Anuncio
Share

Amat Escalante regresa al AFI Fest con la ciencia-ficción aterradora de ‘La región salvaje’

Una escena de "La región salvaje", una cinta mexicana que ha sido dirigida por el realizador de la aclamada "Heli", y que se exhibirá en esta edición del AFI Fest.

Una escena de “La región salvaje”, una cinta mexicana que ha sido dirigida por el realizador de la aclamada “Heli”, y que se exhibirá en esta edición del AFI Fest.

(Cortesía)

Uno de los dos representantes cinematográficos de México que llegan al AFI Fest de este año es “La región salvaje”, filme realmente impresionante que fue dirigido por Amat Escalante, quien causara ya una fuerte impresión con su cinta anterior, “Heli”, donde ofrecía una cruda mira a la violencia actual en su país.

Por su lado, “La región salvaje” (que se proyecta con el nombre en inglés de “The Untamed” el 14 de noviembre a las 6.45 p.m. y el 16 a las 9 p.m., las dos veces en las salas Chinese de Hollywood) toma una ruta distinta sin dejar de lado el estilo agresivo y hasta perturbador de su autor, a través de una historia que involucra a una pareja de casados con dos hijos, a un enfermero homosexual y a una misteriosa mujer que se encuentra relacionada de manera poco convencional con una entidad que podría no ser de nuestro planeta.

“Esta película no tiene que ver con el narcotráfico, como la anterior, pero la verdad es que para mí los temas que presento son una excusa para hablar de otras cosas; en este caso, se trata de la homofobia, el machismo y la violencia contra las mujeres”, le dijo el realizador a HOY a través de una conexión telefónica con Tijuana, donde se encontraba dictando un taller. “Estaba buscando respuestas para estos fenómenos, y como no las pude encontrar en la realidad, porque no hay realmente motivos racionales, me acerqué a la ciencia-ficción, que me brindó soluciones más auténticas”.

Sea como sea, no todo en la cinta es fantasioso, porque lo que sucede mayormente con los personajes tiene un aroma propio del cine urbano más realista. “En mi país hay tanta impunidad que eso se convierte prácticamente en un monstruo, lo que se presta para toda clase de metáforas”, retomó el cineasta. “Ese lado consciente que tengo me viene probablemente de familia, porque todos los que me rodearon en casa son así y tienen ideas muy críticas sobre lo que pasa en el mundo”.

El director mexicano Amat Escalante durante una conferencia de prensa en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, en Guanajuato, México.

El director mexicano Amat Escalante durante una conferencia de prensa en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, en Guanajuato, México.

(Christian Palma / AP)

Escalante ya ha hecho cuatro largometrajes, y asegura que toda su obra ha estado marcada por el llamado cine de género. “Estoy influenciado por las películas de terror, por las de suspenso y por el ‘western’”, afirmó. “No hay que olvidar que la ‘Night of the Living Dead’ original utilizó a los zombis para hablar simbólicamente de la sociedad estadounidense de los ‘60, porque esa clase de elementos suavizan el golpe y hacen que la idea resulte menos obvia y a la vez más efectiva”.

“La región salvaje” cuenta con algunas escenas sexuales sumamente intensas y vinculadas a veces a un ser extraño, por lo que llama la atención que Escalante haya logrado hacerlas con el reparto que empleó, conformado por actores no profesionales y, en un caso específico e importante, por una joven mujer que ni siquiera se interesaba en la actuación.

“A pesar de que lo que se ve en la pantalla parece mucho más fuerte de lo que filmamos, hubo momentos incómodos; pero en este caso, a diferencia de ‘Heli’, donde ni siquiera ensayamos las escenas antes del rodaje, sí le di el guión a los actores con anticipación”, prosiguió el entrevistado. “Además, nuestro director de fotografía fue [el chileno] Manuel Alberto Claro, quien ha trabajado en las dos últimas tres cintas de Lars von Trier, [un controvertido director danés] que es conocido por los riesgos que toma y por la dureza de sus propuestas”.

Finalmente, “La región salvaje” es un nombre particularmente acertado que podría referirse a la zona donde se desarrolla la historia (se filmó en Guanajuato, estado donde creció y donde sigue viviendo Escalante) y hasta a México entero, aunque el director tiene otra explicación menos evidente.

“Fuera de la zona del campo en que se encuentra la cabaña visitada por los personajes, se refiere a la sección de nuestras mentes que preferimos mantener en la oscuridad y que ni siquiera queremos tocar”, explicó. “Yo me enfrento a la mía haciendo cine, creo; por eso me mantengo sano”.


Anuncio