Anuncio
Share

Demandan a la Casa Blanca por reducir sanciones por no ahorrar combustible

Demandan a la Casa Blanca por reducir sanciones por no ahorrar combustible

La Fiscal General de Nueva York, Letitia James (c), la directora del censo de Nueva York, Julie Menin (i), y el director del proyecto de derecho a voto de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Dale Ho (d), acuden al Tribunal Supremo de Estados Unidos, en Washington. EFE/ Shawn Thew/Archivo

EFE

Una coalición de fiscales presentó este viernes en Nueva York una demanda en contra de la decisión de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de reducir las sanciones a fabricantes de automóviles que no cumplan con las normas de ahorro de combustible.

En la demanda, presentada en la Corte federal de Apelaciones para el Segundo Circuito, afirman que la nueva regla de la Administración Nacional para la Seguridad en la Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) es “ilegal” y recompensa a los fabricantes de autos que no producen vehículos de bajo consumo, indican en un comunicado conjunto.

“Sin fuertes sanciones por violar los estándares de eficiencia de combustible, nuestra economía y medio ambiente siguen en peligro. Como hemos hecho en el pasado, continuaremos luchando contra los planes de la Administración Trump de ignorar las realidades del cambio climático y ganaremos”, afirmó la fiscal general de Nueva York, que lidera la demanda, Letitia James.

La nueva norma deroga una medida adoptada bajo la Administración del presidente Barack Obama, que impuso una sanción a los fabricantes de vehículos por no cumplir con los estándares que requieren un promedio de consumo de combustible (conocidos como CAFE por sus siglas en inglés) para los vehículos nuevos que venden cada año.

Anuncio

La sanción impuesta durante la Administración Obama fue de 14 dólares por cada décima de una milla por galón (0,05 kilómetros/litro) perdido, como lo exige La Ley de Ajuste de Inflación de 2015, explican en el comunicado.

Indican además que la propuesta de la NHTSA bajo esta Administración reduciría la multa a 5,50 dólares por décima de un galón, “una cantidad muy por debajo de la penalización ajustada por inflación requerida por las leyes federales”.

La coalición de 13 fiscales demócratas alega que la ley de reemplazo viola la actual ley federal, que ordena que las agencias públicas actualicen sus sanciones civiles para tener en cuenta la inflación utilizando un calendario y una fórmula para el ajuste, y se basa en un impacto económico erróneo de las multas ajustadas a la inflación.

De acuerdo con los fiscales, la ley de reemplazo fue presentada luego de un anterior intento de la Administración Trump de retrasar las sanciones aprobadas bajo el anterior gobierno.

Anuncio

En concreto, el 12 de julio de 2017, la NHTSA publicó un aviso en el Registro Federal, anunciando un retraso indefinido de la sanción. aprobada por la pasada administración Obama.

Sin embargo, tras una demanda liderada por los estados de Nueva York y California, en abril de 2018, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito emitió una decisión en contra de los planes de la Administración Trump.

La demanda presentada este viernes está coliderada por el fiscal general de California, Xavier Becerra, quien afirmó que los automóviles eficientes en combustible “son buenos para la economía, el medio ambiente y nuestra salud”.

“Los estándares de CAFE han demostrado su valor. Salimos victoriosos en nuestra anterior batalla judicial contra el presidente Trump para mantener las sanciones establecidas para quienes violen los estándares de emisión y ahorro de combustible, tal y como lo exigen las leyes”, afirmó.


Anuncio