Anuncio
Share

Acusan de limpieza de indigentes por visita papal; “ellos tienen derecho a una bendición”

La preocupación para algunas organizaciones civiles que trabajan con esta población es que al menos unas 40 personas están en calidad de desaparecidas, ya que se desconoce a dónde fueron llevados desde ayer que empezaron los operativos.

La preocupación para algunas organizaciones civiles que trabajan con esta población es que al menos unas 40 personas están en calidad de desaparecidas, ya que se desconoce a dónde fueron llevados desde ayer que empezaron los operativos.

La visita del Papa Francisco ocasionó que decenas de indigentes fueran retirados por policías, algunos a la fuerza, de los lugares donde solían vivir en la Ciudad de México.

La preocupación para algunas organizaciones civiles que trabajan con esta población es que al menos unas 40 personas están en calidad de desaparecidas, ya que se desconoce a dónde fueron llevados desde ayer que empezaron los operativos.

Luis Enrique Hernández, de El Caracol, informó que luego de saber las cinco rutas que diseñó el Gobierno capitalino por las que iba a pasar el Papa, se dedicaron a recorrerlas para ubicar a los grupos vulnerables que vivieran en las mismas.

Así localizaron a 27, pero desde ayer empezaron las amenazas y operativos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), y muchas de las concentraciones desaparecieron.

“Cuando el Papa vino en el 2002 sucedió lo mismo y levantaron a las personas que estaban en las rutas donde pasaría”, señaló Hernández.

“Pero de las 250 personas que levantaron a 60 se las llevaron a una bodega de la Avenida Fray Servando y ahí los tenían encerrados en una bodega en malas condiciones, incluso hay videos que tomamos de la situación en aquel entonces”.

Los primeros en ser retirados ayer, explicó el activista, fueron grupos que estaban instalados en las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe, por el Metro La Villa y Calzada de Guadalupe.

En la zona había alrededor de 100 personas, y aunque algunos vecinos escucharon que se irían rumbo a Talismán, las organizaciones civiles desconocen su paradero, cuántos se fueron por su voluntad y cuántos obligados por policías.

En la zona de Avenida Hangares y Circuito Interior había casas de campaña que ya fueron retiradas y se ignora el paradero de la gente que vivía en ellas.

Otro caso es el de un campamento de unos 30 o 40 hombres y mujeres en situación de calle instalados a un costado de las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR) en Paseo de la Reforma.

Las casas de campaña estaban en la Plaza Epopeya de los Sismos y fueron trasladados a unas tres o cuatro calles rumbo a la Colonia Guerrero.

Caracol, junto con las ONGs Red por los Derechos de la Infancia en México, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y Alianza Mexicana Poblaciones Callejeras trabajan coordinadamente para encontrar a las personas desaparecidas.

Incluso ya iniciaron una queja en la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF) porque uniformados golpearon a un joven en las inmediaciones de la Basílica.

También solicitaron la emisión de medidas precautorias para evitar que se cumplan las amenazas de los policías de que ayer a las 20:00 horas ya no debía haber población callejera en la ruta papal.

“Solicitamos a la Comisión que debía investigar el paradero de las personas desaparecidas”, señalaron los activistas.

ASÍ LO DIJO

Luis Enrique Hernández, El Caracol.

“Ellos tienen derecho incluso a una bendición, un alto número de la población (en situación de calle) es católica, ¿por qué tienen que ser violentados del lugar donde viven, sobre todo con una visita tan sensible?”.


Anuncio