Espectáculos Cine

Anna Kendrick y Blake Lively deslumbran en la entretenida e inquietante ‘A Simple Plan’

El año pasado se publicó “A Simple Favor”, una novela de la joven escritora estadounidense Darcy Bell que se convirtió en ‘best-seller’ pese a no tener el respaldo completo de los críticos, que alabaron su capacidad para la creación de suspenso pero criticaron algunos de sus giros narrativos.

Sea como sea, en manos de Paul Feig, director de títulos como “Bridesmaids” y “The Heat”, la historia de Stephanie Smothers, una viuda ‘vlogger’ que inicia una extraña amistad con Emily Nelson, la madre más codiciada de la escuela donde estudian los hijos de las dos mujeres, se convierte en un filme fascinante que empieza como una comedia (lo que tiene todo el sentido del mundo en vista de los antecedentes de Feig), pero que se va transformando poco a poco en algo mucho más ominoso y amenazante, ya en completo plan de ‘thriller’.

En realidad, las cosas que van pasando ante nuestros ojos en la pantalla ponen a prueba la credibilidad, pero con el impecable empaque visual de la producción y las grandes actuaciones de los involucrados, los errores se perdonan, sobre todo porque la experiencia termina siendo tan placentera como cautivadora.

Nada de esto sería posible sin la presencia de Anna Kendrick (quien hace de Stephanie) y de Blake Lively (quien interpreta a Emily), cuyas apariencias y actitudes como personajes no podrían ser más distintas al comienzo, ya que la primera es una nerd de clase media que no tiene muchas amistades y se viste de modo extremadamente convencional, y la segunda es una dama con cualidades de modelo que bebe martinis al mediodía y vive en una casa de lujo, pese a que, según ella misma, su matrimonio con Sean Townsend (interpretado por Henry Golding, de “Crazy Rich Asians”) se encuentra atravesando serios problemas económicos.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles
62°