Anuncio
Share

El Departamento de Estado se defiende de críticas del FBI por el caso Clinton

Hillary Clinton y el director del FBI, James Comey. Foto Getty Images.

Hillary Clinton y el director del FBI, James Comey. Foto Getty Images.

El Departamento de Estado negó hoy que exista una cultura “laxa” en esa agencia al lidiar con información clasificada, como insinuó hoy el FBI al hacer públicas sus conclusiones sobre el uso del correo electrónico por parte de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, evitó comentar hoy sobre la decisión del Buró Federal de Investigación (FBI) de recomendar que Clinton no sea imputada por usar servidores de correo electrónico privados para asuntos oficiales cuando era titular de Exteriores.

Pero Kirby sí reaccionó a la afirmación del director del FBI, James Comey, de que “la cultura de seguridad del Departamento de Estado en general, y con respecto al uso de sistemas de e-mail sin clasificar en particular, era insuficiente en lo relativo al cuidado de información confidencial que existe en el resto del Gobierno”.

“No compartimos esa evaluación sobre nuestra institución”, aseguró Kirby en su conferencia de prensa diaria.

“Aunque siempre estamos buscando maneras de mejorar, no compartimos que haya una cultura laxa aquí a la hora de proteger la información confidencial, porque eso es algo que nos tomamos muy en serio”, tanto “en el pasado como ahora”, añadió el portavoz.

Kirby opinó que la de Comey es “una evaluación de brocha gorda” sobre las prácticas de seguridad del Departamento de Estado, y subrayó que “no formó parte de la investigación” del FBI, centrada en la actuación particular de Clinton y sus asesores más cercanos.

El Departamento de Estado esperará a ver la decisión del Departamento de Justicia sobre las recomendaciones del FBI para tomar una decisión sobre si emprende sanciones administrativas contra alguno de los empleados responsables o relacionados con el uso de un servidor privado por parte de Clinton, indicó Kirby.

El portavoz no dio detalles sobre quiénes podrían estar afectados por esas sanciones ni precisó si podría llegar a retirar a algunos exfuncionarios del Departamento de Estado que asesoraron a Clinton sobre su permiso para acceder a información confidencial acerca de la política exterior de EEUU, en caso de que aún la mantengan.

La Casa Blanca tampoco quiso comentar hoy sobre el informe del FBI, y su portavoz, Josh Earnest, se limitó a indicar que el presidente Barack Obama “está al tanto de la noticia” relacionada con Clinton.

Dado que el Departamento de Justicia no se ha pronunciado aún sobre la recomendación del FBI, Earnest evitó hacer comentarios al respecto, aunque afirmó que parece que la agencia dirigida por Comey “ha evaluado el tema con un nivel de detalle minucioso”.

Obama participará hoy en su primer acto de campaña junto a Clinton, y ambos volaron juntos a Charlotte (Carolina del Norte), pero Earnest aseguró que no hablaron sobre el anuncio del FBI.

Earnest también afirmó, en declaraciones a los periodistas que viajaban con Obama, que la Casa Blanca no recibió ningún aviso previo del FBI de que harían públicas hoy las conclusiones de su investigación.


Anuncio