Anuncio
Share

En su segunda edición, el evento ‘Horror Made Here’ apuesta por las grandes marcas en lugar de la abundancia

La casa del payaso Pennywise es una de las atracciones principales de "Horror Made Here", el evento de Halloween que se realiza en los estudios de Warner Bros.

La casa del payaso Pennywise es una de las atracciones principales de “Horror Made Here”, el evento de Halloween que se realiza en los estudios de Warner Bros.

(Sergio Burstein/HOY)

Hoy en la celebración del Día de las Brujas, y para los que pretenden celebrarlo metidos en un parque temático tienen varias opciones; pero siempre hay la posibilidad de encontrar algo nuevo, y eso es justamente lo que sucede con “Horror Made Here”, el evento especial de octubre que se realiza por segundo año consecutivo en el estudio de Warner Bros., ubicado en la ciudad de Burbank.

En teoría, esta celebración debería competir directamente con la ya tradicionales actividades de los Universal Studios, porque estamos hablando igualmente de una compañía cinematográfica millonaria y transnacional que cuenta con locaciones propias para la filmación de sus proyectos; pero vale la pena empezar diciendo que, por ese lado, Warner tiene todavía mucho camino que recorrer, porque sus atracciones para la fecha son no solo pocas, sino mucho menos espectaculares y, lo que es más cuestionable, mucho más chicas, en el sentido de que se recorren muy rápidamente.

En ese sentido, “Horror Made Here” ofrece incluso menos opciones que atracciones de temporada como las de Knott Scary Farm, en Buena Park; LA Haunted Hayride, en el Griffith Park; y hasta el Dark Harbor, en el Queen Mary de Long Beach. Pero tiene un punto en común particularmente importante con Universal: la presentación de franquicias de renombre mundial que, además, le pertenecen directamente a la misma empresa.

Lo recién dicho es particularmente evidente en lo que respecta a la nueva versión de “It”, que brilla por su ausencia en los demás festejos hechos a lo largo del Sur de California, pero que cuenta aquí con una participación destacada, la misma que se plasma no solo en la casa del payaso asesino que se ubica al final de la visita, sino también en un escenario cercano dedicado a la cinta del argentino Andrés Muschietti; en la reproducción de la alcantarilla de la que surge el villano durante la memorable escena inicial de la producción; en una experiencia virtual a bordo de un vehículo estacionario y en una muestra de vestuario.

La citada casa, que se llama Neibolt House, es supuestamente una reproducción exacta de la atracción que se colocó tras el estreno de la película en el cruce de Hollywood y Vine, y que atrajo a una cantidad impresionante de devotos durante su permanencia en dichas calles, hasta el punto de que se formaban filas interminables a la entrada; pero nosotros sentimos en realidad que se trata de una versión aumentada y mejorada a la que se ha sumado en el tramo final un ‘animatronic’ de Pennywise (el célebre payaso) que nos tomó completamente por sorpresa.

Por su lado, “‘It’ VR Experience” es una atracción que puede parecer intrascendente, pero que resulta de lo más entretenida. Tras ingresar a un autobús en el que caben pocas personas, se pide que nos coloquemos un casco especial y unos audífonos, y esa es la puerta de entrada para un paseo simulado tremendamente realista que nos traslada a las lluviosas calles de Derry (el pueblo ficticio de la cinta y de la novela original de Stephen King) para enfrentarnos a un Pennywise que nos lleva después a su siniestro refugio y nos somete a un inclemente ataque de globos rojos.

Esta es la cabeza de Pennywise que aparece en la cloaca ubicada en una zona del lugar.

Esta es la cabeza de Pennywise que aparece en la cloaca ubicada en una zona del lugar.

(Sergio Burstein/HOY)

Para ser claros, durante la visita de prensa que efectuamos en el día de inauguración, el sistema no funcionó bien al primer intento, aunque alguien nos ayudó a remediarlo; y si se usan anteojos, hay que jugar con el casco para poder ver todo en foco, aunque ese es un problema que se nos presentó también al exponernos a “Carne y arena”, la propuesta igualmente virtual (y muy distinta) de Alejandro G. Iñárritu en el LACMA.

La parte del vestuario se incluye en el recorrido a pie realizado por el Stage 48, que forma parte del ‘studio tour’ habitual de Warner pero que, esta vez, suma una sección dedicada a las ropas usadas por el grupo de los ‘Losers’ en “It”, así como una zona en la que se muestran trajes empleados en la saga de “The Conjuring” y, lo que es más interesante, una puerta que se abre para dejar ver una mecedora en movimiento sobre la que se encuentra sentada la inquietante protagonista de la serie de “Annabelle”.

Lo más decepcionante es probablemente la atracción de “The Conjuring”, en la que un guía que simula infructuosamente tener miedo nos mete a la casa de la pareja de investigadores paranormales Warren para realizar un recorrido que recurre aparentemente a muchos elementos reales de utilería de la franquicia y concluye con la atemorizante ‘monja del retrato’, pero que nos pareció demasiado fugaz y no fue capaz de causarnos miedo.

Freddy Krueger cuenta con su propia atracción, y aparece también por ahí persiguiendo a unos incautos.

Freddy Krueger cuenta con su propia atracción, y aparece también por ahí persiguiendo a unos incautos.

(Sergio Burstein/HOY)

Tampoco nos convenció del todo la ‘prepa encantada’ de “A Nightmare on Elm Street”, pero esta vez por su brevedad, ya que la escena en la que aparecen unos jóvenes salvajemente atacados por Freddy Krueger (uno de nuestros monstruos favoritos) resulta de lo más efectiva. Finalmente, el ‘tour’ que se hace a bordo de un trencito palidece también en comparación con el de Universal, aunque tiene algunos momentos realmente emocionantes, como la aparición intempestiva de una actriz que interpreta a la legendaria Betty Davis cuando se encontraba metida en el papel desempeñado en el emblemático ‘thriller’ “What Ever Happened to Baby Jane?”

--

HORROR MADE HERE

Cuándo: 26 y 28 de octubre

Dónde: Warner Bros. Studios. 3400 W. Riverside Dr., Burbank, CA 91522

Admisión: $69

Inf.: wbstudiotour.com


Anuncio