Damián Alcázar y Omar Chaparro brillaron en la apertura del nuevo FICG in LA al lado de otras estrellas mexicanas

La octava edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara en Los Ángeles, que se conoce con el nombre reducido y bilingüe de FICG in LA, se inició la noche del viernes en el Egyptian Theatre de Hollywood con un animado evento de apertura cuyo punto central fue la proyección de “El Complot Mongol”, una mezcla de comedia y ‘film noir’ de época que tiene al frente a intérpretes de la talla de Damián Alcázar, Xavier López Rodríguez (más conocido como “Chabelo”) y Eugenio Derbez.

Antes de la proyección, se llevó a cabo una ceremonia en la que se premió a algunos de los trabajos participantes y en la que, además, hubo espacio para entregarle el trofeo Árbol de la Vida a dos de los actores presentes: el citado Alcázar (quien tiene una trayectoria impecable y sumamente digna) y Omar Chaparro (quien se encuentra metido de lleno en la industria hollywoodense tras una arriesgada mudanza a L.A. desde su México natal).

Momentos antes, tuvimos la oportunidad de participar en una alfombra roja que, en primer lugar, nos permitió hablar cara a cara con Alcázar, quien no dejó de manifestar su emoción por el homenaje que se le brindaría poco después, aunque se encuentra ya acostumbrado a las alabanzas.

“Esto como un agregado, un ‘apapacho', y eso para mí es maravilloso”, nos dijo uno de los intérpretes más destacados del cine latinoamericano actual, para referirse de inmediato a “El Complot Mongol”, que se basa en un celebrado libro escrito por Rafael Bernal y publicado por primera vez en 1969.

“Fue la primera novela policiaca mexicana, que es muy divertida, muy inclinada hacia la comedia”, explicó. “Nuestra versión es la segunda que se ha hecho para la pantalla grande; la primera tuvo a Pedro Armendáriz Jr. y a Blanca Guerra [como protagonistas], y en este caso, mi personaje es una especie de agente secreto que es también un policía al que se le brinda mala información”.

“De pronto, se encuentra con esta chinita que es maravillosa, que es un dulce, y que es interpretada por Bárbara Mori, quien ha hecho un trabajo extraordinario”, prosiguió. “Pierde la brújula, pero termina por resolver el caso [destinado a descubrir un plan supuestamente armado para asesinar al presidente de Estados Unidos]”.

Cuando le preguntamos si él mismo participaría en un plan para salvar al actual mandatario Donald Trump, del que ha sido muy crítico, Alcázar se retiró presuroso de nuestra ubicación, mientras decía: “Déjame pensarlo”.

Inmediatamente después llegó hasta nosotros Hugo Stiglitz, una leyenda del cine azteca que, entre los años ‘70 y los ‘80, participó en una multitud de películas de acción y de terror, lo que le dio un carácter icónico que fue reconocido hace unos años por el maestro estadounidense del cine Quentin Tarantino, quien le puso su nombre al personaje de un psicópata alemán que mataba nazis en la recordada cinta “Inglourious Basterds”.

Curiosamente, en “El Complot Mongol”, Stiglitz -que es de ascendencia austriaca- interpreta nuevamente a un asesino que se llama Hugo Stiglitz. “Me siento muy agradecido con todo el apoyo que me ha dado la audiencia, tanto la mexicana como la latina que vive en Estados Unidos, y que ha estado siempre atenta a mi carrera”, declaró el artista de 78 años.

“Este año cumplí 50 años como actor y recibí varios tributos que fueron muy gratificantes, porque demuestran que lo que uno hizo dejó huella; y aunque no sigo realmente activo, tengo participaciones especiales en proyectos que me parecen interesantes, como es el caso de esta película”, agregó.

Otros homenajeados y asistentes

Durante el discurso que dio al recibir su premio, Omar Chaparro confesó que haberse mudado de la Ciudad de México -donde tenía una carrera hecha y derecha y un contrato de exclusividad- al Sur de California fue un reto que le costó la pérdida de una amistad cercana y que puso incluso en riesgo su matrimonio.

“He quemado mis naves varias veces, pero esta decisión ha sido probablemente la más acertada que tomé”, nos comentó en la alfombra. ”Vine para acá hace dos años, con miedo, te lo confieso; pero este premio me demuestra que valió la pena todo el esfuerzo”.

Por su lado, Marimar Vega llegó al evento sin una película propia que mostrar, pero con la intención de apoyar a Chaparro (su coprotagonista en la comedia “La boda de Valentina”, que se proyectó el año pasado en el mismo FICG in LA) y de ver “El Complot Mongol”, donde, como ya lo dijimos, actúa la uruguaya Bárbara Mori, que es una buena amiga suya.

“Ahora mismo estoy participando en una obra de teatro que se llama ‘Estelas del narco’; andamos de gira por Estados Unidos y llegaremos seguramente a esta ciudad en el 2019”, precisó. “Se trata de una serie de monólogos interpretados completamente por mujeres víctimas de este problema que ofrecen una perspectiva femenina de un asunto que ha sido normalmente tratado desde el punto de vista de los hombres”.

Libre de la sombra

También llegó como espectador Marco de la O, recién salido de su celebrada interpretación del ‘capo de capos’ en la serie “El Chapo”, que en sus palabras no lo ha dejado encasillado. “Tengo 20 años en este negocio y no me va a ser difícil hacer de otros personajes; hay que demostrar a la gente de qué estamos hechos”, aseguró. “He estado haciendo teatro en México, y muy pronto empezará el rodaje de una producción hollywoodense de acción de la que no puedo revelar mucho, pero que se filmará en las Islas Canarias y que será en inglés, lo cual es todo un reto para mí”.

“El Chapo” regresará bajo el tamiz de la ficción en “Narcos México”, que se estrenará el 16 de noviembre en Netflix y que encontrará al mismo mafioso encarnado por Alejandro Edda. “No me incomoda que alguien más lo interprete; se trata más bien de algo muy ‘padre’, porque [Edda] tendrá su propio estilo”, afirmó nuestro entrevistado. “Y no lo digo porque quiera comparar lo suyo con lo mío, sino porque me gusta valorar el trabajo de mis compañeros”.

Cuando le preguntamos por la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México y la posibilidad de que este sepa lidiar con el problema del narcotráfico, De la O tuvo una respuesta certera. “Es algo que hay que saber tratar; necesitas una legalización de las drogas, pero no estamos todavía preparados para ella”, enfatizó. “Primero hay educar al pueblo para que se sepa a lo que se expone”.

“Más allá de lo que pueda hacer una persona en el poder, el cambio está en nosotros; hay que ver por el prójimo, y eso incluye a los centroamericanos que están cruzando [México] y a los que hay que echarles la no para no caer en lo que hace Trump, sino lo contrario”, concluyó.

El FICG in LA se desarrollará hasta el próximo lunes, con proyecciones en las salas Chinese de Hollywood y el Consulado de México, aunque la ceremonia de clausura será este domingo en el Egyptian Theatre. Más información en ficginla.com

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°