas, como la reconstrucción de su país de origen tras la devastación causada por el huracán María y la defensa de los derechos de los animales, que la llevó a desnudarse para un celebrado anuncio de PETA.

“Ese tráfico es algo que está ocurriendo en el mundo entero, pese a que se piensa que solo se da en países tercermundistas y no en nuestro propio patio”, le dijo a HOY Los Ángeles la actriz puertorriqueña radicada en esta ciudad. “Es un mal muy común en Estados unidos, que en este caso, llegará al público a través de un filme con mucha acción, mucho suspenso y mucho drama en el que se incluye finalmente un mensaje bastante importante sobre esta forma de esclavitud moderna”.

“Yo estoy envuelta en muchas causas benéficas; la trata humana no era una de ellas, pero sabía de ella gracias a la Fundación de Ricky Martin, que tiene como misión combatirla”, agregó. “Al entrar a esta película estudié mucho el tema, y me quedé completamente anonadada del nivel que ha alcanzado. Me gusta que la cinta use el entretenimiento para que la gente salga del cine y regrese a su casa con la inquietud de aprender un poco más del asunto”.

Pese a su origen independiente, “Traffik” no empieza como una historia sombría ubicada en los márgenes de la sociedad, sino que tiene al frente a personajes glamorosos y adinerados que no son normalmente las víctimas de esta clase de trata.

“Es que la gente no quiere ir al cine a deprimirse, y si uno tiene ya una película con una temática tan dura y tan triste, la audiencia le huiría [si se la historia se fuera por ese lado]”, afirmó Sánchez. “Fue una decisión inteligente usar el tema pero en medio de dos horas de nervios, de gritos, de no saber lo que va pasar, recurriendo al estilo de ‘home invasion’ pero hablando también de las relaciones y de la ruptura emocional”.

“Lo que hice yo fue ponerme en los zapatos de una muchacha que está en una relación con una persona pudiente, pero no es feliz porque esta no la respeta y decide decir ‘ya basta’, aunque después le pasa algo peor”, detalló. “Usé mucho la imaginación, porque nunca he estado en una situación así ni he sido abusada sexualmente”.

Su respuesta nos dio la excusa perfecta para preguntarle por las acusaciones de esta índole que han venido dándose en Hollywood. “Ya era hora de que alguien tomara el valor de decir lo que le había pasado y de pedir que se acabara, porque fue algo que le cambió la vida rotundamente”, afirmó ella. “Las mujeres no tenemos por qué sentirnos menos en ningún sentido, incluyendo lo que respecta a nuestra participación en esta industria, a la que le damos tanto”.

“Es un tema super delicado y cada quien tiene una opinión muy distinta, pero estamos en un momento trascendental”, apuntó. “Como mamá de una niña de 6 años, me alegra mucho pensar que ella, cuando llegue a ser señorita, recordará que entre el 2017 y el 2018, las mujeres hicimos Historia”.

El impresionante aspecto de la boricua a su paso por la alfombra roja del Latin Grammy en noviembre del 2014.

El impresionante aspecto de la boricua a su paso por la alfombra roja del Latin Grammy en noviembre del 2014.

(JOHN GURZINSKI / AFP/Getty Images)

A diferencia de lo que sucede con su personaje en “Traffik”, Sánchez tiene aparentemente una relación muy buena con el que ha sido su esposo por nueve años, Eric Winter, quien también es un actor con el que, el pasado mes de noviembre, recibió a un nuevo integrante de la familia, Dylan Gabriel.

“El matrimonio es como cualquier otro trabajo; hay que dedicarle tiempo y mucho pensamiento, hay que echarle agua para que florezca”, retomó la boricua de 44 años. “El negocio en el que estamos nosotros es muy duro, más para parejas, porque las distancias crean problemas y hay muchas inseguridades y muchos egos”.

“Pero yo he tenido la suerte de encontrar a un hombre con un buen corazón para el que la familia es lo primero”, prosiguió. “Hemos podido llevar la fiesta en paz pese que venimos de culturas muy distintas. Nos apoyamos, y al final de cuentas, lo más importante para nosotros es darle una buena crianza a los hijos”.

Debido a que no lograba salir embarazada de manera natural, Sánchez tuvo a Dylan a través de un complicado proceso de esterilización ‘in vitro’. “En realidad, también fue muy complicado para mi esposo, y fue por eso importante tener al lado a una persona que te aguante los cambios hormonales y los tratamientos”, dijo. “Él ha estado conmigo en las buenas y en las malas, y estamos felices de que el niño sea saludable”.


Anuncio