Anuncio
Share

Patricia Riggen asume un reto distinto (y muy masculino) en ‘The 33'

Patricia Riggen, directora de “La misma luna”, regresa a las salas de EE.UU. con una cinta basada en el drama de los mineros chilenos del 2010.

Patricia Riggen, directora de “La misma luna”, regresa a las salas de EE.UU. con una cinta basada en el drama de los mineros chilenos del 2010.

(Cortesía Douglas Kirkland )

Conocida principalmente por “La misma luna”, un recordado drama sentimental sobre inmigración que tenía entre sus protagonistas a Kate del Castillo, la mexicana Patricia Riggen parecía una elección inusual para el trabajo de dirección de “The 33”, película sobre los mineros encerrados en una mina chilena que cuenta con una abundante presencia masculina.

“Me encantó el desafío de filmar una película en una mina real con tantos personajes y actores hombres”, le dijo a HOY la realizadora. “También me parecía interesante tener que incorporar todos esos vehículos y taladros en el relato, ya que se trataba de cosas completamente nuevas para mí que me permitían a la vez explorar temas nuevos”.

Según ella, esta oportunidad le permitió aprender mucho sobre los varones, a quienes define como personas complicadas que tienen mucha competencia entre ellos. “No les gusta que una mujer les diga lo que tienen que hacer, y eso hizo que pasara un poco de todo [durante el rodaje], aunque obviamente mantuvimos un ambiente super cordial y colaborativo”, comentó. “Fue difícil, porque estábamos en una circunstancia muy delicada al trabajar dentro de un ambiente un poco peligroso que requería de características muy específicas de trabajo”.

Riggen recuerda que pasaron 35 días dentro de la mina colombiana que se empleó, en periodos de 14 horas al día y de seis jornadas a la semana. “No somos mineros, y eso nos trajo muchas complicaciones, pero al final de cuentas fue algo estimulante para el reparto y el equipo en general”, precisó. “Solo tuvimos que ‘recastear’ a un actor argentino que se sintió mal el primer día y al que hubo que enviar a casita”.

En la cinta, que se estrena en Estados Unidos este viernes, Antonio Banderas se pone en la piel de Mario Sepúlveda, quien ha sido reconocido en numerosas ocasiones como el líder indirecto del grupo bajo tierra. “Él es un ser muy especial, un hombre muy carismático y muy fuerte, y pienso que es además muy similar al Mario real, es decir, un líder natural que ofreció su corazón para que todos los presentes se mantuvieran unidos y aguantaran las circunstancias”, agregó la cineasta.

Además de lo señalado, Riggen tuvo que enfrentarse a la implementación de la espectacular secuencia en la que se reproduce el derrumbe, y en la que se requirió tanto el empleo de elementos reales como de efectos digitales. “Fue muy ‘padre’ hacerla, porque a las mujeres se nos da raramente la oportunidad de mostrar nuestro talento en escenas así; casi siempre, el material que se nos da es más femenino, más emotivo”, nos dijo ella, para agregar luego que se encargó personalmente del diseño completo del momento fílmico.

Uno de los aspectos más controvertidos de “The 33” es que, a pesar de que casi todos sus personajes son chilenos, se encuentra totalmente hablada en inglés, lo que fue especialmente cuestionado a su paso por Chile, donde ya se exhibió. “Yo estuve de acuerdo con lo del idioma desde el principio, porque se trata de una película de presupuesto muy grande con un gran riesgo para los productores”, enfatizó la entrevistada. “Ya veníamos con un problema para lograr la distribución porque el ‘cast’ es latino, y eso hizo que ningún estudio quisiera financiarla”.

“Es algo que los latinos no deben olvidar cuando quieran quejarse de cosas semejantes; si no picáramos tanta piedra, no existirían simplemente películas de temática latina en Estados Unidos”, agregó. “Esta cuenta con un reparto cuyo 98 por ciento es latinoamericano y se va a lanzar en 2,500 salas, algo nunca visto en la historia del cine de Estados Unidos, por lo que es necesario superar esos prejuicios”.

La película, que se desarrolla durante el mandato del presidente de derecha Sebastián Piñera y muestra como un héroe del rescate a su ministro Laurence Golborne, también ha sido criticado por los opositores de estos dirigentes. “Sinceramente, yo no tuve presión de ningún tipo; soy una mexicana que vive en Estados Unidos desde hace 20 años y no me interesa la política chilena”, aseguró Riggen. “Lo único que me interesaba era representar correctamente a los mineros, con los que hablé mucho, y hacer una historia sobre la perseverancia, el amor a la familia y la fe en Dios”.

Hablando de fe, su siguiente proyecto es “Miracles from Heaven”, que promete remarcar mucho más esta faceta espiritual, aunque la misma directora marca distancia con producciones estadounidenses sobre el tema. “Hoy en día en Hollywood se están haciendo varias películas que muestran valores enfocados en el cristianismo, pero lo que me llamó la atención en este caso es que se trata de la historia real de una niña que tenía una enfermedad incurable y que, luego de un accidente muy particular, se curó”, describió Riggen.

“Me pareció interesante explorar la idea del milagro, porque, como mexicana, soy muy abierta a ese concepto”, agregó. “He tratado la historia desde ese ángulo, y estrenaremos la cinta en marzo, a ver qué pasa. No está mal para una directora mujer, ¿verdad?”


Anuncio