Anuncio
Share
Cine

Eugenio Derbez encuentra nuevas rutas para el humor en la película de ‘Dora’

Eugenio Derbez
Isabela Moner y Eugenio Derbez en una escena de “Dora and the Lost City of Gold.”
(Vince Valitutti)

La participación de Eugenio Derbez en “Dora and the Lost City of Gold” no se limita al plano de la actuación, sino que lo encuentra incluso en el puesto de productor ejecutivo, lo que tiene que ver sin duda con el interés que despertaba en él esta cinta, que se estrena el viernes en salas de todos los Estados Unidos.

“El papel era muy atractivo, y me gustaba también el hecho de que manejaba una historia donde se mostraba a los latinos de una manera positiva, cuando yo me he quejado siempre del modo en que se nos presenta [en el cine estadounidense]”, nos dijo el actor, director y productor.

“Ya era hora de que se nos ofreciera algo con un reparto totalmente latino y donde pudiéramos tener como protagonista a una niña que es la primera heroína latina en Hollywood y puede ser muy inspiradora, ya que habla español, es una buena hija y defiende valores que hay que resaltar en estos días, cuando los latinos estamos siendo tan juzgados y perseguidos”, agregó.

Derbez estaba familiarizado con la serie animada de Nickelodeon en la que se basa la cinta, pese a que sus hijos mayores (como los actores Aislinn y Vadhir) “ya estaban grandecitos” durante la temporada inicial del programa, que empezó a transmitirse en el 2000.

“De todos modos, sabía de su existencia debido a ellos, aunque solo de nombre”, retomó el mexicano radicado en L.A. “Todo eso cambió con la llegada de mi hija Aitana, que tiene ahora cuatro años, y con la que pasé un año y medio viendo la serie todas las mañanas antes de que me invitaran a participar en la película. ¡Fue ‘perfect timing’!”

Anuncio

Claro que nuestro entrevistado es el primero en remarcar las diferencias que existen entre la serie y la película, lo que según él es necesario y positivo. “Dora ya no es la niña de ocho años de las caricaturas, porque esas historias eran muy simples y harían que la película fuera muy aburrida”, señaló. “Aunque la historia empieza mostrándola de chiquita, aquí vemos a una Dora mucho más tridimensional; conocemos a su familia, sabemos de dónde viene y vemos el modo en que se enfrenta a la sociedad”.

En ese sentido, resultaba esencial que la cinta estuviera encomendada a artistas que tienen experiencia con trabajos de tinte familiar pero que también han hecho comedias irreverentes para adultos, como es el caso del director James Bobin, que realizó los dos filmes recientes sobre los Muppets pero ha trabajado también con el polémico comediante Sacha Baron Cohen, y el del guionista Nicholas Stoller, que dirigió “Forgetting Sarah Marshall” y “Neighbors” pero escribió también la primera cinta de los Muppets y la de Captain Underpants.

“No hay nada peor que llevar a tus hijos al cine y aburrirte como adulto”, retomó Derbez. “Todavía recuerdo lo que me pasó con ‘Shrek’; me dejó fascinado, porque tenía humor para todos. Del mismo modo, ‘Dora’ no deja fuera a nadie; puedes ir a verla con quien sea, tenga la edad que tenga”.

La cinta está siendo muy bien recibida por los críticos que la han visto por adelantado, lo que entusiasma también a Derbez, cuyos trabajos anteriores para la pantalla grande no han sido necesariamente celebrados del mismo modo.

“Sé que ya estoy en las ligas mayores, pero me interesa por supuesto hacer cosas de muchas calidad; doy lo mejor de mí en cada película que hago”, aseguró. “Llegué a este país ya de grande y nunca esperé comenzar mi carrera [estadounidense] a esta edad, pero me siento contento, porque ‘Dora’ está muy bien hecha; visualmente es un caramelo, y el libreto, los actores y la dirección están impecables”.

Fuera de que forzó a Derbez a adaptar su humor grandilocuente en español a las necesidades más medidas del mercado anglosajón, “Dora” también implicó desafíos en otros planos para nuestro entrevistado, porque es sin lugar a dudas la producción más exigente que ha hecho en términos de acción.

Anuncio

“Nos tenían corriendo todos los días y a todas horas; teníamos un entrenador permanente y una especie de gimnasio en el que trepábamos cuerdas con las manos, así con una alberca en la que aprendimos a aguantar la respiración por dos minutos”, recordó. “No sabes lo cansador que fue”.

En vista de que Derbez tiene 57 años y de que se encontraba rodeado por actores adolescentes, es de esperar que este reto haya sido mucho mayor para él que para sus compañeros de reparto. “Déjame decirte con orgullo que el que más aguantó el ritmo físico fui yo; ellos se cansaban antes”, aseguró. “Creo que es porque llegué a este país con muchas ganas y muy consciente de que no estaba tan joven, por lo que me cuidaba mucho y dormía bien [durante el rodaje]”.

“Todos hicimos casi todas nuestras escenas por cuenta propia; solo se emplearon dobles en tomas que nos mostraban de espaldas y en otras por cuestiones de eficiencia”, agregó. “Las que muestran a nuestros personajes de frente somos siempre nosotros”.

Derbez interpreta a Alejandro Gutierrez, un guía turístico que rescata a Dora a y sus amigos del lugar en el que han sido encerrados por unos villanos que pretenden dar con el paradero de los padres de la protagonista (Eva Longoria y Michael Peña), quienes han viajado a Perú para descubrir una antigua ciudad escondida.

“No quiero decir mucho del personaje porque no quiero arruinar la película, pero digamos que aparezco de la nada para conducir a los muchachos a través de la jungla, aunque no soy tan bueno ni tan valiente como parece”, declaró.

Finalmente, el intérprete latino tiene palabras de elogio para Isabela Moner (“Instant Family”), la actriz de 16 años que interpreta a Dora y con la que compartió innumerables escenas. “Ella es la Dora perfecta. Nació en Estados Unidos, pero es de origen peruano, y tiene familia que está todavía por allá”, señaló.

“El dialecto que habla en la película es quechua, y llamaba a su abuelita para que la asesora y la ayudara con la pronunciación, lo que le da mucho realismo al personaje”, afirmó. “Además, creció viendo a Dora y hasta imitándola”.


Anuncio