Anuncio
Share

Sudeste del país no baja la guardia ante un Dorian tranquilo pero aún dañino

Sudeste del país no baja la guardia ante un Dorian tranquilo pero aún dañino

Beachgoers walk next to the ocean in Juno Beach, Florida, USA, 04 September 2019, the day after the hurricane Dorian passes near to Florida shores. EFE/EPA/Cristobal Herrera

EFE

Estados Unidos sigue con recelo el avance de Dorian a lo largo de su costa sudeste, aunque por ahora no ha habido daños ni pérdidas de vidas debido a este huracán de categoría 2, que presenta vientos de 105 millas por hora (165 km/h).

Aunque Dorian se desprendió por fin de la Bahamas, la atención de los medios sigue centrada en la devastación y muerte que ha causado en ese archipiélago y en la movilización de ayuda y donaciones corporativas de EE.UU. para aliviar a los bahamenses.

“Nuestras oraciones ahora van para nuestros hermanos de Bahamas, la devastación que vimos allá fue para la que nos preparamos aquí, y ustedes vieron lo malo que fue”, dijo Ed Kelley, presidente del consejo del condado Volusia (norte de Florida), por cuyas costas se desplazó este miércoles Dorian.

Kelly y otras autoridades de Volusia anunciaron en una rueda de prensa que el ciclón no había tenido mayor impacto y dieron fin a las evacuaciones y al toque de queda, al tiempo que anunciaron el regreso a clases este jueves.

Anuncio

Se prevé que a medida que avance hacia Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte e incluso Virginia, las autoridades locales irán poco a poco desactivando las medidas de emergencia.

Sin embargo, Ken Graham, director del Centro Nacional de Huracanes (NHC), señaló que en el avance de Dorian hacia el norte “mejoran las condiciones en Florida, pero empeoran para Georgia y las Carolinas”.

A las 14.00 horas locales (18.00 GMT), el huracán se encontraba a unas 115 millas (185 km) al este de Jacksonville (en el norte de Florida), y a 180 millas (290 km) al sur de Charleston (Carolina del Sur).

En Florida se ha reactivado ya la operación del Aeropuerto Internacional de Orlando, en el centro de estado, y los puertos de Everglades, Miami y Miami River.

Anuncio

Incluso centros turísticos como el Kennedy Space Center, que está cerca del mar, anunció que reabrirá este viernes.

Más que marejadas ciclónicas, Dorian ha arrastrado a las costas del centro de Florida, kilos de cocaína, 25 en Cocoa Beach y uno más en Melbourne, a unas 15 millas (24 km) de allí.

El huracán se desplazaba a 9 millas por hora (15 km/h) en dirección nornoroeste con vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 km), pero se prevé que tome rumbo noroeste en las próximas horas y más tarde vire al norte.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, que este miércoles no realizó su rueda de prensa habitual sobre el huracán, se limitó a agradecer a las compañías eléctricas el restablecimiento del servicio a los pocos clientes que han sufrido cortes.

La Florida Power & Light (FPL), que informó de la restauración del servicio a 150.000 abonados de los 4 millones de clientes con que cuenta en la ruta de Dorian, instó a los residentes en el norte de Florida a “mantenerse atentos y prepararse para un mayor potencial de cortes de energía”.

Por su parte, Duke Energy, otra compañía que opera en Florida, recordó que Dorian puede llegar a “causar más de 700.000 cortes de energía en las Carolinas” y advirtió a sus clientes de que los equipos comenzarán las reparaciones “cuando sea seguro”.

Mientras tanto, empresas de cruceros y grupos civiles estadounidenses se han movilizado para ayudar a Bahamas, donde Dorian tocó tierra el domingo pasado como categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson.

Royal Carribean anunció una donación de un millón de dólares, lo mismo que el grupo Walt Disney, propietario de la naviera Disney Cruise Line.

Anuncio

De igual forma, Carnival Cruise Line manifestó que apoyará los esfuerzos de recuperación y precisó que anunciarán en que se concretará la ayuda cuando determinen qué es lo más útil.

“A nuestros amigos en las Bahamas, sepan que no están solos en sus esfuerzos”, indicó el director ejecutivo del grupo, Arnold Donald, en un comunicado.

Las compañías han ofrecido a transportar en sus barcos en cuanto se reanuden los viajes ayuda para los bahamenses, que sufrieron durante varios días la fuerza de un huracán que cuando tocó tierra en la isla de Ábaco tenía vientos de 185 millas por hora (295 km/h).

En pleno pico de la temporada atlántica de huracanes, Dorian está ahora acompañado de las tormentas Fernand, en el Golfo de México, y Gabrielle, en el Atlántico oriental, así como de dos depresiones tropicales.


Anuncio