Robert de Niro desafía al miedo tras amenazas

Luego de que el jueves llegará un paquete bomba al restaurante de Robert De Niro en Tribeca, donde tiene sus oficinas, el histrión aseguró a través de un comunicado, que no se dejará amedrentar por el terrorismo.

"Doy gracias a Dios por que nadie haya salido herido, y agradezco la valentía y la capacidad resolutiva de los cuerpos de seguridad por habernos protegido. Hay algo más poderoso que las bombas, y es tu voto: ¡La gente debe votar!", declaró.

Con este mensaje, De Niro pide claramente el voto para los demócratas y en contra del Partido Republicano que apoya al Presidente Donald Trump.

De Niro y Trump protagonizaron pleito a través de mensajes, en junio pasado, cuando el mandatario afirmó que el actor tiene un coeficiente intelectual muy bajo, después de que De Niro dijera que Trump tuvo un comportamiento estúpido en la Cumbre del G7.

"Robert de Niro, un individuo con un coeficiente intelectual muy bajo, ha recibido demasiados golpes en la cabeza de boxeadores de verdad en las películas. Lo vi anoche y creo de verdad que puede que esté atontado", dijo Trump en Twitter, en alusión a la interpretación de De Niro del boxeador Jake LaMotta en Toro Salvaje, un papel con el que ganó el Óscar al Mejor Actor en 1981.

Trump respondía a unas palabras de De Niro, quien previamente se disculpó con el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, por el "comportamiento estúpido" del presidente de su país durante la Cumbre del G7.

"Una nota de disculpas por el estúpido comportamiento de mi presidente. Es una desgracia y pido disculpas a Justin Trudeau y a los otros líderes del G7", declaró el artista, que estaba en ese momento en Toronto para inaugurar su nuevo restaurante.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°