Anuncio
Share

Gobierno de México agradece el apoyo de las empresas en la crisis migratoria

Gobierno de México agradece el apoyo de las empresas en la crisis migratoria

El subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE), Maximiliano Reyes, habla este miércoles durante una rueda de prensa con representantes de empresas y organizaciones civiles, en Ciudad de México (México). EFE/ José Méndez

EFE

El Gobierno de México agradeció este miércoles a algunas empresas y organizaciones su apoyo en la crisis migratoria que el país vive y en la que ha tenido que atender el incesante flujo de migrantes en medio de críticas por su labor.

Durante un acto celebrado en la Secretaría de Exteriores (SRE), el subsecretario para América Latina y El Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, aseguró que se ha podido brindar una mejor atención a los migrantes gracias a “la solidaridad, la responsabilidad y la preocupación” de estas empresas y organizaciones.

La colaboración con entidades privadas ha ayudado a “atender en mejores condiciones las instalaciones y los procesos, especialmente de las niñas, niños y adolescentes migrantes”.

Zuñiga también anunció que el fin de semana del 16 y 17 de agosto se “entregarán físicamente una muy buena parte de los trabajos que se están realizando” en favor del migrante y que han contado con la participación de empresas.

Anuncio

Este acto se llevará a cabo en la ciudad fronteriza de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas.

Será la conclusión de una primera colaboración entre empresas y Gobierno, sin cerrar la puerta a nuevas colaboraciones.

“Concluimos esta primera etapa y ojalá nos puedan seguir ayudando en el futuro”, concluyó.

Entre estas empresas se encuentran grandes compañías como la empresa de telecomunicaciones Telmex, las aerolíneas Aeroméxico y Volaris, o el Grupo Bimbo o la Fundación Televisa, la cuales colaboraron de distintas maneras.

Anuncio

Asimismo, también colaboraron organizaciones como la US-México Foundation, una organización para la cooperación entre ambos países.

Su director, Enrique Perret, expuso que “hay que apoyar siempre”, pero, sobre todo, es “en los momentos más difíciles” cuando hay que apoyar más.

Desde finales de 2018, miles de migrantes centroamericanos ingresan a México huyendo de sus países, envueltos en condiciones de pobreza y violencia, para llegar a Estados Unidos en busca de una vida mejor.

El pasado 7 de junio, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo -que evitó una imposición de aranceles y una más que probable guerra comercial entre ambos países- en el que el país latinoamericano se comprometió a reducir el flujo migratorio.

Hasta el momento, a dos meses de que comenzasen las medidas -más fuerzas de seguridad en las fronteras, más personal migratorio y cero concesiones ante de la inmigración- el flujo se ha reducido un 39 %, de acuerdo con cifras recientes del Gobierno mexicano.

No obstante, en mitad de estas acciones han emergido duras críticas de organizaciones internacionales al Gobierno, denunciando malas condiciones que los menores tienen en las estaciones migratorias.

Precisamente, la US-México Foundation se centró en atender a los infantes. “Estamos entregando utensilios educativos, cuadernillos, juguetes, ropa para los niños”, precisó Perret, en busca de mejorar las condiciones de los albergues y estaciones migratorias.

Apuntó que entienden que la estancia en los albergues puede durar “días, a veces meses”, en los que, si no se les dedica “atención a estos niños, pueden tener causas severas en el futuro”.

Anuncio

Durante su turno de palabra, Aarón Elizondo, director de estrategia de transformación de la cadena comercial Coppel, expuso que se han otorgado “importantes donativos en especie para hacer llegar ropa y bienes de primera necesidad” a los migrantes.

Elizondo se mostró orgulloso de poder ayudar a lo que consideró una “política migratoria digna y respetuosa con los derechos humanos”.

Desde que se intensificaron los esfuerzos por contener el flujo migratorio -no exentos de polémica por el envío de militares a las fronteras- el Gobierno de México ha reiterado en múltiples ocasiones que se está atendiendo el fenómeno con sumo respeto a los derechos humanos.

Jose Alfonso Lozano, director de asuntos corporativos de la aerolínea Volaris apuntó por su parte que la empresa aportó con vuelos para repatriar a aquellas personas que querían regresar voluntariamente a su país.

“Encontramos la necesidad de reunir familias que estaban dispersas”, aseguró.

En su turno de palabra, el subdirector de desarrollo de soluciones y bibliotecas de Telmex, Octavio Orozco, apuntó que su empresa ha contribuido con la instalación de bibliotecas digitales y computadoras en cuatro estaciones migratorias.


Anuncio