Anuncio

Jason Momoa se siente orgulloso de ser un ‘Aquaman’ moreno

El actor hawaiano Jason Momoa en una escena de la esperada cinta “Aquaman”.

El actor hawaiano Jason Momoa en una escena de la esperada cinta “Aquaman”.

(Jasin Boland)

Cuando nos ofreció esta entrevista, Jason Momoa no había visto todavía “Aquaman”, la nueva cinta de superhéroes que él mismo protagoniza y que ha sido calurosamente recibida tanto por los críticos como por los fans (el estreno estadounidense se produce el 14 de diciembre, pero se encuentra ya en salas de otros países desde la semana pasada).

“Estoy esperando para verla con mis hijos; pero no puedo decirte todo lo hermoso que es darse cuenta de que tanta gente se encuentra satisfecha con algo que has hecho y que ni siquiera has visto”, nos dijo. “Es algo que nunca me había pasado antes, por lo que estoy en nuevo territorio”.

Momoa, que es todavía recordado por su participación en la aclamada serie televisiva “Game of Thrones”, ya había interpretado a este personaje en las películas “Batman V Superman” (donde tuvo solo un ‘cameo’) y “Justice League” (donde tuvo una participación mucho más extensa, aunque la cinta misma recibió críticas normalmente negativas). Las dos producciones fueron dirigidas por Zack Snyder.

En todo caso, esta es la primera vez que el actor trabaja con James Wan, quien dirigió la presente entrega y que es ampliamente conocido por su trabajo en títulos tan celebrados como “Saw”, “Insidious”, “The Conjuring” y “Furious 7”.

“James es un visionario; confié plenamente en él y nuestra colaboración fue una experiencia maravillosa”, retomó el intérprete. “Él y Zack tienen maneras completamente distintas de trabajar; mi trabajo es seguir lo que cada director me dice y tratar de ser lo más fiel que pueda al espíritu del personaje en esos términos”.

“En esta película, creo que se pueden ver muchas más facetas de Arthur [Curry, el alter ego de Aquaman], sobre todo cuando se le compara con lo que le pasaba en “Justice League”, donde aparecía bastante molesto; ahora se le ve mucho más divertido e inteligente, pero la verdad es que todo esto proviene de las bases establecidas por Zack, quien me habló de hecho de una historia de origen que desarrollamos con James”, agregó.

A diferencia de las propuestas típicamente serias que nos han ofrecido las cintas basadas en las historietas de DC, “Aquaman” tiene mucho humor, aunque posee también momentos dramáticos.

“Es una historia muy compleja”, retomó Momoa. “Tratamos de no ser muy pesados con el rollo del mensaje, pero era necesario que el público sintiera empatía por los personajes; hay muchos comentarios sobre el medio ambiente, la familia, tener orgullo de tus orígenes y la necesidad de rodearse de la gente adecuada para poder lograr metas en común”.

“A James le interesaba mucho que las partes dramáticas funcionaran, y eso está claro en una historia que tiene tanto que ver con la familia y con el regreso al mundo del que surgieron los antepasados del protagonista”, prosiguió. “Me parece que esto es como una montaña rusa emotiva”.

Pese a que ya había interpretado al personaje en otras ocasiones, lo que enfrentó en este caso fue mucho más exigente. “Todo lo que se hace durante las escenas que simulan estar bajo el agua es difícil”, explicó. “Tener que representar una pelea mientras estás atado a cables es sumamente complicado; ya lo había hecho en “Justice League”, claro, pero en este caso el proceso fue no solo mucho más extenso, sino también mucho más elaborado”.

Como lo sabrá cualquiera que esté mínimamente familiarizado con el mundo de los cómics, el Aquaman de las páginas era rubio y llevaba un traje bastante ridículo, lo que lo ha hecho objeto de diversas burlas a lo largo de la Historia. Todo eso ha quedado atrás con la interpretación de Momoa, que no luce precisamente como un tipo con el que uno quiera pasarse de listo y que nació en Hawái, lo que da un aspecto muy distintivo.

“Me siento orgulloso de interpretar a uno de los pocos superhéroes no blancos que existen, pese a que estamos a las puertas del 2019 y esto debería ser más habitual”, enfatizó. “Se trata de alguien muy especial, por la mezcla de orígenes y de culturas que representa. Me gusta en particular el modo en que esta versión del personaje puede ser una fuente de inspiración para tantas islas y territorios que se encuentran rodeados de mar y que no han tenido mucha visibilidad en esta industria”.

En ese sentido, nuestro entrevistado no está seguro de que el cambio se haya debido a una voluntad expresa de los ejecutivos de esa misma industria. “No creo que Hollywood esté tratando específicamente de buscar diversidad; esto tiene que ver con los cambios que se han dado en una sociedad que muestra ahora una gran mezcla de culturas”, nos dijo. “En todo caso, la idea de que Aquaman fuera interpretado por alguien de origen polinesio provino de Zack, y creo que tuvo que ver más con su propia manera de ver el mundo que con lo que dictaminaba la industria”.


Anuncio