Rami Malek dice deberle todo a Freddie tras su triunfo en los Premios del SAG

Tuvo más de una oportunidad para mencionar a Bryan Singer, el cineasta ahora caído en desgracia que lo dirigió en “Bohemian Rhapsody”, pero que fue despedido del rodaje antes de que este concluyera y cuyo nombre había evitado ya en el discurso de agradecimiento de los Globos de Oro.

De ese modo, al salir al podio del Auditorio Shrine para dar unas palabras referentes a su victoria en la categoría de Mejor Actor en un Rol Protagónico durante los Premios del SAG, Rami Malek optó por ignorar el nombre de Singer; y cuando una reportera en la sala de prensa le puso una cámara encima para pedirle que agradeciera a alguien que podía haber olvidado en dicho momento, el intérprete citó a otro productor.

Al que sí agradeció de nuevo es a Freddie Mercury, el famoso cantante de la vida real que interpreta en el film y que en sus palabras tenía aspectos interesantes que él no conocía, como su carácter de inmigrante y la búsqueda de una identidad que resultó siempre conflictiva.

En este mismo ‘backstage’, Malek, que es de Los Ángeles, habló también de manera un poco más extensa sobre lo que tuvo que hacer antes de obtener papeles decentes en la pantalla. “Fui repartidor de pizzas durante varios años, hasta que logré convencer a una directora de casting de que me ayudara, pese a que yo no tenía un agente ni estaba mucho menos afiliado al SAG [Sindicato de Actores]”, recordó. “Luego de distribuir de manera incansable mis tarjetas personales, alguien se dignó a llamarme”.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°