Anuncio
Share

Dominik, hija de Andy García, protagoniza una cinta que recuerda lo que pasa ahora mismo en Hollywood

Dominik García-Lorido en una escena de "Desolation", que la coloca en el primer papel protagónico de su carrera.

Dominik García-Lorido en una escena de “Desolation”, que la coloca en el primer papel protagónico de su carrera.

(Cortesía )

En “Desolation”, un intenso ‘thriller’ psicológico que se estrena este viernes de manera limitada en L.A., Dominik García-Lorido interpreta a Katie, una muchacha neoyorquina que, luego de enamorarse de un actor en ascenso, Jay (Brock Kelly), se muda con él a la ciudad de Los Ángeles.

Al principio, todo parece andar de maravilla, pese a que Jay tiene algunos unos amigos que no resultan precisamente agradables; pero una vez que se queda sola en el enorme departamento de su novio, Katie -quien carga con el peso de una experiencia traumática del pasado- empieza a sentir signos cada vez más inquietantes de amenazas que pueden ser reales o provenir simplemente de su imaginación.

“Este era mi primer papel protagónico, y eso de por sí ya era interesante porque me presentaba nuevos desafíos, probando mi fortaleza como actriz y mi rango emocional”, le dijo la joven intérprete a HOY Los Ángeles durante una reciente entrevista. “Se trataba de un personaje muy complicado que requería de mucha honestidad; sentí empatía por ella desde el momento en que leí el guión, y eso era lo más importante”.

Para ella, acceder a un papel de esta clase es particularmente relevante en vista de que es la hija mayor del famoso actor cubano-americano Andy García (“The Godfather Part III”, “The Untouchables”), con el que ha compartido la pantalla en tres filmes: “The Lost City”, “La línea” y “City Island”.

“Cuando perteneces a un segunda generación de actores, siempre van a darse comparaciones”, admitió la muchacha. “Pero yo he hecho todo por mi cuenta, audicionando y luchando como los demás. Me siento orgullosa de que los productores de este proyecto hayan tomado el riesgo de elegirme, porque estoy en todas las tomas y el resultado depende completamente de mí”.

En el caso de “Desolation”, García-Lorido no interpreta a una hispana. “No me interesa reforzar los estereotipos; mis padres son cubanos, pero yo puedo hacer toda clase de papeles”, retomó la entrevistada. “Me siento orgullosa de ser latina y practico las costumbres de la comunidad en casa, pero en este caso, por ejemplo, mi personaje tiene probablemente un origen irlandés”.

Pese a que en esta película las cosas no terminan siendo como parecen, al inicio de la misma todo parece indicar que nos encontramos ante una historia que se refiere a cierta clase de abusos en Hollywood, lo que la acerca curiosamente a la coyuntura actual.

“Es interesante que se estrene en un momento así, porque lo que contamos tiene que ver con hombres en posiciones de poder que se aprovechan de mujeres en posiciones vulnerables”, nos dijo García-Lorido. “Tiene que ver con lo que está ocurriendo con [los movimientos de] ‘Time’s Up’ y ‘Me Too’, en los que se busca que las mujeres puedan usar sus voces para hacer denuncias sin arruinar por ello sus carreras. Estamos atravesando un momento histórico para que las cosas cambien, y no solo en el mundo del cine”.

Esta actriz nació hace 34 años en Miami, Florida, pero se fue a vivir a Los Ángeles desde muy chica. “Mi español es bastante malo, porque me crié en el Valle de San Fernando y todos mis amigos eran americanos”, reconoció ella. “Mis abuelos siguen en Miami, pero yo los veía solo durante el verano. De todos modos, me interesa retomar una lengua que, en realidad, fue la primera que hablé”.

Dominik Garcia-Lorido al lado de su padre Andy Garcia durante la premiere de "Magic City", en marzo del 2012.

Dominik Garcia-Lorido al lado de su padre Andy Garcia durante la premiere de “Magic City”, en marzo del 2012.

(Jason Merritt / Getty Images)

Finalmente, la intérprete espera que la audiencia se sienta atraída por una cinta que tiene muchas referencias a trabajos clásicos. “No me agrada el cine de terror sangriento, y en ese sentido, me gustó mucho que el director [David Moscow] me hablara desde el comienzo de [Stanley] Kubrick y de [Alfred] Hitchcock, aunque este era su primer largometraje”, precisó. “Me pidió también que viera ‘Force Majeure’, una cinta sueca reciente que recibió muchos premios y que es muy especial”.

“Pese a que se trata evidentemente de un trabajo de bajo presupuesto, se distingue de los demás porque, en lugar de usar cámara en mano -como suele suceder en esos casos-, empleamos mucho ‘dolly’, muchas tomas largas; y eso toma mucho más tiempo”, agregó. “A pesar de las limitaciones, no queríamos comprometer la calidad de la obra, y creo que eso le dio más clase”.


Anuncio