Anuncio
Share
Cine

La inauguración del FICG in LA contó con la presencia de varias celebridades latinas, pero solo una simpatiza con Trump

Kate del Castillo

La actriz mexicana Kate del Castillo pasó rápidamente por la alfombra roja de apertura del FIC in LA, sin dar declaración alguna.

(Arturo Garcia/DD Pixels)

Hasta el último momento, algunos integrantes de la prensa persiguieron a Kate del Castillo, incluso a la salida de las salas Chinese 6 de Hollywood, en las que se había encontrado la actriz mexicana radicada en el Sur de California con el fin de participar en la ceremonia de inauguración de la actual edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara en Los Ángeles (FICG in LA), donde fue una de las receptoras del premio Árbol de la Vida al lado de la actriz y cantante cubano-venezolana María Conchita Alonso y el director mexicano Luis Mandoki.

Pero Del Castillo no quiso dar declaración alguna en ese momento, como tampoco lo quiso hacer en la alfombra roja previa al acto de apertura, en el que sí ofreció en cambio un largo discurso de agradecimiento que le sirvió para mencionar a su serie documental (“El día que conocí a El Chapo”, presente ahora mismo en Netflix) y hacer comentarios referentes a las dificultades que ha atravesado en su vida.

“Digo las cosas como son, y por eso me he metido en un chin… de problemas”, afirmó en el podio. “Estoy muy emocionada, porque nunca pensé que me iban a reconocer como una actriz de cine después de que nadie me tomaba en cuenta porque me veían como una actriz de telenovelas”.

“No ha sido fácil estar aquí, porque a diferencia de otras personas, cuando me fui de México, tenía mucho que perder; y no es fácil ser latina en Hollywood, sobre todo porque tienes que luchar para que no te sexualicen”, dijo en otro momento, refiriéndose también a los escándalos de abuso que se han despertado últimamente por estos lares.

La que resultó mucho más expresiva en la misma alfombra fue Alonso, quien ante la grabadora de HOY Los Ángeles, se enfrascó en una apasionado crítica al gobierno venezolano como para parte de la campaña que ha emprendido para proteger a especies animales que se encuentran supuestamente en peligro dentro del país en el que creció, pero que se extendió a otras áreas políticas.

De ese modo, la artista, que vive en nuestra ciudad desde hace más de tres décadas, aseguró no pensar “como la mayoría de Hollywood” y dijo simpatizar incluso con el presidente Donald Trump, “el único que ha ayudado a Venezuela, quitando visas y congelando las cuentas bancarias de los desgraciados que han destruido ese país. ¿Cómo puedo hablar mal de él?”

Maria Conchita Alonso

La actriz y cantante cubano-americana Maria Conchita Alonso promovió una intervención militar estadounidense en el país sudamericano.

(Arturo Garcia/DD Pixels)

La intérprete de “Acaríciame” fue más allá al señalar que se encuentra trabajando con otras personas en un proyecto destinado a pedirle al mismo Trump que realice una intervención militar en la nación sudamericana, “porque de otra manera, no vamos a salir de esta situación; Cuba ya es dueña de Venezuela”.  

Por su lado, Eugenio Derbez (que planea estrenar en los primeros meses del 2018 su nueva cinta “Overboard”) mostró una actitud muy distinta al comentar entre risas lo que había hecho dos días antes con su amigo y colega Omar Chaparro, al subir un video en el que ambos aparecen luciendo aspecto de jornaleros y trepados en los hombros de una figura que representa al mismo Trump. “Fue una buena idea que se salía de lo típico para celebrar el Halloween”, nos dijo el comediante, aunque no sabemos lo que hubiera pensado María Conchita de su ingenio.

Derbez recordó que había establecido con “El Piolín” una línea telefónica destinada a recibir llamadas relacionadas a la planeada cancelación del DACA, e insistió en el pesar que le causa “que se quiera acabar con la ilusión de tanta gente que está aportando cosas muy importantes para este país”.

Chaparro, también presente, habló de “Stuck”, el largometraje que se proyectó esa misma noche, y que es básicamente un drama musical en inglés que en sus palabras “representa sutilmente el momento que estamos viviendo, no solamente como inmigrantes mexicanos, sino como seres humanos que nos hemos desconectado de otros seres humanos por andar pegados al celular”. Él mismo hace en el filme de un mexicano radicado en Nueva York que tiene que desempeñar varios trabajos para mantener a su mujer y a sus hijas, y que queda inesperadamente encerrado en un vagón de tren junto a varias personas de etnicidades distintas.

Chaparro se mudó hace 10 meses a L.A. con su esposa, coincidiendo casi con la subida al poder de Donald Trump (“fue una casualidad que nos hizo temblar un poquito”, admitió), pero ve el futuro de manera optimista, “porque cuando se hacen las cosas con pasión, como las hacemos todos los latinos, nadie puede truncar nuestros sueños”.

Humberto Busto, distinguido por su papel en la serie televisiva “El Chapo” y en la comedia cinematográfica “Hazlo como hombre”, se encuentra en el festival para exhibir una faceta muy distinta, la de director, plasmada en el feroz cortometraje “Julkita” (en el que hay violencia y sexo explícito), que él mismo define como “un grito de guerra” enfocado en “una superheroína de la menstruación enojada con los bastardos sin gloria que gobiernan este mundo”.  

Humberto Busto

Humberto Busto llega al festival para presentar un contundente cortometraje como director.

(Arturo Garcia/DD Pixels)

El que pasó prácticamente desapercibido de manera injusta fue Jim Sheridan, un legendario director inglés conocido por cintas tan prestigiosas como “My Left Foot” y “In the Name of the Father”, y que asistía a la ceremonia para presentar su nuevo cortometraje, “The Eleventh Hour”, protagonizado por la célebre intérprete mexicana Salma Hayek.

“Es la primera vez que trabajo con una estrella latina, pero me pareció importante hacerlo con Salma porque se trata de una actriz latina de ascendencia libanesa, lo que se prestaba muy bien para el mensaje de este filme, en el que los mexicanos y los musulmanes se unen para demostrarle a otros habitantes de la ciudad de Nueva York durante el 9/11 que no hay diferencias entre la gente”, nos dijo el realizador en inglés.

Sheridan se mostró profundamente en desacuerdo con la idea de Trump de levantar un muro en la frontera con la nación vecina, algo que le parece “absolutamente irracional”. “Los indios estuvieron antes en este país, ¿y acaso están ellos construyendo paredes? Es simplemente una muestra de poder como la que tuvieron antes los rusos, que hasta donde sé son muy amigos del que está ahora en la Casa Blanca”, concluyó.


Anuncio