Anuncio
Share

La ONU denuncia decenas de miles de secuestros y desapariciones en Siria

La ONU denuncia decenas de miles de secuestros y desapariciones en Siria

Fotografía de la vicesecretaria general del organismo, Rosemary DiCarlo. EFE/Andrew Gombert /Archivo

EFE

Naciones Unidas denunció este miércoles en una reunión del Consejo de Seguridad el secuestro y la desaparición de decenas de miles de sirios, de los que según varios informes es responsable, en la mayoría de los casos, el Gobierno del país.

“Mientras que la ONU no lo ha podido verificar, hay informes que sugieren que más de 100.000 personas hasta el momento han sido detenidas, secuestradas, o han desaparecido en su mayoría, aunque no sólo, por obra del gobierno sirio”, apuntó en su discurso la vicesecretaria general del organismo, Rosemary DiCarlo.

La representante de la ONU señaló que no tiene estadísticas oficiales “dada la continuada falta de acceso a los lugares de detención”, y concretó que las cifras provienen de información de la Comisión de Investigación para Siria del Consejo de Derechos Humanos y de otras organizaciones.

DiCarlo denunció que los detenidos, entre los que se encuentran mujeres y niños, no tienen acceso a representación legal ni a sus familias, y que las muertes durante estos arrestos siguen sucediendo como resultado de torturas, negligencias o condiciones inhumanas.

Anuncio

Además, destacó las dificultades extraordinarias a las que se enfrentan los familiares de los muertos estando detenidos por la falta de certificados de fallecimiento, lo que puede llevar a que las esposas de las víctimas se queden sin derecho legal a su vivienda o terrenos.

DiCarlo recordó asimismo que, desde 2011, la comisión de Derechos Humanos ha llevado a cabo investigaciones que han demostrado la detención sistemática de disidentes, algunos de los cuales han sido torturados y asesinados, algo que demuestran las más de 50.000 fotos que vieron la luz en 2014 gracias a un desertor del ejército sirio.

Apuntó, sin embargo, que el gobierno sirio no es el único culpable de las desapariciones, torturas y los arrestos arbitrarios, y señaló a organizaciones terroristas como el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL) y Hay’at Tahrir al-Sham.

Durante la reunión del Consejo de Seguridad, intervino una ciudadana siria que se identificó como la doctora Hala, de la organización “Syria’s Bright Future” (el brillante futuro de Siria), que contó como su cuñado, hermano y siete primos fueron detenidos en 2013.

Anuncio

Hala habló de abusos sexuales y físicos, tortura, inanición, y “condiciones de vida extremadamente difíciles” en las que los detenidos permanecen en celdas con cadáveres durante días, o en “confinamiento solitario en habitaciones del tamaño de un ataúd”.

“El Consejo de Seguridad debe aprobar una resolución para presionar al Gobierno de Siria, que publique una lista con el nombre de los detenidos, el lugar de su detención y su estado”, urgió Hala.

La resolución, además, debería exigir la liberación inmediata y unilateral de todos aquellos que hayan sido detenidos de manera arbitraria.

Por su parte, el representante de Siria en la ONU, Bashar Jaafari, rechazó las acusaciones y afirmó que EE.UU., Francia y el Reino Unido, 3 de los 9 países que convocaron esta reunión del Consejo de Seguridad, “explotan esta tribuna para denigrar al gobierno sirio”.

“No tienen capacidad jurídica ni moral para pedir que se celebre una reunión sobre la situación humanitaria en Siria”, dijo Jaafari, que apuntó que estas naciones han “participado en una agresión directa” a la nación, y que nunca se han interesado por los derechos humanos.


Anuncio