Anuncio
Share

Unas 1.300 personas LGBTI han sido asesinadas en Latinoamérica desde 2014

Unas 1.300 personas LGBTI han sido asesinadas en Latinoamérica desde 2014

La mayoría de las muertes violentas de estas personas se concentran en Colombia, México y Honduras, con 1.108 casos, que representan el 85,7 % del total. EFE/ Sebastián Castañeda/Archivo

EFE

El número de asesinados en la ciudad mexicana de Uruapan, en el occidental estado de Michoacán, ascendió a 19 tras el hallazgo de tres nuevos cadáveres, informó este jueves la Fiscalía estatal.

Adrián López Solís, fiscal general de Michoacán, informó en rueda de prensa que se trata de 16 hombres y tres mujeres, quienes presentan impactos de bala y huellas de tortura.

Algunos de los cadáveres fueron desmembrados y otros se colgaron de un puente.

En un primer reporte, las autoridades habían informado de 16 cuerpos, pero a lo largo de esta mañana se descubrieron todavía más cadáveres.

Anuncio

El funcionario informó que los cuerpos fueron abandonados por los asesinados en tres puntos del Boulevard Industrial, una de las principales avenidas de Uruapan, la segunda ciudad más importante de Michoacán y líder en la producción de aguacate.

La Fiscalía estatal abrió diversas líneas de investigación en las que destaca la pugna que mantienen los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Caballeros Templarios y de La Nueva Familia Michoacana.

Este último grupo criminal opera a través de un grupo de sicarios que se conoce como Los Viagras.

Las tres organizaciones del narcotráfico se disputan el control de la producción y tráfico de drogas, secuestros, robo de vehículos y extorsiones a empresarios productores de aguacate.

Anuncio

Agentes de diversas corporaciones policiales y militares han sido desplegados en Uruapan tras el crimen en busca de evidencias que permitan identificar “casas de seguridad” o inmuebles donde se esconden narcotraficantes.

En junio pasado, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó el despliegue en Michoacán de cientos de agentes de la recién conformada Guardia Nacional, en un intento por contener la ola de violencia.

El auge de la violencia en esta región de Michoacán se remonta a hace más de una década.

El 6 de septiembre del 2006, sicarios del cártel de La Familia Michoacana -el cual mutó en Los Caballeros Templarios-, arrojaron las cabezas de cinco hombres en la pista de baile del bar Sol y Sombra, donde además dejaron una cartulina con advertencias a un grupo rival.

Se considera que este suceso fue el detonante de la inseguridad en la zona, que no ha remitido.

México padece una ola de violencia en la mayoría de delitos tanto de alto como de bajo impacto. Por ejemplo, en el primer semestre del año se registraron 17.138 homicidios dolosos, lo que supone una media de 95,2 asesinatos diarios y un 7,2 % superior respecto a las estadísticas del primer semestre del 2018, cuando se reportaron 15.973 casos.


Anuncio