Anuncio
Share

Marimar Vega protagoniza propuesta de cine para San Valentín en Estados Unidos

Marimar Vega (der.) al lado de Omar Chaparro en una escena de "La boda de Valentina", una comedia romántica y bilingüe que llega este viernes a nuestras salas.

Marimar Vega (der.) al lado de Omar Chaparro en una escena de “La boda de Valentina”, una comedia romántica y bilingüe que llega este viernes a nuestras salas.

(Cortesía Pantelion )

Luego de haber participado en varias telenovelas y en algunas películas de renombre, Marimar Vega se pone al frente de “La boda de Valentina”, una comedia romántica que se estrena este fin de semana en Estados Unidos, aprovechando la inminente llegada del Día de San Valentín.

La cinta la muestra en el papel de la protagonista, una mujer mexicana que vive en Estados Unidos, donde acaba de aceptar el pedido de matrimonio de un anglosajón, pero que se ve forzada a regresar temporalmente a su país debido un escándalo relacionado a su familia, que además de ser muy acaudalada, se encuentra vinculada al mundo de la política.

“El guión era muy bueno; me reí mucho leyéndolo y me gustó que tuviera escenas en inglés, porque yo nunca había hecho algo así”, nos dijo la actriz durante una reciente entrevista. “La gente tiene muchas ganas de ver comedias románticas y esta ofrece algo más porque no sigue el camino típico al agregar elementos que le dan un toque diferente, como lo de la política, el choque entre culturas y el tema bilingüe”.

A diferencia de Valentina, quien tiene que lidiar con unos parientes que aspiran a cargos públicos mientras son acusados de malos manejos, de despilfarros y de conductas inadecuadas, Marimar proviene de un clan artístico que cuenta con mucho respeto, y que fue encabezado por Gonzalo Vega, el aclamado intérprete conocido por su participación en telenovelas, obras de teatro y películas de cine (como “Nosotros los Nobles”) que falleció en octubre del 2016.

“Tuve que ponerme en una posición muy particular para interpretar a este personaje, porque por ese lado, a mí me ha pasado todo lo contrario”, retomó nuestra entrevistada. “Es muy bonito que se hable bien de tu familia, empezando por mi papá; la gente que trabajó con él se acerca siempre para decirme que trató bien a todo el mundo, que los hacía reír, que era un ser humano increíble. Eso es lo mejor que uno puede dejar en la vida”.

La actriz se encontraba en pleno rodaje de “La boda de Valentina” cuando se produjo la muerte de su padre, pero eso no la llevó a descuidar el proyecto. “Fue complicado, pero estar trabajando me ayudó muchísimo, porque cuando haces lo que te gusta, eso mismo te sirve en las situaciones difíciles”, explicó. “Recuerdo que, cuando murieron sus papás, mi propio papá dio las funciones que le tocaban ese mismo día, porque él nos enseñó a respetar muchísimo esta profesión y a entender que lo que hacemos implica una gran disciplina”.

En la cinta, al regresar a México, Valentina se reencuentra con Ángel (Omar Chaparro), un hombre sumamente carismático con el que estuvo involucrada en el pasado; a partir de ahí, las situaciones se van haciendo más y más complicadas, sobre todo porque su novio Jason (Ryan Carnes) decide visitarla para asegurarse de que todo vaya bien.

“Ryan es muy gringo; es un tipazo y un gran actor, y Omar es Omar: no para, tiene una energía inagotable y un enorme sentido del humor, lo que hizo que hubiera muy buena onda en el set”, recordó Marimar. “Los dos estaban en sus papeles todo el tiempo”.

Curiosamente, en la vida real, Marimar está casada con Luis Ernesto Franco, un actor que, pese a ser mexicano, luce como un anglosajón, hasta el punto de que lo llaman “El Güero”. “Siempre nos hablan en inglés cuando estamos de vacaciones, pero en realidad, él es un ‘güerito’ de rancho”, comentó la actriz con una risa. “Yo creo que la esencia de ser latino se trae adentro, mas que en el físico; mi esposo es súper divertido, súper juguetón y súper mexicano”.

Vega con Ryan Carnes, el actor estadounidense que interpreta al novio de su personaje.

Vega con Ryan Carnes, el actor estadounidense que interpreta al novio de su personaje.

(Cortesía Pantelion )

Marimar se encuentra radicada en Los Ángeles desde hace cerca de un año. “En ese sentido, me pasa algo semejante a lo que le pasa a Valentina: cuando voy a México, amo el ruido y el caos que existen por ahí, pero aquí, mi esposo y yo hacemos cosas muy distintas”, precisó. “Andamos muy tranquilos; casi no salimos, y yo me dedico a hacer todo lo que no hago en mi país, como cocinar y lavar la ropa. De todos modos, no puedo extrañarlo mucho, porque viajo todo el tiempo para allá”.

A pesar de que la idea de participar en algún momento en un título hollywoodense le parece interesante, Marimar no se mudó al Sur de California con ese objetivo. “Tanto yo como mi esposo seguimos trabajando mucho en México, en Miami y en Colombia; en realidad, vinimos a este lugar para tener una calidad de vida que desafortunadamente no se puede tener en mi país”, concluyó.


Anuncio