Anuncio
Share

México, su cultura y su gente encandilan al nuevo embajador de Estados Unidos

México, su cultura y su gente encandilan al nuevo embajador de Estados Unidos

El nuevo embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, habla el 16 de agosto tras su llegada al aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Landau llegó defendiendo su interés por fortalecer las relaciones entre las dos naciones pese a reconocer “retos”. EFE/ Madla Hartz/Archivo

EFE

México, su cultura y su gente han encandilado al nuevo embajador de Estados Unidos en este país, Christopher Landau, quien en unos cuantos días ha mostrado una pequeña parte de la nación latinoamericana en su activa cuenta de Twitter.

Una semana después de haber presentado sus cartas credenciales ante el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el diplomático estadounidense se ha dejado ver como un ferviente admirador de la Ciudad de México, su “nuevo hogar”.

En la capital mexicana, Landau ha disfrutado de la colorida vida de barrios populares como la colonia (barrio) Roma, que comparó con el Greenwich Village en New York y el barrio del Palermo Hollywood en Buenos Aires.

También visitó la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en la capital mexicana: “Le rogué que me diera la sabiduría y el espíritu para fortalecer los lazos entre nuestros países”, apuntó.

Anuncio

En el centro histórico de la Ciudad de México, el embajador disfrutó de las frutas mexicanas y en el barrio de Coyoacán visitó la Casa Azul, donde vivió la pintora Frida Kahlo.

“Les prometo que aparte de mis recorridos, me voy a dirigir a temas sustantivos. Pero la realidad es que quisiera pasar estos primeros meses conociendo a la realidad mexicana y platicando con diversos sectores (incluyendo mis seguidores tuiteros) antes de presumir ofrecer comentarios”, apuntó Landau en un mensaje el 1 de septiembre.

De la casa de Frida Kahlo, en Coyoacán, Landau se dijo impresionado pero también provocó una polémica.

“Admiro su espíritu libre y bohemio, y con razón se ha convertido en icono de México en el mundo entero. Lo que no entiendo es su evidente pasión por el marxismo/leninismo/estalinismo. ?No supo de los horrores cometidos en nombre de esa ideología?”, cuestionó el diplomático, lo que provocó miles de reacciones en Twitter.

Anuncio

La rápida conexión de Landau con México en mucho se debe a la fluidez con la que habla y escribe el español.

Landau nació en Madrid, España, el 13 de noviembre de 1963 cuando su padre, George Walter Landau, era funcionario en la Embajada de Estados Unidos en España.

Además parte de su infancia y adolescencia la vivió en países de América Latina cuando su padre fue embajador en Paraguay, Chile y Venezuela.

Años más tarde, Landau se graduó en la Facultad de Derecho de Harvard, donde se certificó en Estudios Latinoamericanos y escribió una tesis doctoral premiada sobre las relaciones de Estados Unidos con Venezuela en la década de 1940.

Este miércoles, el presidente mexicano dijo en su conferencia de prensa matutina que la llegada de Landau a México fue “una decisión soberana del Gobierno de Estados Unidos” y que en su primer contacto lo percibió “respetuoso de México y entusiasmado por ayudar”.

De su entrevista con López Obrador, Landau dijo que conversaron sobre temas de interés mutuo como migración, comercio, seguridad, y desarrollo.

"?Hay tanto que podemos lograr juntos! Es el máximo honor de mi vida desempeñarme en este cargo”, apuntó.

El mandatario mexicano se mostró complacido con Landau.

Anuncio

“El actual embajador actúa de manera respetuosa y noté que tiene interés y entusiasmo para que se mantengan buenas relaciones entre México y Estados Unidos”, apuntó López Obrador.

Dijo que en la historia diplomática entre ambos países “ha habido embajadores de Estados Unidos entrometidos”, aunque apuntó que otros han hecho muy bien su labor.

Negativamente, dijo que en los últimos años hubo un embajador, de quien no dio el nombre, que opinaba sobre el desempeño de las Fuerzas Armadas de México y se le permitía.

“Eso no le corresponde a un embajador de otro país. Nosotros somos respetuosos del principio de no intervención y de autodeterminación de los pueblos. Y eso no es el papel de un diplomático”, finalizó.


Anuncio