Anuncio
Share

Gael García Bernal descalifica a Trump mientras promociona el estreno de ‘Desierto’

El actor Gael García Bernal es el protagonista de "Desierto", un 'thriller' de acción que trata el tema migratorio de una manera muy particular.

El actor Gael García Bernal es el protagonista de “Desierto”, un ‘thriller’ de acción que trata el tema migratorio de una manera muy particular.

(Javier Etxezarreta / EFE)

La película que lo tiene ahora de protagonista, “Desierto”, se estrenó en México en el mes de abril, pero llega recién hoy a las salas estadounidenses, lo que tiene sentido cuando se considera que, al contar la historia de un grupo de inmigrantes que son ferozmente perseguidos por un blanco racista, se conecta directamente con la discusión relacionada a la retórica del candidato republicano a la presidencia Donald Trump.

“Estamos en un momento muy crítico en el que la realidad está siendo más dura que la ficción; que un payaso como este se encuentre postulando a la presidencia es una exageración total, algo de lo más absurdo, y hace que lo que se ve en la película parezca un documental”, le dijo Gael a HOY durante una entrevista reciente, poco después de llegar a nuestra ciudad para promover la cinta.

“No se está hablando de políticas que cohesionen, que incorporen, que sean benignas, que sean comprensivas con el fenómeno de la migración; al contrario, la discusión que se está haciendo es de criminalizarla aún más, para encontrar un chivo expiatorio que permita justificar todo tipo de políticas y de fijaciones patrioteras”, agregó. “Es un momento muy vergonzoso que ha llevado a que el nivel de la discusión política sea el más bajo que se ha vivido en la historia de este país, porque están quedando en ridículo delante del mundo entero”.

Debido a la convicción de sus afirmaciones, había que preguntarle si le parece posible un triunfo de Trump en el mes de noviembre. “No sé; ya todo es posible. Lo que me sorprende mucho es que hay mucha gente que piensa como él; y gane o no, esa clase de pensamiento solo puede llevar a la destrucción de todas las cosas, a la destrucción del ser humano, a la destrucción de la vida en el planeta”, precisó. “Es un discurso peligroso, lleno de odio y de mentiras”.

Pese a que ya había dirigido una cinta anterior, “Año Uña”, que era muy experimental y se hizo con fotos fijas, el realizador de “Desierto”, Jonás Cuarón, se enfrentaba en este caso a una producción mucho más ambiciosa en términos visuales, por lo que valía la pena preguntarle a Gael sobre la relación de trabajo que tuvieron durante el rodaje.

Una escena de la película que se estrena hoy, en la que García Bernal hace de Moisés, un inmigrante indocumentado que es perseguido por un 'vigilante' estadounidense fuera de control.

Una escena de la película que se estrena hoy, en la que García Bernal hace de Moisés, un inmigrante indocumentado que es perseguido por un ‘vigilante’ estadounidense fuera de control.

(Cortesía)

“Ya nos conocíamos desde hacía tiempo y fue muy bonito trabajar con él, porque logró armar esta película con mucha tripa, con mucho corazón; yo estoy muy contento con el resultado, porque fue capaz de contar una historia de mucha complejidad política empleando elementos muy básicos de la acción y del suspenso”, aseguró el actor. “La idea era representar una pesadilla, y para eso no se necesita muchos diálogos, sino conectarse con el espectador a través de otros recursos”.

El rodaje se llevó a cabo en Baja California, bajo las reglas de un clima complicado y la necesidad de crear escenas de persecución que no han sido habituales en la carrera de Gael, quien es más bien un intérprete dramático. “Hacía mucho calor y fue muy agotador, pero a fin de cuentas, no se compara con lo que han tenido que atravesar muchos de los inmigrantes”, respondió él. “No hay mucho de qué quejarse; nosotros como actores servimos para que la audiencia logre empatizar con las vivencias de muchas personas distintas, por lo que somos unos privilegiados al contar con condiciones especiales incluso si nos encontramos corriendo en el desierto; los verdaderos héroes son los otros”.

“Yo mismo soy un migrante, porque me ha tocado viajar mucho y vivir en diferentes lugares; pero siempre he tenido el derecho de elegir a dónde ir, lo que me hace nuevamente un privilegiado”, añadió el intérprete, cuyo interés en el tema migratorio se ha plasmado también en su labor como productor, como lo demuestra el documental “Who is Dayani Cristal?”, que investigaba la muerte de un hondureño en pleno desierto de Arizona. “Todos nos trasladamos mucho o venimos de gente que se trasladó mucho, y hay que entender esa movilidad como un fenómeno natural del ser, y no como algo extraño, como una excepción”.

El blanco racista de “Desierto”, interpretado por Jeffrey Dean Morgan, se vale de un perro especialmente agresivo que se convierte en un villano formidable dentro de la pantalla, pero que fue interpretado en realidad por tres canes de origen mexicano y no anglosajón.

“Sí; y lo hicieron muy bien”, precisó el actor. “Son de una raza muy particular y se portaron de lo mejor conmigo; creo que uno de ellos tuvo algunos problemas con Jeffrey, pero ese no fue mi caso”.

“Desierto” es la apuesta de México para la próxima edición de los Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, pero nuestro entrevistado no se animó a hacer conjeturas. “Le veo posibilidades, pero falta todavía mucho en el proceso; ojalá que salga adelante y que tenga también un impacto por allí”, se limitó a decir.

Y fue incluso más parco en lo que respecta a “Z”, la versión futurista de las aventuras de El Zorro que, como se anunció hace varios meses, lo tendrá en el papel principal, nuevamente con Jonás en el puesto de director. “Estamos tratando de hacerla, y ojalá que podamos filmarla el año que viene”, adelantó. “Pero no puedo decir nada más”.


Anuncio