Anuncio
Share

El General Díaz-Luqueño se jugará a puerta cerrada “por motivos de seguridad”

El General Díaz-Luqueño se jugará a puerta cerrada “por motivos de seguridad”

En la imagen, jugadores del Sportivo Luqueño de Paraguay. EFE/Robert Puglla/Archivo

EFE

La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) determinó que el partido entre el General Díaz y el Sportivo Luqueño que abre este viernes la novena jornada del Clausura se dispute a puerta cerrada para prevenir posibles actos de violencia por parte de los grupos ultras, conocidos como “barras bravas”.

El encuentro entre los dos equipos de primera división de la ciudad de Luque, vecina a Asunción, se disputará en el estadio General Adrián Jara del General Díaz sin público de pago “por motivos de seguridad”, según la nota enviada este viernes por la APF a los clubes afectados.

El documento explica que la decisión obedece a la preocupación expresada hoy mismo a la entidad rectora del balompié por la Policía Nacional y la Fiscalía, fundamentada en los antecedentes de los enfrentamientos violentos protagonizados por los seguidores del Luqueño.

Sin embargo, la APF autoriza a ambos clubes a presentar una lista de 50 personas cada uno, todos perfectamente identificadas, “para permitir que directivos y familiares puedan asistir” al partido.

Anuncio

Entre los antecedentes, figura un enfrentamiento violento que protagonizaron los ultras del Sportivo Luqueño en 2017 y que se saldó con la muerte de un hincha.

Además, los protocolos de seguridad se han intensificado desde que hace tres semanas falleciera otro aficionado a causa de un disparo en una pelea entre seguidores del Cerro Porteño y Olimpia durante la final metropolitana de fútbol sala, en Asunción.

Desde entonces, los principales clubes de la primera división se mostraron a favor de impulsar un proyecto de ley en el que trabaja la APF para combatir la violencia de los ultras y que incorporará novedades en materia de financiación, prevención y sanciones.

La nueva normativa busca crear nuevas herramientas para evitar que se lleguen a producir los enfrentamientos violentos, como el establecimiento de controles de alcohol, drogas o detectores de metales en las inmediaciones de los estadios.

Anuncio

Los enfrentamientos entre ultras del fútbol paraguayo se han saldado con ocho víctimas mortales y decenas de heridos en las últimos tres temporadas, según los datos ofrecidos por la Policía Nacional.


Anuncio