Anuncio
Share
Cine

Samara Weaving se enfrenta a unos suegros demenciales en la despiadada ‘Ready Or Not’

Ready or Not
La actriz australiana interpreta a una mujer de armas tomar.
(Eric Zachanowich)

En medio de un año que ha ofrecido ya varias propuestas de interés en el género del terror, llega a la cartelera local “Ready or Not”, una cinta en la que el miedo se combina con las risas para darle vida a una producción que está despertando mucho entusiasmo entre los críticos.

En el filme de estreno, Grace (Samara Weaving) es una muchacha de origen humilde que se acaba de casar con Alex (Mark O’Brien), quien forma parte de una acaudalada familia en cuya enorme mansión se celebra el compromiso y que, horas después, se convierte en escenario de un letal juego de caza que, para desgracia suya, la tiene como presa única y exclusiva.

Aunque Weaving ha hecho varios trabajos televisivos de orientación diversa, su carrera en el cine se ha distinguido por la participación en películas que tienen mucho que ver con “Ready or Not” en el sentido de que combinan también el terror y la comedia, como ha sido el caso de las igualmente celebradas “The Babysitter” y “Mayhem”.

Pero eso no quiere decir que ella misma sea una incondicional del género. “Me gustan películas de los ’70 y los ’80 como ‘Halloween’ y ‘Nightmare On Elm Street’, pero no puedo ver por ejemplo las nuevas de ‘It’, porque me dan demasiado miedo”, nos dijo la actriz australiana en una reciente entrevista. “Lo que pasa es que el cine ha avanzado tanto en cuestiones de tecnología que sus resultados son sumamente realistas”.

‘El guion de ‘Ready or Not’ me gustó porque era muy entretenido y todos los personajes eran muy locos, además de que se trataba de una producción que venía respaldada por compañías importantes”, resaltó la entrevistada, en alusión a un trabajo que fue producido por Fox Searlight y que, de manera insólita debido a su temática, está siendo distribuido por Disney.

Anuncio

Lo interesante del personaje de Grace es que se trata de una muchacha que termina convirtiéndose en una implacable luchadora, pero que incluso en sus momentos más aguerridos, mantiene la vulnerabilidad

View this post on Instagram

Day two @readyornotfilm in NY 💚

A post shared by Samara Weaving (@samweaving) on

“Cuando me reuní con los productores, les dije que me interesaba que ella no fuera la típica ‘dama en peligro’ que se ha visto ya muchas veces en la pantalla, sino que quería que se la mostrara como una mujer fuerte que no acepta la derrota”, retomó Weaving. “Les gustó lo que dije e incorporaron esas ideas a la historia”.

Grace es perseguida por la familia de su nuevo esposo mientras lleva un vestido de novia que se cae a pedazos, lo que tuvo que ser complicado para la actriz, que se enfrentó además al frío que se sentía en las locaciones canadienses, a las escenas de acción que implicaba el rol y a las cantidades copiosas de sangre falsa que se arrojaron sobre ella.

“Lo más difícil en realidad fue tratar de no reírme porque la estábamos pasando demasiado bien en el rodaje, y eso presentaba problemas en los momentos en que tenía que llorar y lucir aterrada”, confesó la intérprete.

Aunque los críticos han encontrado en “Ready or Not” referencias a algunos títulos clásicos del género, Weaving asegura que no se inspiró en ninguna obra del pasado para darle vida a su personaje.

“Nuestra cinta tiene elementos en común con ‘Clue’ y ‘Kill Bill’, pero yo me aproximé a ella como si se tratara de algo completamente nuevo, por lo que no revisé nada más que el guion y trabajé sobre la base de mi imaginación”, precisó.

Anuncio

“Ready Or Not” posee detalles de crítica social que la podrían acercar en teoría a “The Hunt”, un ‘thriller’ de otro estudio que despertó controversia cuando sus productores decidieron cancelar el estreno ya planeado después de las recientes masacres en este país y de las duras palabras de Donald Trump contra la supuesta influencia negativa que ejercería la misma producción.

Pero Weaving siente que el modo en que su película se encuentra hecha hace que esta resulte completamente distinta. “No me imagino que podría funcionar si no hubiera sido hecha en plan de comedia”, enfatizó. “No se sabe bien de dónde viene el dinero de esta familia multimillonaria, y que lo hayan obtenido a través de un pacto con el diablo es una idea realmente divertida que sirve de paso como catarsis para quienes hayan conocido a personas así”.

Weaving anunció hace poco su compromiso matrimonial con el productor Jimmy Warden, lo que hacía inevitable una broma nuestra sobre la posibilidad de que su propia boda termine de manera semejante a la de Grace.

“Por suerte, ya conocí a mis futuros suegros y no parece que sean como los de Grace”, dijo la actriz antes de soltar una risa. “Creo que todo va a estar bien”.


Anuncio