Anuncio
Share

Se animan latinos a mostrar su apoyo a Donald Trump tras nominación (video)

La última encuesta sobre intención de voto de los hispanos del Wall Street Journal y NBC asegura que el 82 % de los hispanos registrados para votar ve de forma desfavorable al candidato Donald Trump, mientras que tres de cada cuatro, un 75 %, planea votar por la demócrata Hillary Clinton.

La última encuesta sobre intención de voto de los hispanos del Wall Street Journal y NBC asegura que el 82 % de los hispanos registrados para votar ve de forma desfavorable al candidato Donald Trump, mientras que tres de cada cuatro, un 75 %, planea votar por la demócrata Hillary Clinton.

Tras la nominación oficial de Donald Trump como candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca, algunos latinos se animan a mostrar su apoyo al polémico magnate, aunque algunos temen ser rechazados por su propia comunidad.

“Le puedo decir que casi todos los camioneros con los que hablo vamos a votar por Trump, pero no lo decimos a voz en cuello, porque no queremos que nos pase algo " aseguró Yesid Fajardo, un ciudadano estadounidense de origen colombiano que maneja su propio camión.

Al igual que Fajardo, la psicóloga mexicana Estella Sneider decidió brindar su apoyo al conservador, pese a que su decisión puede ponerle en la mira de algunos latinos que se sienten agraviados por las ofensas o propuestas anti-inmigrantes del empresario.

“Hay tanta polarización en estas elecciones que para muchos es muy difícil poder expresar las preferencias electorales, no creo que todas las personas estén dispuestas a afrontar los ataques,” reflexiona.

Louis Desipio, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de California Irvine, presume que hay algunos latinos que apoyan al republicano pero son reacios a hablar abiertamente de su elección.

No obstante, el número de los hispanos partidarios de Trump es probablemente reducido. “Sin duda deja un pequeño núcleo (20 % o menos) de los latinos que van a votar por él. Muchos de estos latinos se sienten cómodos con su partidismo republicano y algún mensaje intolerante del partido” explicó.

Fajardo, quién perdió su casa en la recesión del 2008 y no ha podido recuperarse, dice que no cree que pertenezca al grupo de conservadores que Desipio menciona.

El inmigrante no se identifica como un republicano activo o defensor de un partido político o plataforma, pero dice estar cansado de los intereses que se manejan en el Congreso y la Casa Blanca.

Marcelino Valdez, miembro del Comité Republicano en Fresno (California), cree que estos son los votantes a los que el partido debería acoger y respaldar.

“Tenemos que hacer que los indecisos entiendan la plataforma de Trump y asegurar su voto” indicó.

No obstante, el líder hispano entiende el miedo a reconocer el apoyo al candidato proclamado este jueves en la Convención republicana en Cleveland. “Yo, siendo republicano, en algún momento me ha tocado evitar el tema” agregó.

Para Valerie Martinez-Ebers, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad del Norte de Texas, aunque hay latinos que están planeando votar en secreto por Trump, el numero es muy pequeño especialmente en los estados donde el voto hispano puede cambiar la elección.

“La mayoría de estos partidarios de Trump auto-identificados viven en estados sólidos rojos (republicanos)” explica.

Tanto la campaña demócrata como republicana están enfocadas en salvaguardar estados como Florida, Ohio o Pensilvania. Desde 1960 ningún candidato ha ganado la carrera presidencial sin tener a su favor al menos dos de estos tres estados.

Fajardo y Sneider votaran en California, estado dominado por los demócratas desde 1992, época en la que los votantes se enfrentaron contra el gobernador Pete Wilson y la Proposición 187G, que iba contra los indocumentados.

“Puede ser que nuestro voto no haga una gran diferencia en el resultado general de este estado (California) pero sí en la forma que se respete la opinión de cada individuo”, reflexionó Sneider.

La última encuesta sobre intención de voto de los hispanos del Wall Street Journal y NBC asegura que el 82 % de los hispanos registrados para votar ve de forma desfavorable al candidato Donald Trump, mientras que tres de cada cuatro, un 75 %, planea votar por la demócrata Hillary Clinton.

Tan sólo el 14 % dice que votaría por el republicano.

Fajardo dice que sólo quiere apoyar a alguien que le ayude a recuperar la ilusión del sueño americano que llegó a buscar a Estados Unidos.

“La crisis continúa, así quieran ocultarlo, los impuestos nos están ahorcando y el trabajo está mal. Apoyo a Trump pero eso si, no voy a colocar ninguna propaganda en mi camión porque seguro lo vandalizan”, subrayó.


Anuncio