Anuncio
Share

Comisión Federal de Comunicaciones respalda fusión entre T-Mobile y Sprint

Comisión Federal de Comunicaciones respalda fusión entre T-Mobile y Sprint

Detalle de un logotipo en una tienda T-Mobile en Oakland, California (EE.UU.). EFE/John G. Mabanglo

EFE

La Comisión Federal de Comunicaciones, el ente regulador del sector en el país, anunció hoy la aprobación preliminar de la fusión entre dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil del país, T-Mobile y Sprint, un acuerdo valorado en 26.000 millones de dólares y que obliga a la desinversión de parte de su negocio.

“El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, anunció hoy que su oficina ha distribuido un borrador de orden que aprueba la fusión de T-Mobile y Sprint junto con la venta de los negocios prepagos de Sprint a Dish Network Corp”, anunció el Departamento de Justicia en un comunicado.

El pasado mes, el fiscal asistente de la división antimonopolio del Departamento de Justicia, Makan Delrahim, había anunciado el respaldo del Gobierno al acuerdo entre las dos empresas por considerar que con él “se asegura que los consumidores podrán acceder a grandes partes de espectro actualmente no usado o infrautilizado en forma de redes de alta calidad 5G”.

El borrador del ente regulador considera que la fusión y la desinversión que incluye el acuerdo son suficientes para recibir el visto bueno, con lo que solo queda que el pleno de la Comisión lo vote para su entrada definitiva en vigor.

Anuncio

El acuerdo obliga a las compañías a vender algunos de sus activos a Dish Network, entre ellos parte de su espectro inalámbrico y el negocio de celulares prepago de Sprint, Boost Mobile.

De este modo, Dish pasaría a convertirse en el cuarto operador más grande del país, aunque dependería de T-Mobile para el uso de su red.

Junto a T-Mobile y Sprint, el mercado estadounidense tiene como principales proveedores actualmente a Verizon y AT&T.

El nuevo operador, bajo el nombre de T-Mobile, contará con más de 80 millones de consumidores.

Anuncio

Tanto T-Mobile como Sprint son controladas por empresas extranjeras: la primera por la alemana Deutsche Telekom, y la segunda por la japonesa SoftBank.


Anuncio