Anuncio

Catherine Hardwicke asume los riesgos de recrear ‘Miss Bala’ a su manera

A la derecha, la directora Catherine Hardwicke on el set de la cinta "Miss Bala", que se estrena en EE.UU.

A la derecha, la directora Catherine Hardwicke on el set de la cinta “Miss Bala”, que se estrena en EE.UU.

(Gregory Smith )

En el 2011, el cine mexicano se vio impactado con la llegada de “Miss Bala”, una lograda cinta dramática sobre una muchacha de Tijuana que se veía involucrada sin quererlo en el mundo del narcotráfico luego de participar en un concurso local de belleza.

Ahora, llega a las salas el ‘remake’ hollywoodense de esta historia, protagonizado por la estrella Gina Rodríguez y dirigido por Catherine Hardwicke, una cineasta estadounidense conocida por su trabajo en títulos como “Thirteen”, “Twilight” y “Red Riding Hood”.

“Los productores de esta versión vieron la cinta original y se dieron cuenta de que podíamos hacer una adaptación que tuviera más cercanía con la audiencia local”, nos dijo la realizadora durante una reciente entrevista. “Por eso, contrataron al escritor Gareth Dunnet Alcocer, que es mexicano, para que creara un guion completamente nuevo en el que se tocaran temas de identidad vinculados a la comunidad mexicoamericana”.

Hardwicke es una anglosajona, pero creció en la frontera. “Soy de McAllen, en Texas, y me encanta la cultura de la zona”, aseguró ella. “Siempre estuve expuesta a los intercambios que se daban entre los dos países, y me llamó mucho la atención la idea de presentar situaciones semejantes a través de estos personajes”.

“También me resultaba atractivo presentar a una mujer que tiene que sobrevivir por su cuenta sin ser una superheroína, porque con todo lo interesante que era la primera película, el mismo personaje era demasiado pasivo, mientras que el nuestro corresponde a la era actual, donde las mujeres están viéndose empoderadas”, agregó.

Pese a que el mundo del narcotráfico es algo nuevo en la filmografía de Hardwicke, su presencia se dejó sentir en la crianza de la cineasta. “La granja de mi familia estaba al lado del Río Grande, y éramos siempre testigos de situaciones que tenían que ver con las drogas”, retomó. “Claro que las cosas han cambiado desde entonces; todo se ha vuelto mucho más violento. Nuestra granja es ahora una zona militar”.

Como ya lo dijimos, en esta versión, el papel protagónico se encuentra en manos de Gina Rodríguez, conocida por su labor en la aclamada serie televisiva “Jane the Virgin” y poco acostumbrada a las grandes escenas de acción que aparecen en el nuevo film.

“Ella trabaja muy duro”, retomó Hardwick. “Le ha dedicado muchas horas a ‘Jane the Virgin’, donde ha dirigido incluso varios episodios; es una persona súper inteligente que se metió de lleno en este proyecto y que entrenó mucho para hacer sus propias escenas de acción, mientras desarrollaba también facetas emocionales relacionadas al modo en que su personaje sobrevive sin tener que matar a todos, porque no se trata de ‘Scarface’”.

No pasa desapercibido el hecho de que Rodríguez es de ascendencia puertorriqueña, como lo es también Ismael Cruz Córdova, el coprotagonista, quien interpreta al ‘capo’ del narcotráfico Lino. Estos detalles podrían causar disgusto en la comunidad mexicana, aunque nuestra entrevistada desestimó que fueran un problema.

“Nunca decimos de dónde son los padres de Gloria [el personaje de Rodríguez, que es una mexicoamericana]; de hecho, su padre podría haber sido de Puerto Rico”, justificó. “Para nosotros, lo más importante era tener a la mejor actriz para el papel, a alguien que le diera dramatismo y profundidad. Tampoco decimos quiénes son los antepasados de Lino [igualmente mexicoamericano]; y cada persona que yo conozco tiene ancestros de distintas procedencias”.

El nivel de las escenas de acción en “Miss Bala” era también un reto nuevo para la directora. “He hecho escenas en movimiento desde [su segunda película] ‘Lords of Dogtown’, donde tuve que filmar a bordo de vehículos, y en ‘Twilight’ había por ejemplo peleas de vampiros”, recordó ella.

“Pero en este caso, fue interesante buscar locaciones específicas dentro de la ciudad y a sus alrededores, lo que le dio a algunas escenas un ambiente de ‘western’”, agregó. “Además, a mí me gusta estar muy involucrada en todo lo que se hace durante los rodajes, por lo que el proceso fue muy intenso”.

Finalmente, preguntada por su opinión sobre la guerra contra las drogas, Hardwicke buscó una respuesta prudente. “Es algo que ha afectado a muchas personas a ambos lados de la frontera, pero que ha tenido también como víctimas a muchas familias de campesinos”, comentó. “Rezo porque haya una solución ideal, pero no sé cuál es”.


Anuncio