Anuncio

Robert Rodríguez asume el mayor desafío de su carrera al enfrentarse a ‘Alita’

Robert Rodriguez (izq.) dirige una escena de "Alita: Battle Angel", que se encuentra ya en salas de los Estados Unidos.

Robert Rodriguez (izq.) dirige una escena de “Alita: Battle Angel”, que se encuentra ya en salas de los Estados Unidos.

(Rico Torres )

Durante muchos años, “Alita: Battle Angel”, la cinta que se estrena hoy y que se basa en el popular ‘manga’ de Yukito Kishiro, se encontró en la mira de James Cameron (“Titanic”, “Avatar”) como su siguiente cinta en la silla de director.

Sin embargo, el intenso trabajo que demandaba la preparación de las secuelas de “Avatar” terminó por hacer que Cameron decidiera cederle la posta a su amigo Robert Rodríguez (“Desperado”, “Sin City”), aunque mantuvo su posición como productor y coguionista de la obra.

Pero Rodríguez no recibió el trabajo sin condición alguna. “Jim estaba interesado en mí porque le dije que me gustaba mucho el guion, y como estaba demasiado largo, ofrecí cortarlo”, nos contó el cineasta mexicoamericano durante una reciente entrevista. “Le dije que no cobraría, porque no sabía realmente si iba a poder hacerlo”.

“Lo hice a lo largo de un verano, se lo mandé y le encantó; creo que eso fue de algún modo mi audición, porque probó que entendía la historia”, prosiguió Rodriguez. “Tuve que cortar cerca de 60 páginas, y lo hice de manera casi quirúrgica, tratando de mantener la esencia y reforzando la intención de James de hacer películas que le gusten a cualquier audiencia, no solo a los fans del ‘manga’”.

Cualquier producción actual de ciencia ficción o de fantasía que se respete y que cuente con un gran presupuesto debe ser capaz de crear un mundo vasto y original cargado que sea creíble, como lo han probado “Black Panther” y “Aquaman”; y es por eso que resulta tan eficaz lo logrado por “Alita” en lo que respecta a la implementación de Iron City, la ciudad del futuro en la que se desarrolla la historia, y que se presenta mayormente con recursos orgánicos y no digitales.

“En mis películas habituales, como no hay dinero, esa clase de universos son más fantasiosos, más propios de los sueños; pero a James le interesa mucho que los ambientes sean realistas y detallados, porque cree que, de otro modo, el espectador no creerá en la historia”, detalló Rodriguez. “En este caso, no usé pantallas verdes, como en ‘Sin City’, y los actores estaban siempre allí, en medio de las escenografías, incluso cuando llevaban los trajes de ‘captura del movimiento’”.

Curiosamente, Iron City se encuentra supuestamente ubicada en Latinoamérica. “En el manga’ original estaba en Kansas, pero Jim decidió que estuviera en Ciudad de Panamá por razones científicas relacionadas al elevador espacial que aparece en el relato, y que solo podría funcionar cerca de la línea ecuatorial”, explicó nuestro entrevistado. “Eso le otorga obviamente un aire muy latino, pero lo cierto es que se trata de una ciudad que reúne a culturas de todo el mundo con muchos idiomas, como sucedía en los libros en los que nos inspiramos”.

Claro que el elemento latino principal en la cinta es Rosa Salazar, la actriz estadounidense de ascendencia peruana que interpreta a Alita. Rodríguez ha trabajado ya con muchos actores hispanos, pero el hecho de que Salazar terminara siendo la protagonista de esta aventura fue una casualidad.

“El casting estaba abierto para cualquiera y ella fue la mejor; no estaba buscando que fuera una latina, pero cuando salió ella, me pareció perfecto, porque toda la representación que podamos temer es obviamente positiva”, enfatizó el realizador.

View this post on Instagram

@americanair

A post shared by Rosa Salazar (@rosasalazar) on

“Rosa fue maravillosa desde que la vi; está llena de vida, es muy divertida y también muy fuerte, lo que resultaba esencial en este personaje, porque tienes que enamorarte de él y sentir no solo que es alguien con un gran corazón, sino también una mujer capaz de resolver los problemas que se le ponen por delante”, precisó.

Rodríguez, un mexicoamericano de Texas, tuvo ya a una protagonista femenina extremadamente combativa en la cinta “Planet Terror”, pero es interesante que se encuentre retomando el tema cuando la época reclama la presencia de más figuras de esta clase en la pantalla grande.

“Es cierto, pero hay que recordar que Jim [Cameron] ha tenido a personas de esta clase en sus películas, como la Sarah Connor de ‘Terminator’ y la Ripley de ‘Aliens’”, recordó el cineasta. “La historia de ‘Alita’ es realmente atemporal, pero lo que propone responde muy bien a lo que se vive actualmente, aunque está claro para mí que siempre hemos necesitado más heroínas en el cine”.

Rodríguez admitió haber rechazado varias películas de gran presupuesto porque sentía que haberlas hubiera limitado su libertad. “Me gusta de hecho trabajar con poco dinero y tratar de que las películas que dirijo se vean mucho más caras de lo que son”, dijo.

“Pero acepté esto porque me daba la oportunidad de hacer algo con James y de no sacrificar nada de lo queríamos en el proceso, además de que me permitía probar suerte en una película PG-13, cuando lo que he hecho en mi carrera son películas específicamente para niños o específicamente para adultos”, concluyó.


Anuncio