Anuncio
Share
Cine

Este cineasta noruego unió fuerzas con Guillermo del Toro para darle vida a una historia de terror inusual

Scary Stories
André Øvredal (der.) al lado de Guillermo del Toro y de la actriz Zoe Colletti.
(George Kraychyk)

Aunque ya es muy conocido en los círculos del terror cinematográfico debido a sus cintas “Trollhunter” y “The Autopsy of Jane Doe”, André Øvredal está dando ahora de qué hablar por su participación en “Scary Stories to Tell in the Dark”, una película de estreno que él mismo dirigió y que se encuentra producida por el mexicano Guillermo del Toro.

“Trabajar con Guillermo fue una experiencia maravillosa; esto fue un ida y vuelta entre su manera de hacer cine y la mía, y creo que la mezcla de las dos ha dado resultados muy interesantes”, nos dijo el realizador noruego durante una reciente entrevista.

“Guillermo ha hecho tantas películas buenas que me resulta difícil elegir una sola”, agregó. “Recuerdo que cuando salió ‘Blade II’, quedé muy impresionado por el modo en que había logrado hacer una secuela que fuera realmente buena, y adoro por supuesto ‘El laberinto del diablo’, aunque para mí la suma perfecta de su arte está en ‘The Shape of Water’”.

“Scary Stories”, que se basa en una popular y controvertida serie de libros para niños, tiene al frente a una adolescente de pueblo que descubre una casa encantada desde la que se desata una amenaza que afecta a todos sus amigos.

“Me llamó mucho la atención la idea de hacer una película sobre los Estados Unidos de 1968, porque crecí adorando muchos aspectos de esta cultura y pasé cinco años por aquí cuando asistí a la escuela de cine”, retomó Øvredal. “Esta me daba una oportunidad ideal para retratar un periodo específico y una situación determinada en la historia de este país dentro de una película que, en medio del estilo de aventuras que tiene, pertenece todavía al género del terror”.

Anuncio

Pese a sus aspectos sobrenaturales, la cinta tiene detalles particularmente realistas que la relacionan a situaciones del presente, como la presencia de un controvertido presidente de derecha y el racismo al que se enfrenta uno de los personajes principales, que es latino.

“Eso es lo que más me entusiasmó del guion, porque se ubica durante un periodo que era difícil a nivel mundial y que anticipa lo que está pasando en nuestros días en cuanto a las mentiras que se cuentan y al modo en que se maneja la información”, detalló el director.

No es obviamente gratuito que el personaje citado sea hispano; se trata de Ramón, un misterioso muchacho mexicano que es interpretado por Michael Garza.

“Me encanta ese personaje; me parecía que su historia era fascinante en el contexto de nuestra historia, porque había que saber de dónde viene y lo que tiene que enfrentar, como ser enlistado en una guerra de la que no sabe nada y que no tiene nada que ver con él”, nos dijo el cineasta. “Es un aspecto de la realidad que le pasaba a muchos jóvenes de su generación y que no suele formar parte de las historias de terror que se hacen por aquí”.

“Scary Stories” es sin duda alguna la película más ambiciosa de Øvredal en términos visuales, porque además de ser un trabajo de época, se veía obligada a rendirle tanto tributo a las ilustraciones de los libros como a las influencias que Steven Spielberg ha ejercido en nuestro entrevistado, además de contar con una abundante presencia de esos monstruos que Del Toro tanto ama y que se presentan en la pantalla sin apelar demasiado a los trucos digitales.

“Guillermo fue un productor maravilloso; me dijo desde el principio ‘esta va a ser tu película y debes hacerla del modo que quieras’, y eso fue un alivio para mí, porque lo que menos quería hacer era una película que pretendiera imitar las suyas”, finalizó el realizador noruego.


Anuncio