Anuncio
Share
Cine

Los fanáticos de Star Wars se niegan a poner fin a su pasión

Los fanáticos de Star Wars se niegan a poner fin a su pasión

El robot R2-D2 este domingo en los pasillos del hotel donde se hospedan los asistentes a la Star Wars Celebration de Chicago (EE.UU.). EFE

EFE

Comenzó en 1977 con una película que fascinó al mundo. Ahora, 40 años después, la legión de fanáticos de Star Wars se niega a poner fin a una pasión que promete seguir viva a pesar de la clausura de la saga, gracias al arsenal de novedades presentadas en la macroconvención Star Wars Celebration.

Una nueva película, una serie completa por estrenar, dos videojuegos... El “frikismo” galáctico está de enhorabuena.

Los miles de fanáticos de Star Wars, que han invadido esta semana Chicago (EE.UU.) para celebrar juntos su devoción, no pueden contener su alegría ante todos los lanzamientos que Disney y la productora Lucasfilm han anunciado esta semana.

“Este es un gran año. Estoy ansioso por el fin de la saga y también por la nueva serie”, cuenta a Efe Rodrigo, un fan de Star Wars que ha llegado con su familia a la convención desde Chile.

Anuncio

Rodrigo está emocionado porque un compatriota suyo, el actor Pedro Pascal (célebre gracias a “Narcos” y “Game of Thrones”), va a protagonizar la nueva serie de Star Wars, lo que hace más leve la despedida que supondrá la futura y última entrega en la gran pantalla, “Star Wars - Episode IX: The Rise of Skywalker”.

Ciertamente, hay que decir adiós a la saga de la familia Skywalker... pero también dar la bienvenida a “The Mandalorian”, la nueva serie sobre el universo Star Wars con la que esta lucrativa franquicia espera seguir manteniendo viva la llama del amor friki.

Con su nueva apuesta, presentada no por casualidad el mismo día que arrancaba el final de “Game of Thrones”, Disney ha asegurado el futuro de Star Wars para un buen rato y, de paso, se ha subido por todo lo alto al carro del fenómeno de las series.

“Va a ser muy grande, es una superproducción que va a atraer a millones de seguidores y crear una nueva historia”, comentaron al unísono los “influencer” españoles Andrea Compton y Javier Ruescas.

Anuncio

Ambos acababan de ver el tráiler que Disney avanzó en exclusiva para los asistentes a la bienal sobre Star Wars, organizada en un descomunal centro de convenciones de Chicago.

Pero por si acaso la maquinaria se detiene algún día, muchos son los fanáticos que aprovechan esta cita para tatuar en su piel a los Jedi, los Skywalker, Darth Vader o cualquier referencia al mundo galáctico.

Por un “módico” precio que va desde los 150 hasta los 700 dólares, cualquiera que lo desee puede plasmar con tinta su amor eterno por Star Wars. Y a todas horas hay cola para hacerlo.

También el público está dispuesto a hacer fila durante horas para conseguir alguno de los nuevos pósteres, camisetas o pegatinas que se distribuyen con cuentagotas al final de cada presentación.

Solo se entrega uno por persona y con el requerimiento de enseñar un cupón por el que preguntan aquellos que, o lo han perdido, o no lo han conseguido en el reparto.

“Este póster es para mí; colecciono todo lo que puedo sobre Star Wars, pero además se va a revalorizar mucho”, sentencia Josh, que pisa por segunda vez esta convención desde Los Ángeles (EE.UU.) y sujeta el primer cartel promocional de “The Mandalorian”.

Libros, cómics, figuras... el coleccionismo es la otra cara del fenómeno cultural de masas que supone Star Wars.

Desde cromos por un par de dólares hasta figuras artesanales de personajes cuyo precio supera los 2.000 dólares, todo se compra y se vende en esta industria terrenal que emula la galaxia soñada por millones de personas.

Anuncio

“He venido desde Suecia. Como allí no se celebra esto, mi novio y yo hemos viajado a EE.UU., porque era un sueño estar aquí", explica Anna, ataviada del personaje Bazine Netal.

“Este no es el único disfraz que he traído”, clarifica antes de enseñar su cuenta de Instagram (@artyannacosplay).

La semana antes de la convención, Anna compartió allí una foto adelantando los atuendos que llevaría cada jornada de la Star Wars Celebration: jueves con espada láser, sábado de piloto, viernes y domingo con disfraz de Bazine y el lunes... un estreno sorpresa.

Todo esfuerzo vale por celebrar una pasión compartida con personas de todos los rincones del mundo.

Por las mañanas toca emocionarse al tener a unos metros de distancia a los grandes protagonistas de su devoción, por las tardes digerir la oleada de nuevos lanzamientos y, por las noches, fiesta en los hoteles con las mejores “galas galácticas”.

Este lunes la convención llegará a su fin, será la hora de iniciar la cuenta atrás para disfrutar (o criticar) todas las novedades. Pero antes tendrán que despedirse con un: “Que la fuerza te acompañe”.


Anuncio