Anuncio
Share

Feligreses lamentaron que el Papa circule en un vehículo donde no se le podía ver y ‘tan a prisa’

Varios fieles recurrieron a una escalera para poder ver mejor el paso del Pontífice.

Varios fieles recurrieron a una escalera para poder ver mejor el paso del Pontífice.

El Papa Francisco salió a bordo de un papamóvil cerrado con rumbo a la Nunciatura Apostólica, donde comerá y descansará.

Después, se dirigirá a la Basílica de Guadalupe, donde oficiará una misa multitudinaria con 35 mil personas; se espera la llega del Presidente Enrique Peña Nieto y su familia.

Minutos antes, en la Catedral Metropolitana, líderes religiosos se tomaron una fotografía con Jorge Mario Bergoglio en el Altar de los Reyes; ahí, el Papa regaló a los obispos una medalla y un rosario.

El Pontífice salió por una puerta de la Sacristía que da a la calle de Guatemala e hizo un recorrido por el Zócalo capitalino, donde cientos de personas lo esperaban con banderas y porras.

A los obispos se les informó que en la Catedral se les dará una comida, antes de encaminarse a la Basílica de Guadalupe, donde también participarán en la misa.

Lamentan traslado en coche sin techo

Personas que esperaron hasta dos horas en Avenida 20 de Noviembre para ver el recorrido de Bergoglio en el papamóvil lamentaron que circule tan a prisa y que viajara en otro carro donde no se podía ver.

“No lo alcancé a ver bien, creo que está pasando muy rápido. Vi tres veces a Juan Pablo II, así, cerquita. A este Papa nomás le vi la espalda, ni su carita”, describió Graciela Jáuregui, de 71 años y originaria de Guerrero.

En la mañana, el Papa Francisco viajó en el papamóvil, pero de regreso lo hizo en un auto Fiat donde no podía observarse, por lo que la gente que lo esperaba se desilusionó.

"¿Ya pasó el Papa? ¿En dónde?”, fueron algunos comentarios. Karla Mota, del Estado de México.

“Juan Pablo II se daba el tiempo, nos decía adiós, este Papa pasa rápido y con mucha vigilancia”.


Anuncio