Espectáculos Cine

GOLDEN GLOBES: Alfonso Cuarón acudió a sus recuerdos y a su sensibilidad social para crear una película de alcance universal

En medio de los numerosos reconocimientos que viene recibiendo debido a la película “Roma”, entre los que se incluyen las tres nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de Mejor Película en Lengua Extranjera, Mejor Director y Mejor Guión, Alfonso Cuarón se ha enfrentado a algunas situaciones incómodas.

Y es que, más allá de los desacuerdos con los exhibidores que se negaron a proyectar la película en las salas más grandes debido a la decisión de Netflix de estrenarla dentro de su servicio de ‘streaming’ poco después del estreno planeado en los cines, el celebrado artista mexicano ha tenido que enfrentarse a los comentarios racistas que se le hicieron en las redes a la actriz Yalitza Aparicio (la mujer de ascendencia indígena que protagoniza el film) y a la negativa del Gobierno de Morelos de hacer una función especial cuyos fondos iban a estar destinados a la caravana migrante.

“Más que interesante, es preocupante y doloroso que las actitudes racistas se extiendan por todos los países”, le dijo Cuarón a HOY Los Ángeles durante una reciente entrevista. “Después de los comentarios de [el presidente de Estados Unidos Donald] Trump acerca de los migrantes, especialmente de los mexicanos, toda la gente de mi país tendría que tener una actitud distinta”.

“Creo que la mayor parte ha aplaudido y celebrado a Yalitza; los que han hecho lo contrario han sido una minoría muy estúpida”, agregó. “Ha pasado lo mismo con la caravana migrante: curiosamente, las clases menos privilegiadas son las que han arropado de manera muy generosa a estas personas, mientras que los comentarios negativos han provenido mayormente de las clases más acomodadas”.

En “Roma”, Aparicio interpreta a la empleada doméstica Cleo, quien se inspira a su vez en una mujer que Cuarón parece considerar prácticamente como su segunda madre. El papel ha sido ampliamente aclamado, pese a que, antes de aceptar este trabajo, la oriunda de Oaxaca -que pretendía ser una maestra en su pueblo- no había actuado ni desempeñado disciplina artística alguna.

“La directiva que le di a los encargados de reparto es que tenían que encontrar a personas que se parecieran físicamente a las que existieron realmente hace más de 40 años y que tuvieran la misma sensibilidad que estas, sin importar que fueran actores o no actores”, retomó nuestro entrevistado. “Así fue como conocimos a Yalitza, y te puedo decir que ella es una de las actrices más impresionantes con las que he trabajado”.

Durante el rodaje, el realizador adoptó decisiones inusuales para el modo en que se maneja la industria cinematográfica actual. “Yo tenía un guion muy preciso, pero no lo compartí con nadie, fuera actor o no actor; tampoco lo tenían los técnicos ni los integrantes del equipo de trabajo”, precisó. “Además, filmamos en orden cronológico, y de ese modo, cada quien iba aprendiendo la circunstancia que le tocaba día a día, como sucede en la vida real con todos nosotros”.

“Roma”, que recrea a su manera la infancia de Cuarón en la Ciudad de México de los ’70, es una cinta muy personal en la que no faltan momentos sociales y políticos importantes, como la masacre estudiantil conocida como ‘El Halconazo’, en la que se demuestra la participación encubierta del PRI y del entonces presidente Luis Echeverría.

“Espero que mis cuestionamientos al PRI y a Echeverría en la película no se sientan indirectos, sino muy claros”, manifestó el cineasta, que recientemente llamó la atención en las redes sociales al describir al ahora expresidente Enrique Peña Nieto como “increíblemente incompetente”.

“Estamos ante un momento muy importante para México. Es muy temprano para decirlo, pero ojalá que estemos viviendo una transición verdadera y que esto no sea una continuidad disfrazada”, agregó, en alusión a la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador.

Al mostrar a dos mujeres de distintas clases sociales que se enfrentan a hombres irresponsables que las abandonan (la ya citada Cleo y Sofía, un ama de casa de clase media acomodada que es interpretada por Marina de Tavira y que se inspira en la madre de Cuarón, fallecida a inicios de este año), “Roma” se conecta de algún modo con el espíritu del movimiento Me Too, aunque el realizador asegura que se trata de una coincidencia.

“Esto está hablando de dos mujeres muy específicas en mi vida, de una realidad que entiendo por lo cercana que me resultó”, explicó el director, que estuvo distanciado de su padre (ya fallecido) durante mucho tiempo. “La película se concibió mucho antes que lo del Me Too. Nunca había la intención de hacer declaraciones políticas, aunque puedan estar implícitas en la obra”.

Tras sus nominaciones a los Globos de Oro, “Roma” se expone a la grata posibilidad de tener una suerte semejante o mayor en la ceremonia 2019 del Oscar, que anunciará a sus nominados finales el próximo 22 de enero; de hecho, hoy día mismo se anunció que ha quedado en la lista preliminar de la categoría de Mejor Película Extranjera. Pero esto no parece quitarle el sueño a Cuarón, que en el 2013 se llevó el Premio de la Academia como Mejor Director por su trabajo en “Gravity”.

“Los premios son algo que se agradece, porque hablan del impacto que está teniendo tu película en un momento dado; pero también son engañosos, porque ni ellos, ni las reseñas, ni los resultados de taquilla dictaminan en realidad la trascendencia de tu trabajo”, afirmó. “Eso lo determina únicamente el paso del tiempo”.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles
58°