Anuncio
Share

Angélica Aragón muestra un aspecto muy sociable en muestra angelina dedicada a sus películas

La actriz mexicana Angelica Aragón se encuentra en Los Ángeles para participar en una muestra de cine que la tendrá como protagonista.

La actriz mexicana Angelica Aragón se encuentra en Los Ángeles para participar en una muestra de cine que la tendrá como protagonista.

(Agenda Reforma)

Pese a que sigue radicada en Ciudad de México, Angélica Aragón ha visitado muchas veces Los Ángeles en los últimos tiempos, y varias de ellas tuvieron que ver con una colaboración establecida con Gema Sandoval, directora del Centro Cultural Floricanto, a quien conoció durante el rodaje de la recordada película “A Walk in the Clouds” (1995), de Alfonso Arau.

“Desde entonces, nos hemos ayudado mutuamente en diversos proyectos, relacionados a la difusión de su compañía de danza y a la promoción de obras de teatro en las que yo participaba”, recordó Aragón durante una entrevista ofrecida a HOY en nuestra ciudad. “Y fue por eso que surgió la idea de hacer un festival basado en películas mías que no se ven necesariamente por aquí”.

De ese modo, Aragón presentará en persona cuatro títulos que la tienen como intérprete, entre los que se incluyen dos obras de la directora costarricense afincada en tierras mexicanas Guita Schyfter: “Novia que te vea” (1994), una historia que se desarrolla en medio de la comunidad judía de México, y “Sucesos distantes” (1996), un largometraje enfocado en una inmigrante rusa.

“La primera habla de los primeros judíos que se instalaron en mi país durante los años ‘20, a través de una familia sefardita y otra asquenazi que, a pesar de sus diferencias sobre la base de la misma religión, aprenden a conocerse por la amistad que traban sus hijas más jóvenes en la escuela”, nos contó la ilustre actriz, quien interpreta a una de las madres y tuvo que aprender ciertas expresiones en ladino, el dialecto original de su personaje.

“Y en la segunda me tocó hacer de una mujer rusa que dejaba a sus hijos pequeños en su país para casarse en México con otro hombre, pero que vivía asediada por el sentimiento de culpa”, agregó nuestra entrevistada, quien en este caso tuvo que aprender algunas frases en la lengua europea.

La cinta más conocida de la muestra es “El crimen del padre Amaro” (2002), que sigue siendo una de las películas más taquilleras en la historia del cine mexicano, así como una de las más polémicas, debido a una trama que muestra el romance entre un sacerdote (Gael García Bernal) y una adolescente devota (Ana Claudia Talancón). “Interpreté a la mamá de esta chica, un ama de llaves de la sacristía que se encarga de alimentar a los curas”, precisó Aragón.

Por último, se proyectará “Todos están muertos” (2014), una producción española donde ella misma desempeña el rol de la madre mexicana de una muchacha local (Elena Anaya) enfrentada a la ‘reaparición’ de su hermano fallecido tras el Día de los Muertos.

“Se desarrolla durante la época posterior a la dictadura de [Francisco] Franco, en los ‘80, cuando la nueva libertad hizo que muchos jóvenes murieran debido al uso excesivo de las drogas”, sumó la artista.

De izquierda a derecha, la actriz española Elena Anaya, la directora española Beatriz Sanchís y la actriz mexicana Angélica Aragón posan para un retrato durante la promoción de la cinta “Todos están muertos”.

De izquierda a derecha, la actriz española Elena Anaya, la directora española Beatriz Sanchís y la actriz mexicana Angélica Aragón posan para un retrato durante la promoción de la cinta “Todos están muertos”.

(Berenice Bautista / AP)

Todas estas películas demuestran la increíble diversidad interpretativa que ha tenido Aragón en la pantalla grande y, además, un interés por temáticas sociales que se ha extendido a su labor como activista por los derechos de la mujer, plasmado actualmente en “La última palabra”, la obra de teatro que se encuentra dirigiendo en México.

Curiosamente, muchas personas la siguen recordando únicamente por su generosa participación en telenovelas de Televisa, es decir, un tipo de producciones que no han quedado precisamente en el recuerdo como escaparates de progresismo.

“En la época de oro de las telenovelas, el primer episodio de una de ellas podía ser visto por 100 millones de personas, y eso hacía que uno se convirtiera en líder de opinión”, justificó nuestra interlocutora.

“Como yo soy una persona responsable, creo que las opiniones que uno externa tienen que estar basadas en convicciones propias, y al darme cuenta de que los espectadores seguían lo que hacían y decían mis personajes, traté siempre de defender los que me tocaban en contra de estereotipos, prejuicios y frases que pudieran ser machistas”.

Según Aragón, se le daba derecho a intervenir en los diálogos de los libretos, y eso la llevó a cambiar uno en el que se acusaba a todas las mujeres de chismosas. “En otra ocasión, al hacer ‘Mirada de mujer’, donde interpretaba a una señora que se separaba de su esposo infiel y decidía reiniciar su vida amorosa -lo que fue ya un escándalo para la Iglesia-, le pedí al escritor que le diera al menos un trabajo, porque de otro modo parecía que ella seguía siendo mantenida por el marido”, dijo.

Aunque se encuentra ahora completamente abocada al cine y al teatro, no ha abandonado por completo el mundo de las telenovelas, como lo demuestra su participación más o menos reciente en “A corazón abierto” (2011).

“Sí, pero ahí me tocó hacer de una profesionista que era doctora, y no hay que olvidar que se trataba de una versión latina de la aclamada serie estadounidense ‘Grey’s Anatomy’”, precisó la legendaria artista, quien tiene varios proyectos fílmicos entre manos, incluyendo otro con Arau.

En su opinión, las telenovelas del pasado le daban un aspecto más realista a las mujeres, por el simple hecho de que los libretos solían ser escritos por ellas. “Ya sé que lo que voy a decir ahora va sonar muy sexista, pero siento que el género ha sido usurpado por los varones, y eso termina por hacer que la imagen de las mujeres que se presenta termine siendo la que los hombres quieren ver”, concluyó.

--

FESTIVAL DE ANGÉLICA ARAGÓN

Cuándo: Del 19 al 20 de agosto, 8 p.m.

Dónde: Floricanto Center. 4232 Whiteside St., Los Ángeles, CA 90063

Admisión: $5 (preventa), $7 (en la puerta)

Inf.: 323.261.0385


Anuncio